Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Acidos’ Category

Una mujer belga que quedó totalmente desfiguradaexplicó hoy ante un tribunal de Bruselas cómo su ex pareja le roció la cara con ácido sulfúrico tras no haber asumido el final de la relación sentimental.

Patricia Lefranc, de 46 años, explicó cómo su agresor le arrojó ácido una primera vez en la cara y luego, cuando estaba en el suelo revolcándose de dolor, le sujetó las rodillas con los pies para rociarla una segunda vez de forma meticulosa.

“Quiso matarme, vi que sabía muy bien lo que hacía”, relató la víctima, quien explicó que sufre dolores crónicos muy fuertes y ha debido someterse a numerosas operaciones.

El pasado lunes se inició el juicio contra Richard Remes, de 57 años, acusado de intento de asesinato y que se enfrenta a una pena de hasta 30 años de cárcel.

LOS HECHOS
Los hechos ocurrieron el 1 de diciembre de 2009, en la entrada del edificio donde residían la víctima y su agresor, que mantuvieron una relación entre enero y setiembre de ese año.

Los daños causados fueron de tal gravedad que la víctima ha tenido que someterse desde entonces a más de 80 operaciones. La mujer ha perdido una oreja y un dedo, así como la vista de un ojo.

Remes, por su parte, declaró anteriormente que solo pretendía “dar un susto” a su ex pareja.

En la vista de hoy comparecieron otras mujeres que mantuvieron relaciones con Remes, al que describieron como un hombre “agradable y encantador”, y se declararon “atónitas” de saber que él había cometido un ataque tan terrible.

ANTECEDENTE

El tribunal escuchó hoy también el testimonio de Antoinette Gallemaers, una ex amante del acusado que fue inculpada en 1988 junto a Remes del asesinato de su propia hija, de 17 meses.

Gallemaers afirmó hoy que su caso guarda similitudes con el de Patricia Lefranc, ya que cuando sucedieron los hechos acababa de dejar a Remes, quien se negaba a aceptar la separación.

Según declaró, la noche de la muerte de su hija, que según la autopsia realizada falleció por asfixia y fue posteriormente arrojada por una ventana, ella durmió de un tirón toda la noche sin enterarse de nada, lo que le hace pensar que pudo haber sido drogada por el acusado.

Mira un video entrevista en el siguiente enlace:

http://www.rtl.be/videos/video/386840.aspx

 

* EFE, Bruselas, 16 Marzo 2012

Read Full Post »

En varios lugares del mundo se están popularizando ataques ,contra atractivas jóvenes, con ácidos a sus rostros para desfigurarlas o dejarlas ciegas de por vida. En algunos casos son por enamorados rechazados, otros son venganzas de terceros y ahora, como vemos en un reciente reportaje mas abajo, están asaltando a jóvenes con jeringas llenas de ácido, en vez de usar las armas convencionales como cuchillos o pistolas.

Quienes cometen este tipo de delitos aprovechan de que para muchas mujeres, en estos tiempos, su belleza o atractivo físico, es lo único importante para conseguir  pareja o hasta buenos trabajos. Por tanto, las atacan con ácido para causarles el mayor daño posible a su belleza física actual y hasta les pueden causar ceguera permanente de uno o los dos ojos.

Lo que podría recomendar, como un amigo desinteresado a las mujeres que son potenciales de ser nuevas victimas es que no sean tan ostentosas, soberbias o vanidosas por su belleza física con las personas de su entorno. Asimismo mantengan en reserva su vida privada y cuando busquen una pareja escojan bien y no lo hagan de manera equivocada, -superficial o interesada-, como suele ocurrir frecuentemente en la actualidad. No le den motivos a los irracionales ni fuego vengativo a los envidiosos.

Hasta siempre.

CTsT.

****************************************************************************************************************************************************************

En el 2008, el mundo de Katie Piper se hizo añicos y ella se quedó con desfiguración facial severa después de un ataque violento  con ácido, organizado por su ex novio. 

La chica de 27 años de edad, que ahora dirige su propia fundación de caridad para ayudar a las personas que viven con desfiguración, impresionó  a su llegada al hotel Savoy, entre toda una serie de personalidades de la televisión.

Abajo vemos un video de Katie  Piper:

Ahora si veamos esta noticia de un asalta con jeringa de ácido -hace pocos días- que felizmente no llego a efectivizarse, en Colombia:

La joven pudo ser atacada con químicos. La Personería pide tipificar el delito.

La jeringa apuntaba directo al rostro. Aterrorizada, Katherine Caro no dejó de mirar la sustancia rosa y espumosa con la que la amenazaba.

-Dame todo o te lo echo en la cara-. Fue lo que le dijo el hombre moreno, quien no aparentaba más de 30 años.

Eran las 5:30 de la mañana de ayer y Katherine no tenía a quien pedirle auxilio.

-No me haga nada-, fue lo único que alcanzó a decirle antes de pasarle el bolso en el que además de unos pesos llevaba unos cuadernos de sus clases de derecho en la universidad Luis Amigó.

“Lo que más me preocupa es que cerca al lugar donde me atracaron (en la avenida 80 con carrera 65), hay un CAI de Policía, pero ningún agente se veía por ahí”, se quejó la joven de 22 años quien instauró denuncia ante la Fiscalía.

A pesar de que las autoridades conocen la situación y se comprometieron a buscar al sospechoso, Katherine tiene temor de volver a salir. “Ya no me siento segura”, dijo.

El pasado fin de semana una menor fue víctima de ataque con ácido en Rionegro, al Oriente de Antioquia. Ella también teme salir a la calle desde entonces.

“Ser víctimas de estos hechos genera en las mujeres el pánico a los espacios públicos”, explicó Mónica Valencia, coordinadora de Derechos Humanos de la corporación Vamos Mujer.

Para Valencia, cualquier agresión en contra del género femenino busca -además del daño en el cuerpo- afectar toda su integridad: “Sobre todo aquellos que van dirigidos -como en estos dos casos- hacia el rostro, pues para ellas es parte de la identidad”, dijo.

Para el personero de Medellín, Jairo Herrán, el delito de agredir con ácido a las personas debe ser severamente castigado ya que es tan grave como un asesinato.

“Es una modalidad que se viene extendiendo y hay que buscarle tratamiento. Primero hay que identificar las sustancias y controlar su expendio. Por otro lado, se debe reformar la normatividad donde se establezca una penalidad significativa para los victimarios”, manifestó.

Según datos de la Personería en el 2011 se presentaron cinco casos en Medellín . Por lo menos dos de esos tenían fines delictivos como el que sufrió Katherine, mientras los otros eran por conflictos pasionales “casi siempre están presididos por amenazas, por eso hay que hacer campañas pedagógicas para evitarlos”, dijo Herrán.

Mientras esto sucede, Katherine, aun con miedo, espera que capturen a su agresor.

* Yeison Gualdrón, Redactor de EL TIEMPO (23 Febrero 2012)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: