Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Estafas’ Category

Una joven mujer Brittany Ozarowski (20) es acusada de mentir acerca de tener cáncer para obtener dinero para su adicción a la heroína. Por la cual presento una pagina en Internet donde pedía y recibía las donaciones del público de buena voluntad que quería ayudarla

 10-05-2012-015917PM

Brittany Ozarowski vive en Long Island, New York. Ella decia que tenia cancer y multiples lesiones producto de un trágico accidente. Ella pedía  que le donen dinero para cubrir sus gastos medicos en una pagina web que ella habia creado.

El propietario de una tienda “Toscana” dice que su tienda celebró una cena-baile y recaudó más de $ 7.000 para Ozarowski. El propietario dice que uso sobre $ 5,000 de su propio dinero también. Ozarowski también creó un sitio web (Inglés), para obtener mas donaciones.

MCSO09ARR006342

Brittany Ozarowski se enfrenta a 24 cargos, incluyendo la estafa y el robo. 

A continuación veamos una copia de su página Web, la cual ya ha sido bloqueada para seguir recibiendo dinero en donaciones de apoyo  por su supuesta enfermedad:

My Story

Let me begin by introducing myself, my name is Brittany and I am 20 years old. In March of 2011 I was in a terrible car accident where I sustained multiple injuries as follows: I shattered my right femoral head, fractured my right femur, fractured my pelvis, dislocated and fractured my S.I joint in my back, collapsed my right lung, had 20 staples in my head, fractured my L1, L3, and L5 in my spine and shattered my L2.

I have nerve damage and severe muscle abnormalities throughout my body. In September of 2011 I was diagnosed with stage two ovarian cancer as well as stomach cancer. After multiple treatments of both radiation and chemotherapy I had beaten cancer as of December 2011. I was cancer free until they had found a tumor on my left hip in February 2012. That is when I found out that I have bone cancer. The cancer has spread to my spine as well as my brain. So once again I was in need of radiation treatments as well as chemotherapy treatments.

This time the medicine was much more expensive and my family had already liquidated all assets since September. I have tried to receive financial help from many different charities, catholic charities, cancer organizations, and organizations of all types for that matter. It is very hard to receive financial help. The treatments are about $33,000 each day and although my doctor has been incredible with helping my family financially I am still short. I have set up donation jars around my town in hopes of getting help from the community.

Many places will not help with fundraising to individuals only organizations. I have very few options left and I am still in desperate need of treatments.

Please click here to donate! No donation is too big nor too small, anything at all would help greatly. If there is anyway you can help to donate anything or help with fundraising it would be greatly appreciated very much by both my family and I. Thank you very much for taking your time to read my story.

♥ Brittany

******************************************************************************************************************

Este es uno de los miles de casos que se ven en el mundo, donde USA es el líder,  donde el principal valor de muchos seres humanos es el dinero y tratan de conseguirlo a toda costa: aunque tengan ya una buena cantidad de dinero; pero quieren mas y mas. Generalmente para lujos o vicios.

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin tiempo (CTsT)

Anuncios

Read Full Post »

Tipos de delitos o crimenes en mundo actual

Una de las cosas que debo hacer en este blog policial es definir mi base de datos, en general, para que se pueda entender donde se ubican los diversos artículos que escribo, publico o comparto en este blog.

Como ya lo explique anteriormente mi intención es la de compartir algunas noticias policiales las cuales son interesantes de compartir, por su frecuencia, actualidad o porque están muy cerca a mi experiencia de vida.

Generalmente las noticias las trato de documentar en forma resumida o didáctica, por fotos, ilustraciones o detalles, mucho mayores que el que dan los periódicos, noticieros o revistas que tratan las noticias policiales diariamente.

Asimismo todos estos temas los trato de hacer como las piezas de un rompecabezas el cual una vez completo ira a formar parte de un conjunto de hechos humanos, junto con los otros temas que van en mis otros blogs y me permitirá completar un proyecto personal que empece el 2007.

Respecto a mi base de datos personal, de fuentes confiables, publicas o personales, es tan numerosa que solo puedo compartir una pequeña parte, debido a razones de fuerza mayor; sin embargo trato de que sea una muestra representativa de los mejores casos policiales que pueda ver.

El indice general de los tipos de delitos o crímenes tratados en este blog son:

 

  1. Acoso o Abuso sexual: Abuso o tortura domesticas, Abuso sexual de niños, Acoso sexual laboral, los manoseos públicos y los acosadores sexuales diversos (generalmente hombres contra mujeres)

  1. Prostitución o Trata de personas: Trafico humano y mafias internacionales, familias que prostituyen a sus propios hijos y pornografía o prostitución diversa.

 

  1. Violaciones sexuales: Violaciones en USA y el resto del mundo, Turismo sexual, Violaciones de sacerdotes, policías o militares, violaciones en cárceles o callejeras y mujeres que perdonaron a sus violadores.

  1. Asesinatos diversos: Asesinatos de niños, Mujeres, familias,…a nivel mundial. Asesinatos por robos o drogas. Asesinatos en serie o masacres. Asesinatos por odio o racial. Asesinatos por pandilleros o mafias delincuenciales. Asesinatos de personas publicas, etc.

  1. Ciencia Forense, FBI o criminalistica: Ciencia forense, Criminalistica o técnica policial y casos reales del FBI.

  1. Suicidios diversos: Suicidios por dinero, por Amor, por burlas o insultos (bullying), por drogas, etc.

  1. Animales asesinos: Tigres, perros, cocodrilos, coyotes, chimpancé, elefante, orca, etc.

 

  1. Muerte o Abuso de animales: Ardillas, perros, gatos, toros, elefantes, etc.

 

  1. Asaltos o robos diversos: Bancos, joyerías, delitos informáticos, casos curiosos (hija de millonario…), etc.

 

  1. Carceles, Presos, Historias: Cárceles en USA y el resto del mundo. Curiosidades carcelarias, pena de muerte y presos inocentes.

 

  1. Drogas, mafias o pandillas: En todos los países del mundo actual.

  1. Estafas, infidelidad o corrupción: Corrupción a todo nivel, estafas diversas (reportar delitos falsos) e infidelidades de todo tipo.

 

  1. Secuestros, desapariciones o chantajes: Personas o familias desaparecidas, piratas, secuestrados en avión, bus, etc.

  1. Curiosidades policiales: Primera mujer policía  cámaras de vigilancia , estadísticas criminales, sueldos de policías  GPS para autos, multas e infracciones, huelgas o reclamos policiales, etc.

  1. Terrorismo: Grupos o terroristas ,a nivel mundial, y sus atentados. Esto incluye a radicales independientes que odian a otros seres humanos o locos asesinos, etc.

 

  1. Delitos raros o increibles: Casos históricos (Dingo canibal), ácido contra mujeres, venganza de dentista, necrofilia, potos de cemento, psiquiatra bipolar, etc.

 

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

 

 

 

Read Full Post »

Sture Bergwall está recluido en una clínica psiquiátrica sueca desde 1991. Se autoinculpó de 32 crímenes, le condenaron por ocho. Un periodista pertinaz desmontó la leyenda del supuesto asesino en serie y denunció cómo jueces y policías se habían dejado engañar

El pequeño Johan Asplund salió de casa a las ocho de la mañana, como todos los días, para ir a la escuela. Fue el viernes 7 de noviembre de 1980. Tenía 11 años. Nunca volvió a aparecer. Su caso se convirtió en uno de los misterios sin resolver más conocidos de Suecia. Trece años más tarde, el 8 de marzo de 1993, saltaba la noticia. Un enfermo mental de la clínica de psiquiatría forense de Säter acababa de confesar el crimen. Así reproducía el diario Expressen, el 15 marzo de 1993, la confesión de ese hombre de 42 años llamado Thomas Quick. “Le cogí a la salida del colegio y le metí en el coche. Conduje hasta el bosque y violé al chico. No quería matar a Johan. Pero entré en pánico y le estrangulé. Enterré su cuerpo para que nadie pudiera encontrarlo”.

El fiscal general del Estado, Christher van der Kwast, tardó siete años en construir un caso contra Quick. Los restos del cuerpo del chico no aparecieron donde el presunto asesino decía que podían estar. Pero la confesión era muy prolífica en detalles. En su opinión, más que suficiente para presentar cargos. Para entonces, año 2001, hacía ya tiempo que Quick se había convertido en el asesino en serie más conocido de la historia en Suecia. Su sucesión de autoinculpaciones había supuesto un continuo crescendo de crímenes cada vez más atroces. En el caso Johan Asplund, llegó a confesar que se comió los dedos del pequeño.

Pero el 2 de junio de 2008 se desdijo de todo.

Thomas Quick se llama en realidad Sture Bergwall. Tiene 62 años. Sigue recluso entre los muros amarillos de la clínica de Säter, lugar de encierro para enfermos mentales peligrosos. Lleva allí 21 años. Una buena parte, con el estatus de un VIP, según cuenta el criminólogo Leif G. W. Persson. La historia de Quick/Bergwall está a la altura de esas novelas negras que nos llegan desde latitudes escandinavas.

“Así que viene usted a ver al hombre especial”, espeta la noche anterior a nuestro encuentro con Bergwall el camarero del único bar que queda abierto a las diez de la noche en Säter, pueblo situado a tres horas en coche de Estocolmo, dirección norte. “Ese hombre es un psicópata; si sale de ahí, volverá a matar. Tenga cuidado”.

Bergwall se autoinculpó de 32 asesinatos. Le condenaron por ocho. Ya le han retirado cinco condenas

Resulta curioso que ni siquiera en el pueblo que alberga a Bergwall sepan que todo ha cambiado. Que el relato ya es otro. Que el “hombre especial” está siendo descargado, una por una, de sus condenas por asesinato. En los años noventa se autoinculpó de 32 crímenes. Le condenaron por ocho. Ya le han retirado cinco. Esta misma semana le han exculpado formalmente del asesinato de dos chicas noruegas cuyos cuerpos fueron hallados a las afueras de Oslo: Trine Jensen, de 17 años; y Gry Storvick, de 23. Dos asesinatos que despertaron serias dudas en su momento. Él, que parecía un asesino, violador y descuartizador de chicos jóvenes, confesando un crimen heterosexual.

Quedan dos casos por despejar aún. Uno es el asesinato de Charles Zelmanovits, un chico de 15 años que vivió en España de los 6 a los 14, en Fuengirola. Su padre trabajaba en aquellos días como médico. Seis meses después de regresar a Suecia, Charles desaparecía tras una fiesta del colegio en Piteä, en el norte de Suecia. Fue el 13 de noviembre de 1976. Thomas Quick dijo haber desmembrado el cuerpo del joven y haberse llevado algunas partes. El otro es el de una pareja de holandeses, Marinus y Janny Stegehuis, salvajemente apuñalados en la madrugada del 13 de julio de 1984 en un paraíso de la naturaleza, en tierras laponas, a orillas del maravilloso lago Appojaure.

El abogado de Bergwall, Thomas Olsson, da por hecho que estas condenas no tardarán en ser retiradas. Los casos contra Quick se fundamentaron, sobre todo, en sus detalladas autoinculpaciones. Y se ha retractado. “Todos los casos fueron construidos igual: sin pruebas biológicas, sin huellas, sin rastros de ADN, sin testigos, sin evidencias”, dice el abogado, uno de los más reputados en Suecia, hombre elegante y sarcástico. “En cuanto le cambiaron la medicación dejó de confesar”. Bajo los efectos de ingentes dosis de benzodiacepina, un medicamento que inhibe y puede permitir al paciente perder la empatía y decir cualquier cosa, Bergwall ofrecía minuciosísimos relatos de crímenes en sesiones de terapia. Cuanto más contaba, más medicación le daban. Cuanto más medicación le daban, más contaba.

“Todos los casos fueron construidos igual: sin huellas, sin ADN, sin testigos, sin evidencias”, dice su abogado

Bergwall era un adicto a las drogas desde su adolescencia. Empezó acolocarse con pañuelos empapados en disolvente.

Monstruo, violador, sádico, pederasta, caníbal. Thomas Quick fue todo eso durante 20 años. Hasta que en su camino se cruzó un periodista pertinaz y obsesivo, de nombre Hannes Rastam, dispuesto a aclarar todas las dudas que la autoría de esos crímenes horribles siempre suscitó. Su trabajo de investigación se ha convertido en un jaque al sistema judicial, policial y de salud mental sueco. Rastam, que murió en enero, al día siguiente de dictar la última página de su libro Thomas Quick: la fabricación de un asesino en serie, consiguió arrancarle la gran confesión, durante años sepultada en esa mente enferma: todo fue una gran mentira.

Clínica de psiquiatría forense de Säter. Dos celadores custodian la entrevista con Sture Bergwall. Hemos atravesado cinco puertas acorazadas para llegar hasta él. La puerta de la calle; la puerta de la garita, donde se deja el pasaporte; el detector de metales, la puerta blanca, un pasillo, la puerta gris, un pasillo, la puerta rosa.

Pregunta. Pero usted ¿por qué mintió?—¿Por qué mintió?

—Fue una manera de conseguir ansiolíticos legalmente, y de pertenecer a algo

Respuesta. Fue una manera de conseguir ansiolíticos legalmente. Me permitió tener la sensación de pertenecer a algo. Empezó como una pequeña mentira que creció hasta convertirse en una enorme mentira.

Sture Bergwall responde a la pregunta pausadamente, tranquilo. Es un hombre corpulento, muy alto, 1,89. Manos grandes, gruesas, robustas; pies enfundados en unas sandalias negras, calcetines rojos. Estamos en una pequeña habitación de la clínica psiquiátrica, en la zona de visitas. Una muñeca rubia y un mueble repleto de juguetes descansan en el suelo de esta sala en que los reclusos reciben a la familia. Hay un microondas, café y vasos de plástico blanco. Todo apunta a que los muebles, cómo no, deben de ser de Ikea.

Bergwall parece un señor normal; un señor normal y corriente.

La monstruosa espiral de sus confesiones arranca en un soleado día de junio de 1992. Apenas le quedan unos meses para salir de la clínica. Hace un día espléndido y Bergwall está tomando el sol en el lago Ljustern, acompañado de una enfermera. Lleva año y medio recluido, le han encerrado después de cometer un atraco, vestido de Papa Noel, en la casa de un bancario de su pueblo, Falun.

Arriba, reconstrucción de uno de los crímenes, en enero de 1995. De izquierda a derecha: el policía Seppo Pentinnen; Sture Bergwall; el abogado Claes Borgström, y la terapeuta Birgitta Ståhle. / SVEN ERIK RØED (SCANPIX NORWAY)

Bergwall es en esos momentos un hombre con antecedentes reales que se acaba de cambiar de nombre. Como no quiere que se le asocie con el atraco, adopta el apellido de soltera de su madre, Quick; y se pone Thomas porque le gusta cómo suena. A los 19 años ya había sido denunciado por abusar sexualmente de un chico de 14. También apuñaló a un hombre con el que compartió una noche. De hecho, no es esta su primera estancia en una clínica psiquiátrica.

Su sobrino Stefan Hazianastasiou, al que hemos visitado en la localidad de Örebro (a 198 kilómetros de Estocolmo, dirección oeste) el día anterior a la entrevista en la clínica, sostiene que su tío quería evitar a toda costa el regreso a Falun, su pueblo. “Estaba avergonzado, para él era más cómodo quedarse en la clínica”, dice, con un café en la mano, en la cocina de su casa. Hazianastasiou recuerda que su tío siempre fue un gran contador de historias.

Total que en aquella mañana soleada a Bergwall se le ocurre decirle a la enfermera: “¿Qué pasaría si yo hubiera cometido algo grave?”.

Al día siguiente, el psiquiatra le recibe en su consulta para comentar lo sucedido.

— ¿Qué quiere decir usted con algo grave?, le pregunta el médico.

—Le daré una pista, responde Bergwall: AS.

—¿AS?

—AS, de asesinato.

“Yo vivía rodeado de criminales violentos en la clínica”, explica Bergwall, recordando aquel episodio. “Tenía que contar algo realmente gordo para destacar, para que me prestaran atención”.

Decidió recurrir al asesinato que mejor conocía, el misterio sin resolver más célebre en aquellos días: la desaparición del pequeño Johan Asplund. “Yo no podía imaginar las consecuencias de lo que dije en ese momento. No fue una decisión racional, fue como un juego semántico inocente”.

El interés de los médicos ya estaba captado. Había que mantenerlo. Confesó un segundo crimen, pero esta vez eligió un caso que hubiera prescrito: el asesinato de Thomas Blomgren, acaecido en 1964. Perfecto: por aquel entonces, Bergwall solo tenía 14 años, no podrían condenarle.

La investigación policial por el caso Asplund aún no había arrancado, de modo que Bergwall todavía disponía de fines de semana libres. Podía entrar y salir. Para ser verosímil, debía documentarse. La Biblioteca Real de Estocolmo era la mejor opción. Los artículos de la época, plagados de detalles, y los microfilmes le ayudaron a construir un relato preciso de la muerte de Thomas Blomgren, un niño de 14 años. “Cuando se lo conté a los médicos, se lo tomaron como una historia real”.

Es en mayo de 1993, un año después de la primera confesión, cuando el fiscal general del Estado, Christer van der Kwast, anuncia que está considerando presentar cargos contra Quick, según relata el libro de Rastam. Anuncia a la prensa que el enfermo ha señalado los lugares en que se encuentra el cuerpo de Johan Asplund. Todavía no lo han encontrado, no obstante.

Esos restos, de hecho, nunca han sido hallados.

Björn Asplund, el padre de Johan, nunca creyó que Bergwall pudiera ser el asesino de su hijo. “Ese hombre no era capaz ni de trocear una salchicha”, dice, fumando un cigarrillo de liar en el interior de su barco-vivienda, atracado al borde del lago Mälaren, en el corazón de Estocolmo. Asplund siempre sospechó del padrastro de Johan, un cardiólogo que, de hecho, fue condenado por secuestrar al pequeño.

Al supuesto asesino le daban información en terapia. Le ‘ayudaban’ a recordar, dice el padre de una víctima

El presunto asesino en serie confesó a la policía que el pequeño Johan tenía una marca especial: una especie de corte en la barriga. Asplund saca una servilleta de papel y hace un croquis. Señala que la marca especial de su hijo era una especie de lunar en una de sus nalgas. Se lo contó a la policía. Bergwall acabó cambiando su testimonio y hablando de esa marca en el juicio. “Había una estrecha cooperación entre terapeutas y policía, que compartían información”, dice Asplund. Señala que al enfermo le daban información en terapia. Le ayudaban a recordar.

La periodista Jenny Küttim, mano derecha de Hannes Rastam, que realizó toda la investigación para el libro a su lado, es aún más tajante: “Los terapeutas actuaban como policías y los policías, como terapeutas”.

El patrón era siempre el mismo. Lo cuenta el abogado Olsson. Bergwall confesaba en terapia. Daba detalles de los crímenes. Pero se equivocaba una y otra vez. Por ejemplo, en el caso de la joven Therese Johanessen, una menor de nueve años desaparecida, dijo que era rubia, con ojos azules, que vivía en un pequeño pueblo, que el día de autos fue soleado. En realidad, la pequeña era morena (era hija de un español, Jesús); tenía ojos castaños; vivía en la ciudad. “Y aquel día fue el más lluvioso de los últimos diez años”, remata Thomas Olsson, sarcástico.

Un psicólogo fue acusado de usar “métodos manipulativos” para que Bergwall construyera historias

Con todo, Bergwall se empezó a convertir en un experto en extraer información de policías y terapeutas. “Yo disponía de datos muy básicos, de la prensa”, explica el enfermo en la clínica, “así que daba respuestas muy vagas y esperaba a que me dieran opciones. Luego leía sus reacciones. Cuando me preguntaban: ‘¿Está seguro?’, ya sabía que había dado la respuesta incorrecta”.

P. ¿Y no se paró a pensar en las víctimas y sus familias? ¿No pensó en dar marcha atrás en algún momento?

R. Desde el principio tuve ganas de dar marcha atrás en mis confesiones, pero me avergonzaba hacerlo. Yo estaba a merced de los médicos: retractarme suponía traicionarles, decirles que llevaba tiempo contándoles mentiras. Además, me gustaba ver que se interesaban por mí.

Incluso los errores en las confesiones de Bergwall conseguían acomodo en el guion de esta pesadilla. “El hecho de que siempre se equivocara fue usado como argumento de que realmente era el asesino; decían que tenía tanta ansiedad al recordar esos asesinatos, que se protegía de ellos”, explica Leyla Belle Drake, editora del libro de Hannes Rastam. “Cuando acudía a sus recuerdos, con la ayuda de los terapeutas, tenía que hacerlo mediante una elipsis, esa era la teoría. Empezaba con mentiras porque se estaba protegiendo a sí mismo de esos recuerdos horribles”. El arquitecto de esta teoría fue el experto en memoria Sven Ake Christianson, explica Belle Drake. La tesis: Quick había borrado los sucesos más dolorosos de su vida, por eso el recuerdo de sus crímenes era tan borroso. De pequeño había sufrido abusos sexuales, según contó en terapia. Había sido obligado a tener sexo oral y anal con su padre a los cuatro años. Un episodio en el que fue sorprendido por su madre, que, fruto del shock, perdió al hijo que llevaba en el vientre. Su madre siempre culpó a Bergwall de esa muerte.

P. Pero ¿por qué fabricó usted semejante historia?

R. La terapia que yo hacía estaba basada en que mis acciones de adulto debían estar relacionadas con acontecimientos de mi infancia. Si había asesinado de adulto, debía haber hechos en mi infancia que se correspondiesen. Además, con la benzodiazepina era capaz de contar cualquier cosa sin problemas.

“Yo estaba medicado y drogado. Estaba atrapado. De noche, golpeaba mi cabeza contra las paredes”

Las consecuencias de estas confesiones en su familia fueron devastadores, cuenta su sobrino. Aunque ahora todo se ha recompuesto.

P. ¿Los efectos de la medicación eran muy fuertes?

R. Yo estaba muy medicado y drogado. Estaba completamente atrapado en esa situación. Me desesperaba y, por las noches, golpeaba mi cabeza contra las paredes. Tenía altos niveles de ansiedad como consecuencia de las confesiones, de las investigaciones, y de los efectos secundarios de las drogas.

P. Sus confesiones se hicieron crecientemente violentas. Llegó a hablar de canibalismo. ¿Cómo llegó hasta ese punto?

R. Cuanto peores eran las historias que contaba sobre lo que me habían hecho mis padres, peores tenían que ser mis confesiones.

P. ¿Le guiaron en ese crescendo?

R. Los psicólogos y los terapeutas nunca tenían suficiente, siempre querían más.

P. ¿Y qué pasaba cuando todo ello era confirmado por la Justicia y le condenaban?

R. Me era indiferente. Para mí lo importante era mi situación en la clínica, aquí dentro.

El 12 de junio de 1998, en un artículo en el diario Svenska Dagbladet, la prestigiosa psicóloga Astrid Holgersson ya acusaba a Sven Ake Christianson de usar “sugestión y métodos manipulativos” para ayudar a Quick a que construyera historias que no contradijeran los hechos de los crímenes. Holgersson acuñó el término de Equipo Quick, el grupo de los que construyeron la leyenda del asesino en serie: el investigador que lideraba las pesquisas, Seppo Pentinnen; la terapeuta Birgitta Stahle; el fiscal Christer van der Kwast, y el experto en memoria Sven Ake Christianson, con el que nos pusimos en contacto, pero que declinó hacer declaraciones. Tampoco quiso hablar en Estocolmo Claes Borgström, abogado de Quick en aquellos días, criticado por no cuestionar la versión construida por el Equipo Quick. De él, dice Bergwall: “Como cliente, me sentí traicionado”.

La ayuda para recordar, en algunos casos, llegaba hasta el punto de reconstruir la escena del crimen fielmente. Así ocurrió el 9 de enero de 1995, día en que Quick se subió a bordo de un jet privado con asientos de cuero para abordar la reconstrucción del crimen de la pareja holandesa en Appojaure. A bordo, todo el Equipo Quick.

“Desde el principio quise dar marcha atrás en mis confesiones.Pero me avergonzaba hacerlo”

Jan Olsson, comisario de la Policía Criminal Central y experto en análisis de escenarios de crímenes, también fue enviado a tierras laponas para colaborar en la investigación. Al llegar, observó que se había encargado una réplica exacta de la tienda de campaña del asesinato, y que el Toyota Corolla de la pareja estaba situado en el sitio que reflejaban los informes policiales.

“Era la primera vez que veía algo así”, explica el veterano excomisario, de 76 años, en su apartamento en Estocolmo, con un gato blanco de angora reposando junto a él en el sofá. “Lo normal es llevar al sospechoso a la escena y que sea él quien diga dónde estaba cada cosa. Pero ellos pensaban que había que ayudarle a rememorar”.

Jan Olsson recuerda que Bergwall llegó al lugar del crimen y lo recreó entrando por el lado contrario de la tienda. “Se equivocó en todo”, afirma. Entró como un loco en la tienda para apuñalar a la pareja que había en el interior, cuando los informes policiales señalaban que habían sido apuñalados desde el exterior de la tienda.

Hicieron un receso en la reconstrucción. “Después de hablar con Seppo Pentinnen —el policía que llevaba las investigaciones— y alguna persona más, volvió a reconstruir el crimen. Pero esta vez lo hizo casi todo tal y como reflejaban los informes policiales”, afirma el excomisario.

A pesar de la retirada de cinco condenas, hay voces discordantes. Como la del entonces fiscal general del Estado, Christer van der Kwast: “Que él sea el asesino es una clara posibilidad”, confiesa en la cafetería de un céntrico hotel de Estocolmo. “Nos dijo cosas que solo el asesino podía saber. Es un tipo de psicópata complejo, un sádico, y tiene las características de un asesino en serie. Su habilidad de manipular a los que tenía a su alrededor supuso un problema del que éramos conscientes y que tuvimos que manejar. Los fiscales que han estado trabajando en los casos desde que retiró sus confesiones no han hecho bien su trabajo”.

El juez Göran Lambertz, que revisó el caso durante una semana en 2006 y no halló irregularidades, abunda en la idea. “Hay varios factores que apuntan a que realmente fue él: había cometido delitos con anterioridad; los médicos diagnosticaron que era una persona peligrosa, un agresor sexual en potencia; estuvo en clínicas psiquiátricas, pero anduvo libre entre 1976 y 1991; y 15 crímenes fueron cometidos en áreas en las que él pudo haber estado”.

Leif G. W. Persson, criminólogo —y novelista— que trabajó 30 años como policía y siguió de cerca las investigaciones, es claro: “Muchos investigadores abandonaron los casos por las dudas en torno a los procedimientos. Ese hombre no cometió un solo crimen, no es un asesino en serie. Para un profesional como yo, resultó evidente desde el principio. Pero para los que le rodeaban, aquello se convirtió en una religión”. Persson denuncia que se contravinieron todas las reglas: es inasumible, dice, que un solo policía condujera todos los interrogatorios, como así ocurrió. “Se cometieron errores en la investigación, en la instrucción, y los juzgados validaron esos errores. Esto es una catástrofe para el sistema judicial sueco”.

La periodista Jenny Küttim enfatiza que los miembros del Equipo Quickcimentaron sus carreras sobre el caso, que se aprovecharon de un enfermo mental. “Ahora han pasado más de 25 años, los auténticos asesinos están libres, y nunca les encontraremos. Eso es horrible. Quick causó mucho daño con sus confesiones, y tiene gran culpa en todo esto. Pero no hay que olvidar que es un enfermo, y que era un adicto a las drogas”.

La entrevista en la clínica llega a su fin.

P. ¿Es usted capaz de matar o ha sido capaz de matar alguna vez en su vida?

R. No.

P. ¿Usted ha cometido algún asesinato?

R. No.

P. Si sale de esta clínica, ¿qué será lo primero que haga?

R. Dar un largo paseo por el bosque, solo.

 

Una víctima en Fuengirola

J. ELOLA

Charles Zelmanovits, una de las supuestas víctimas de Bergwall, desapareció en Pitea, norte de Suecia, en la noche del 13 de noviembre de 1976. Volvía de una fiesta del colegio. Tenía 15 años.El chico se crió en Fuengirola. De los 6 a los 14 años, vivió en la localidad malagueña, donde su padre ejercía como médico: trataba a enfermos de reúma que buscaban curación en el clima del sur de España. Su hermano Frederick, que habla perfectamente español, vive en el sur de España, pero no desea hacer declaraciones hasta que el caso de su hermano se aclare. Bergwall confesó en su momento que estranguló y desmembró a Charles en el bosque. Este es uno de los casos que están siendo revisados por la Justica sueca, ahora que Bergwall ha retirado su autoinculpación.

Read Full Post »

A pesar de la gran difusión que existe sobre este tema, por lo menos desde hace una década donde empezó a tocarse estos casos de forma masiva por Internet, TV, diarios y los diversos medios de comunicación. Continúan habiendo mas casos, de los cuales debo aclarar algunos conceptos generales para entender bien este tema y tratar de aportar soluciones realistas:

  1.  Las personas menores de edad, empezando por los niños deben ser protegidos obligatoriamente por su familia, la policía y la sociedad; pues no tienen el conocimiento y experiencia de vida, para elegir adecuadamente o pueden ser engañados  fácilmente o sometidos por traficantes de personas.  Lo triste es que existen algunas familias que ellos mismos abusan de sus propios hijos.
  2. Las personas mayores de edad -según las leyes de los países- tienen el derecho de hacer con sus vidas lo que deseen (libre albedrío), incluso prostituirse voluntariamente como hacen algunas personas por dinero; aunque después se lamenten el resto de sus vidas , por las secuelas psicológicas y físicas que deja esta actividad. 
  3. Hay bastantes personas, sobretodo mujeres jóvenes o atractivas físicamente, que por ambición de obtener mucho dinero en poco tiempo, en trabajos que no le exigen mayores requisitos o estudios. Por tanto, son fáciles presas de mafias de prostitución o traficantes de personas.
  4.  Hay sanguinarios traficantes de personas que secuestran y abusan de jóvenes mujeres, contra su voluntad , las cuales separan violentamente de sus familias y las venden por diversos países en el mundo de la prostitución como si fueran objetos materiales y No seres humanos.

Como conclusión de las 4 premisas previas, se debe cuidar rigurosamente a los menores de edad y dar sanciones muy fuertes para quienes abusen de ellos. Incluyendo a sus propios familiares si es el caso. También se debe ser muy duro con quienes secuestran a personas mayores de edad y los explotan o abusan sexualmente contra su voluntad. Asimismo se debe sancionar a las personas que son ayudantes o usuarios de estas victimas ; pero se quedan callados permitiendo que el abuse continue. 

Finalmente, se debe dar mejor educación (incluyendo moral y valores humanos) a personas jóvenes y viejos, de todos los países del mundo, para que estén advertidos que el meterse a este mundo, directa o indirectamente, de la prostitución y trata de personas, NO es un juego y que el saldo siempre sera negativo; aunque consigan mucho dinero.

Hasta siempre.

CTsT

***************************************************************************************************************************************************

Víctima de trata de personas relata su drama

Diana lucha para que no haya más niñas vendidas a esas redes. Por cada víctima hay 20 en anonimato.

Un momento difícil de la vida hizo que Diana Ospino terminara captada, torturada y violada por un hombre que le prometió un mejor futuro en Argentina. Hoy, casi 4 años después, lucha para que más mujeres no sean atrapadas por redes de trata de personas.

El camino para ser una víctima más comenzó cuando esta mujer tenía 23 años y se quedó sin trabajo en el 2008. “Mi sueño era llegar a la pantalla chica o a una producción de cine, pero por falta de una oportunidad laboral decidí irme “.

Eso pasó cuando por Internet conoció a un hombre con el que tuvo conversaciones durante dos años. “Yo buscaba contactos, no relaciones. Me acababa de separar y mi hija era muy pequeña”.

Sin embargo, este hombre la envolvió diciéndole que trabajaba para un diario importante y que tenía un hermano que trabajaba en una de las mejores productoras de Buenos Aires. “Él se llama Sergio Moreno y un día me dijo: ‘Qué mal estás en tu país. Aquí podemos hacerte famosa’. Entonces me arriesgué”.

Diana vendió sus pertenencias e iba tan confiada que viajó con su hija. Su supuesto amigo le mandó lo del pasaje aéreo, pero ya en suelo argentino, lo primero que hizo el sujeto fue convencerla de que no se alojara en un hotel. “Me dijo que no era un ambiente sano para la niña, que mejor nos quedáramos en casa de sus padres, y yo le dije que sí. El primer día comencé a buscar otros trabajos a través de Internet”.

La pesadilla

Cuando Diana le comentó a su ‘amigo’ que había logrado entrevistas, él le dijo las primera palabras del comienzo de su drama: “Tú viniste a otra cosa. Vos me perteneces”. “En ese momento me quitó el pasaporte y la plata delante de mi niña y, ante mi rebeldía, me dio una golpiza terrible y hasta me rompió los dedos”.

El hombre manipulaba a Diana con su hija. La sentenciaba a que, si no satisfacía sus deseos, ella lo pagaría. “Me decía que si él quería la violaba, porque era un matón de Aldo Rico, y que yo era una cucaracha colombiana. Yo accedía a todo con tal de que no tocara a mi hija”.

Diana dice que veía cómo el hombre hacía contactos a través de páginas de prostíbulos. Escuchaba que les decía a sus compinches que la vendería a la red cuando le sacara todo el provecho. “Le pegaba a mi hija y la amenazaba con un cuchillo”.

Diana asegura que fue violada y torturada. “Este tipo me obligaba a bañarme con él. Me convertí en un animal. Sin embargo, aproveché su obsesión conmigo y logré que me permitiera mandar a mi hija a Colombia. Él la odiaba. Ese día me sentí feliz porque la había salvado, pero también se me acabó la vida. Lo que me mantenía viva en el infierno era ella”.

Esclavitud y servidumbre

Diana vivió cinco meses como una sirvienta en la casa de esta familia. Le escondían el teléfono, el Internet y la hacían actuar para que el vecindario no sospechara. La casa era enrejada. No había forma de escaparse. “Todas las noches llegaba a golpearme y a abusar de mí. Intenté suicidarme dos veces”.

Logró grabar los movimientos de los residentes de la casa y luego de varios intentos pudo escaparse, con 80 centavos en el bolsillo, que había sumado a punta de moneditas. “Me armé de valor, amenace a la dueña de casa y huí hasta llegar a una estación del tren. Rogué para que me dejaran el pasaje barato, dije que me estaban persiguiendo”.

Diana dice que tuvo que deambular por las calles sin comer, dormir en albergues y pasar frías noches en parques. “Dormí con prostitutas, habitantes de la calle, pero paradójicamente ellos me protegieron de los policías”.

Lenta ayuda

Pasaron muchos días antes de que alguien del gobierno colombiano ayudara a esta mujer en Argentina. La víctima afirmó que para esa época el cónsul encargado era Álvaro Calderón y que el encargado de asistencia social era Pablo Bustamante. “Mis pies sangraron de tanto caminar. Pasaba horas en el consulado esperando a que me atendieran”.

EL TIEMPO habló con el Ministerio de Relaciones Exteriores y este informó que con Diana se “aplicó el protocolo establecido para la asistencia a las víctimas de trata de personas, se le otorgó orientación y se efectuó una derivación a la Organización Internacional para las Migraciones”. Agregaron que luego de verificar la situación de Diana se le otorgaron asistencia alimentaria, hospedaje, asistencia médica y sicológica y comenzaron las gestiones para lograr su retorno a Colombia.

Pero Diana dice que su verdadero “ángel” fue Fernando Mao, un conocedor del delito en Argentina que amenazó con llevar la historia a los medios si no ayudaban a esta mujer. A los pocos días, Diana estaba besando, literalmente, el suelo de Bogotá.

Mao informó a EL TIEMPO que fue testigo y colaboró con la repatriación de Diana a Colombia. “Eso lo hice cuando era coordinador nacional de la Red Alto al Tráfico y la Trata, de Argentina”. Agregó que ahora está a cargo de la Red Internacional para el Mercosur, que trabaja con Países Asociados Unidos contra el Tráfico Humano, con sede en EE. UU.

Hoy, Diana solo quiere prevenir a otras mujeres. “Qué necesidad hay de que pasen por lo que yo pasé. Yo les digo que duden de todo. Lo sueños se logran, pero no así de fácil, ni con extraños. Me reuno con víctimas y con niñas de colegio. También ayudo a la Fundación Marcela Loaiza y a la ONU y participaré en una obra de teatro “.

El hombre que, según Diana, la violó y la torturó “sigue libre y buscando mujeres por Internet. No sirvieron de nada mis denuncias. Mi caso lo redujeron a servidumbre. Eso fue lo último que supe”.

Ahora Diana sabe que la trata de blancas es el segundo delito más grande después de la droga, que tiene más rentabilidad; lástima, como dice ella, que la experiencia la haya marcado por el resto de su vida.

Distrito está en alerta

El exsecretario de Gobierno Guillermo Asprilla anunció estrategias de prevención agresiva que el Distrito adoptaría para combatir la trata de personas, en el marco de un debate de control político llevado a cabo el 18 de julio pasado en el Concejo de Bogotá. Dijo que habría campañas de prevención en los colegios. Quien quiera denunciar o sea víctima debe comunicarse a la línea 01 8000 52 2020 de los ministerios del Interior y de Justicia.

Otros casos en Argentina y Chile

2009: colombiana llegó a Argentina por promesas de trabajo. La joven despertó en un lugar en el que estuvo encerrada. Fue víctima de amenazas, golpes y obligada a prostituirse. Posteriormente fue obligada a viajar a Bolivia para transportar droga.

2009:
 Joven fue reclutada por una familia en Chile que le ofreció trabajo como mesera. Sus ‘captadores’ la obligaron a trabajar en un prostíbulo.


2009:
 colombiana recibió oferta laboral en Chile como dama de compañía. ‘Captador’ hizo que la madre de la joven firmara un pagaré por concepto de movilización y otros gastos de su hija. En Chile, la joven fue encerrada y obligada a firmar otro pagaré.


2011:
 joven que conoció a un argentino de apodo ‘Catriel’ viajó a Argentina el 6 de octubre del 2010. Fue llevado a un apartamento en las calles Las Heras y Junín, le dijeron que allí se ejercía la prostitución para hombres y que con ese trabajo debía pagar el costo del pasaje y la estadía en Buenos Aires. Dijo que permaneció encerrado y bajo vigilancia. Recibió amenazas si huía.


2008:
 colombiana que vivía en Buenaventura fue reclutada y obligada a prostituirse en Buenos Aires. Un cliente la ayudó a escapar.

‘Captación’ de niñas junto a colegios

Según el proyecto de Trata de Personas de la oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito (UNODC), el número de víctimas en Bogotá de estas redes sigue en el subregistro, no hay cifras. Se sabe que por cada víctima oficial hay 20 más que no figuran. La forma de ‘captación’ más común de menores de edad en Bogotá sucede alrededor de los colegios, donde existe una oferta de cafés Internet o por medio de actividades como concursos o eventos para convencer a los jóvenes de aceptar ofertas para modelaje, equipos de fútbol o excursiones. Bogotá es un punto de tránsito en el delito, por la presencia del aeropuerto y terminales de transporte. El delito también opera entre trabajadoras sexuales en localidades como Santa Fe y Mártires. A ellas las convencen de que van a ganar más dinero en otros países, y así ellas caen en las redes.

Carol Malaver
Redactora de EL TIEMPO

***************************************************************************************************************************************************************

Algunos comentarios de lectores de “El Tiempo” de Colombia:

* Casi toda mujer medio bonita y de buen cuerpo, quiere vivir del físico; sea conseguirse un principe platudo que las ponga a vivir bueno, pague el manicure, pedicure, los rayitos, les ponga carro, mucama y tarjeta de crédito con cupo ilimitado; solo por su lindo cuerpo. Se olvidan de un detallito: mujeres lindas hay y habrán por siempre, cada año se abren nuevos capullos (adolescentes que se vuelven mujeres despampanantes) y estos capullos reemplazan a las mujeres unos años mayores que las nuevas reinitas; y las mujeres son tan ilusas que le apuestan solo al físico y no cultivan el intelecto; sabiendo que los hombres maduros al final, lo que menos buscan es una mujer fatal, al final buscan una mujer pensante, así no tenga el mejor cuerpo, pero pensante. Las mujeres pendientes de su físico al final son empalagosas.

*El camino más tormentoso paradójicamente es el camino del facilismo. Una mujer tenaz, que luche por salir adelante, sin parasitarle a nadie o pretender vivir de su cuerpo y belleza; tarde o temprano se le arrima un varón decente, que al verle la teson y decencia, decida organizarse con ella……. ojo, pero si la mujer le hace ojitos al primer vicioso cari-bonito que le pase al lado, lo que se consigue es otro embarazo y más miseria……. mujeres: amense a si mismas y los hombres las amaremos; y en el peor de los casos estarán solas, pero no mal acompañadas.

* Esta mujeres colombianas tiene el chip de conseguir plata y fama rapidamente, y de una manera facil, sin importar los medio y los riesgos, por eso la fama que tiene en el mundo, y cuando les pasa lo que les pasa, utilizan su psicologia femenina para hacerce las victimas, las inocentes, las que no sabian los riesgos, hasta la bruta expuso a su hija.

* Estos casos han pasado y lamentablemente seguiran ocurriendo, mientras la mayoria de los colombianos sigan con el pensamiento de conseguir dinero facil y sin esfuerzo.

* Pues me parece mal hecho que diga la mayoría de los colombianos.. No tiene como aseverar esto.. Lo que si puedo afirmar es que la mayoria no encuentra mas opcion que ver hacia otras partes, muchas veces engañanadas y otras en la desesperacion de ver pasar los dias y no tener un empleo digno a pesar de sus capacidades. Actualmente, y con el avance que muestra la economia, tambien vemos como los empleadores encuentran todas las maneras legales para no pagar mejores salarios..

* Que tristeza que haya gente tan desalmada, y es muy triste lo que le pasó a Diana, y quien sabe a cuantas mujeres y hombres más también, pero es que así no les gste, la verdad es que la mentalidad de los colombianos es conseguir las cosas facilito, irse a otro país y esperar a que empieze a llegar la platica, que lástima de verdad, pero tenemos que cambiar esa cultura tan facilista, llas cosas se consiguen con trabajo duro y esfuerzo, y más teniendo una hija y arriesgándose así dejando todo lo que conoce, no la estoy culpando, por que eso que le pasó no se lo merece nadie, pero la realidad es que lo que uno quiere toca trabajarlo y es más gratificante conseguir las cosas con el propio esfuerzo.

* Que lástima da es que hay miles de mujeres que día a día en todo el mundo caen en estas redes, que siguen creyendo en Los Reyes Magos y en Papá Noel. Si conoces a alguien por internet, primero cerciórate de que sea quien es, no salgas a lo loco de tu País creyendo que todo es amor y felicidad. Busca en primera instancia el consulado mas cercano y anúnciate como ciudadana colombiana, así quedas registrada. Ante cualquier cosa extraña recurre a cualquier persona, en los países del sur de América del sur no son tan cerrados como los colombianos, que uno les va a hablar y ya creen que los quieren robar (es lógico que sean así por los años que se lleva de violencia interna).

* Diana me hace acordar de una mujer de 40 años, casada y con dos hijas; que entro a una heladería y se encontró con un hombre vestido muy extraño, ella por curiosidad (la curiosidad mató al gato) le pregunta que quién era él; el sujeto al verla como atractiva le dijo: mamita, yo soy un duende y le puedo conceder riqueza y con esta consigue todo lo que quiera, pero usted me debe satisfacer mis pasiones; ella acepta y cuando el supuesto duende se está subiendo el cierre del pantalón, luego de muchas horas de pasión, le dice a la bella mujer: mira amparito, usted, una mujer casada, con dos hijos, 40 años de edad y todavía creyendo en duendes.

* Cualquier dedicación y atención que uno le ponga a extranjeros que visitan el país es tiempo, esfuerzo y plata perdidos. Porque no somos vistos como iguales por ninguno de ellos, visitan colombia como visitando un zoológico para ver los animales en su hábitat y muchas veces para comprar droga barata y buscar alguien para acostarse. Si asi nos ven en nuestro propio país, imagínense cuando nosotros vamos al de ellos. nuestra sociedad debe quitarse esa maña de mirar con reverencia al que viene de afuera….. entre muchas otras mañas que deberíamos quitarnos.

* Es increíble que todavia una persona ya mayor de edad pueda creer que encontrara oportunidades de trabajo simplemente por la promesa de un desconocido que conoce por Internet o casualmente. Si lo que busca una persona es trabajo decente , lo hay de sobra en Colombia , eso si implica un bajo salario y usualmente son trabajos humildes pero dignos. Pero si lo que se busca es un trabajo no facil pero de plata rapida esos se consiguen a diario : Prepagos , acompañantes , mulas , torcidos , solo que siempre , siempre terminan mal porque la plata rápida igual rapido se va , y lo que torcido se hace derecho se paga . Obviamente es la gente de menos experiencia y con juventud que adolece de los dolores de la inocencia (adolescentes) la que es objetivo de todas las redes precisamente porque creen en el dinero rapido en lugar del trabajo honesto .

Read Full Post »

Unos 27 millones de personas viven en la esclavitud en todo el mundo, estimó ayer martes la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, al presentar el informe anual estadounidense sobre el tráfico de personas.

“El fin de la esclavitud en Estados Unidos y en otros lugares no ha significado el fin de la esclavitud” en todas partes, dijo Clinton, mientras Estados Unidos se prepara para conmemorar el 150 aniversario de la proclamación de la emancipación de los esclavos en ese país.

“Estas víctimas de la esclavitud moderna, mujeres y hombres, niñas y niños (…) nos recuerdan el tipo de trato inhumano de que somos capaces como seres humanos”, agregó, subrayando que “el trabajo para erradicar la esclavitud no ha terminado”.

El informe anual del Departamento de Estado sobre el tráfico de personas dijo sin embargo que hay avances en la toma de medidas enérgicas contra este “flagelo”, con más gobiernos que inician procesamientos judiciales, algunos por primera vez, y que instauran al mismo tiempo sistemas para ayudar a las víctimas.

De los 185 países incluidos en este informe 2012, sólo 33 cumplen plenamente con las leyes vigentes a nivel internacional para poner fin a la trata de personas, como la Declaración Universal de Derechos Humanos, que prohíbe la esclavitud y la servidumbre involuntaria.

Pero cinco países, entre ellos Venezuela y Birmania, están ahora incluidos entre los 42 países en la lista de seguimiento que hace Estados Unidos sobre este tema.

Entre los 17 países con menor calificación están Argelia, Congo, Libia, Corea del Norte, Arabia Saudita y Siria. “Los traficantes se aprovechan de las esperanzas y los sueños de quienes buscan una vida mejor”, dijo Clinton.

 

* AFP , Washington, Junio 2012

Read Full Post »

Hay un empresario y un comerciante presos; sigue prófugo un argentino. En el expediente hay grabaciones telefónicas,testimonios de modelos, prostitutas, familiares y “gente de la noche”, así como fotografías de la cartera de prostitutas que se cotizaban en Punta del Este y Buenos Aires.

(Foto de leandro Santos quien tiene una agencia de modelos)

La jueza Graciela Gatti, a cargo de la investigación de una red de prostitución VIP y explotación de menores de edad con ramificaciones en Buenos Aires, sospecha que hay más personas involucradas en la organización que aún no pudieron ser identificadas.

Así lo informaron a LA NACION fuentes de la investigación. Por estas horas los que están pasando más calor son los empresarios uruguayos que habían contratado los servicios sexuales. Uno fue detenido en un hotel con una joven de esta red y, a su vez, un comerciante tuvo que declarar ayer ante la jueza Gatti. Ambos dijeron que nunca creyeron que había menores de edad en el “menú” de chicas que les ofrecían.

Respecto del representante de modelos argentino Leandro Santos, sobre el que pesa un pedido de captura internacional, la fuente consultada dijo: “Si la jueza libró orden de difusión roja es porque tenía elementos suficientes como para activar el mecanismo de extradición”.

(Leandro Santos es exnovio de la modelo Zaira Nara)

El vocero de la Suprema Corte de Justicia de Uruguay, Raúl Oxandabarat, dijo a LA NACION que se espera la respuesta de la policía argentina sobre la detención de Santos.

(Leandro Santos es exnovio de la modelo Zaira Nara)

“El pedido de captura es porque se busca que venga a declarar, que lo haga con todas las garantías y para ello se espera la noticia de su detención”, dijo el vocero, quien agregó que “en Uruguay no se puede iniciar un proceso en ausencia” y por ello se pide extradición para escuchar al sospechoso. Pero cuando eso se hace es “porque hay elementos probatorios que lo vinculan con el caso”.

(El destacado jugador uruguayo Diego Forlan tambien es exnovio de la modelo Zaira Nara)

En el expediente hay material acumulado e incluye grabaciones telefónicas múltiples, autorizadas por la jueza de la causa, testimonios de modelos, prostitutas, familiares y “gente de la noche”, así como fotografías de la cartera de prostitutas que se cotizaban en Punta del Este y Buenos Aires a precios muy superiores a los de Montevideo.

“Una de las jovencitas involucradas en el caso había sido tentada a promocionarse en fotografías junto con un veterano conductor de la TV porteña, y eso se hizo en un evento de Punta del Este de los que se usaban para promocionar la cartera de prostitutas”, explicó uno de los investigadores.

Una joven muy bonita, que había sido elegida Miss Uruguay, había justamente sido seleccionada por los proxenetas uruguayos para integrar la cartera de oferta sexual.

Según surge de la investigación judicial, los dos proxenetas uruguayos que están procesados con prisión preventiva desde el fin de semana aprovechaban los sueños de chicas que querían ser modelos y les conseguían algunos desfiles, pero siempre con el argumento de que “había que hacer concesiones” para hacerse conocer, vincularse con gente que las ayudara y luego, ahí sí, vendría la carrera de modelaje.

En la resolución en la que procesó a los dos proxenetas uruguayos se sostuvo que en Buenos Aires los clientes eran aportados por Santos , quien conocía a empresarios de muy buen nivel adquisitivo, dispuestos a pagar entre 1500 y 3000 dólares.

 

Fuente:Datos de “LA NACION” (Argentina), 16 Febrero 2012

Read Full Post »

“pudo ser víctima de una trampa”.Así lo afirmó el embajador de Austria en Colombia, Andreas Liebmann.

“Para nosotros no parece muy lógico que esta joven austriaca, de buena familia, hija de un publicista reconocido, sea una narcotraficante, por eso nosotros dialogamos con la rama judicial en Colombia  para aclarar las circunstancias” dijo Andreas Liebmann, embajador de Austria en Colombia a ‘La W Radio’.

(Son muchos los casos de extranjeros capturados con droga en el país)

El embajador reiteró que hay detalles que indican que ella puede estar involucrada en una trampa y no ser narcotraficante sino una víctima. Liebmann aseguró que el papel de ellos es ayudar a la justicia colombiana facilitándole el proceso con contactos o documentos.

“Pensamos que esta persona no es culpable, que fue involucrada. Estamos colaborando con la justicia colombiana y respetamos su decisión”, dijo el Embajador

El embajador Liebmann le dijo a EL TIEMPO que tienen el interés de ayudar a la joven en el proceso para que demuestre su inocencia. También buscaron los contactos con autoridades penitenciarias para facilitar que los padres de Nathalie, que viajaron desde Viena, la visitaran en la cárcel.

Los familiares de la joven ya se encuentran en el país y están realmente sorprendidos, dijo el embajador.

La historia:

En la celda 58 del patio 5 de la cárcel El Buen Pastor de Bogotá completa más de un mes Nathalie Raphaela Hofer, una joven austriaca de 23 años, capturada en el aeropuerto Eldorado con cerca de 5 kilos de cocaína en su maleta.

La historia de Nathalie sería una más de un extranjero llevado por la ilusión del dinero fácil, de no ser porque es hija de unos reconocidos publicistas en Viena, y los investigadores que conocen el caso se inclinan por la tesis de que ella es una de las víctimas usadas como ‘gancho ciego’ (por exceso de confianza le acondicionaron la droga en el equipaje sin que lo supiera).

Incluso, su caso ha ameritado la visita a la cárcel del mismo Embajador de Austria en Colombia, Andreas Liebmann, para ver a la joven.

Ella, una fisioterapeuta que había llegado a Colombia de vacaciones, tenía la intención de viajar el 20 de noviembre a España con Luis Fernando Tamayo, un boliviano a quien también le hallaron 5 kilos de cocaína en la maleta.

Tamayo, de 22 años, al parecer era un amigo que la había conocido en Austria, donde él trabajaba como cajero.

Tras pasar unos días en la capital, los dos jóvenes abordarían un avión que los llevaría a Madrid. Pero la “densidad” del equipaje llamó la atención de la Policía, que halló droga en las dos maletas.

Algunos viajeros que se encontraban en la sala de embarque fueron testigos del llanto desesperado de la austriaca, que siempre negó que la cocaína le perteneciera.

Nathalie es la única austriaca en El Buen Pastor, pero es una de las 110 mujeres extranjeras tras las rejas. Según el reporte de las autoridades antinarcóticos, cada vez es más común que extranjeros sirvan a la mafia de ‘mulas’.

Durante el 2011, según la Policía, al menos un extranjero fue capturado cada día. De ellos, 281 fueron detenidos por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes. (Ver gráfico). Tan solo en el aeropuerto de la capital fueron detenidas 291 personas, de las cuales 123 eran de nacionalidades diferentes.

Entre los casos más sonados estuvieron las detenciones de dos militares, uno estadounidense y otro del Real Ejército Español con maletas de doble fondo. Y entre los curiosos aparece una lituana con siete meses de embarazo a la que le detectaron dos paquetes de droga en sus partes íntimas; así como un joven estadounidense que se rapó el centro de la cabeza para usar una peluca acondicionada con un kilo de cocaína.

La ley castiga el tráfico de estupefacientes con entre 8 y 15 años de cárcel.

 

* REDACCIÓN JUSTICIA (El Tiempo/3 enero 2012)

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: