Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Osos asesinos’ Category

En un informe publicitado, hace un lustro, por la agencia EFE, analiza la información sobre 664 ataques registrados de osos en USA, Europa y Asia. En Norteamérica se tuvo constancia de 183 ataques, de 291 en Europa y de 190 en Asia, aunque en este último caso con datos parciales.

La mayoría de los ataques, un 85,7%, se saldaron con heridas y, en el caso de Europa, solo el 6,6% fueron letales, frente al 13,1% de Norteamérica y el 32% de Asia.

Recientemente las autoridades en el oeste de Montana-USA estaban buscando a un oso que mató a una mujer que estaba acampando (1).

“En este momento no hemos identificado específicamente que este incidente involucre a un oso grizzly”, dijo a KGVO News. “Solo sabemos que es un oso el que estuvo involucrado”.

Tanto la oficina del alguacil como Montana Fish, Wildlife and Parks estaban buscando al oso, cerrando el área que rodea a Ovando a los campistas. Las autoridades no identificaron a la víctima, a la espera de la notificación a los familiares.

El ataque del martes fue el más reciente de varios ataques de osos en Montana. En abril, un guía de travesía, Charles Mock, murió a causa de las heridas después de que un oso grizzly lo atacara cerca de un campamento en las afueras de West Yellowstone. Un oso macho fue asesinado a tiros cuando cargó contra los trabajadores que investigaban el ataque.

En julio pasado, un hombre de Montana resultó gravemente herido por un oso grizzly, y en septiembre, una madre oso grizzly con cachorros atacó a un hombre. Llamó al 911 y luego lo llevaron al hospital.

Después del ataque fatal en abril, Morgan Jacobsen, portavoz de Montana Fish, Wildlife and Parks, dijo que era probable que se produjeran más encuentros entre humanos y osos pardos, a medida que los humanos se adentraban más en el hábitat de una creciente población de osos.

Los ataques fatales de osos son relativamente raros; Desde que se estableció el Parque Nacional Yellowstone en 1872, los osos han matado a ocho personas en el parque, que se extiende por partes de Wyoming, Idaho y Montana.

Un informe del estado de Montana publicado este año mostró que las muertes de osos pardos en la porción estatal del Gran Ecosistema de Yellowstone aumentaron en 2020 a 17 muertes, siete más que el promedio de 10 años.

Si bien se pensaba que había más de 50,000 osos pardos deambulando por América del Norte hace siglos, ahora se cree que quedan menos de 1,500 en los Estados Unidos al sur de Canadá, según la Federación Nacional de Vida Silvestre.

Desde 1975, la Ley de Especies en Peligro de Extinción ha protegido a los osos pardos como una especie amenazada en los 48 estados más bajos, lo que significa que es ilegal dañar o matar a los animales, excepto en casos de autodefensa o la defensa de otros.

En 2017, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU. Eliminó esas protecciones, pero un año después, un tribunal federal obligó a la agencia a volver a incluir al oso grizzly en la lista. Una revisión de estado de cinco años publicada por el servicio en marzo de este año no recomendó ningún cambio en el estado actual del oso.

El número de ataques en países donde esta especie se caza es similar al de países donde está prohibida lo que, según los investigadores, contradice la hipótesis de que la actividad cinegética eliminaría los individuos más extrovertidos que podrían ser aquellos más propensos a atacar seres humanos.

Los ataques defensivos de osas con crías fueron el escenario más frecuente (47%) seguidos por los producidos en encuentros repentinos a corta distancia (20%) y a continuación se sitúan los provocados por la presencia de perros (17%) o de ejemplares heridos o atrapados (10%), mientras que los predatorios se sitúan en un 5%.

El estudio sitúa como una de las posibles causas del aumento de los ataques es el incremento de la población humana, así como el número de osos pardos en algunas zonas y, fundamentalmente, la mayor accesibilidad a sus hábitats, lo que conlleva una mayor probabilidad de encuentro de ambos.

Además, señala, el auge del turismo rural y de actividades al aire libre en zonas donde está presente la especie hace que se produzca un incremento en el uso intensivo de estos espacios por parte de personas no acostumbradas a coexistir con la fauna salvaje.

El hecho de que la mayor parte de estas reacciones defensivas sean realizadas por hembras con crías indica que estas pueden fácilmente responder de manera agresiva a encuentros cercanos con humanos si ven comprometida la seguridad de las crías.

El estudio plantea desarrollar campañas de sensibilización y, siempre que sea posible, adoptar medidas como la restricción temporal a zonas con presencia de hembras con crías a la vez que incide en que esos ataques defensivos suelen ser el resultado de comportamientos humanos inapropiados de cara a evitar encuentros.

Caminar solo y fuera de los caminos habituales, llevar perros sin atar o perseguir a un oso en un lance de caza son escenarios habituales en los ataques que se reducirían con campañas de sensibilización, mientras que hacer ruido, sobre todo en zonas de densa vegetación, o ir en grupo reduce el margen de sorprenderlos a corta distancia y ayuda a que el oso huya evitando el encuentro.

Además, incide en que el uso de esprays de pimienta específicos para osos es una herramienta eficaz para detener ataques, una medida no letal y muy extendida en Norteamérica que en Europa se utiliza sólo en algunos países, mientras que en otros es ilegal.

La población mundial de osos se encuentra estabilizada en unos 200.000 ejemplares -unos 100.000 en Rusia; 15.400 en el resto de Europa y 58.000 en Norteamérica- mientras que en España, según los últimos datos disponibles, se calcula que viven algo más de 300 ejemplares en la cordillera cantábrica y cerca de medio centenar en el área pirenaica distribuidos principalmente en su zona central.

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (C.V.P.)

Fuentes usadas:

(1)= https://www.nytimes.com/2021/07/07/us/grizzly-bear-attack-montana.html?action=click&algo=bandit-all-surfaces&block=more_in_recirc&fellback=false&imp_id=280177326&impression_id=331bb700-e072-11eb-bcac-89bbe4e0cf4f&index=0&pgtype=Article&pool=more_in_pools%2Fus&region=footer&req_id=11354461&surface=eos-more-in&variant=0_bandit-all-surfaces

(2)= https://www.nationalgeographic.es/animales/2021/02/los-osos-grizzly-estan-recuperandose-pero-aumentan-interacciones-con-humanos

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: