Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘ciberespías’ Category

El ex jefe de uno de los servicios de inteligencia británica, David Omand, asegura que las agencias necesitan rastrear los “me gusta” de Facebook, así como las herramientas de  Twitter para seguir a los criminales, pedófilos y terroristas que se ‘ocultan’ en las redes sociales.

Omand advirtió que este tipo de plataformas podrían convertirse en “espacios secretos” para malhechores, que los usarían para comunicarse sin temor a ser descubiertos.

Para contrarrestarlo, Omand hizo un llamado a la sociedad británica para darle la autoridad necesaria a la agencia para introducirse en las cuentas de personas sospechosas.

Con licencia para espiar

Omand hizo esta sugerencia durante la presentación de un informe de un grupo de expertos del Reino Unido denominado Demos, que sugiere que se den poderes de reglamentación e investigación para obtener acceso legal a las cuentas de las redes sociales.

El estudio destaca que las resoluciones judiciales no sirven para  “vigilar directamente” los movimientos de los sospechosos “fuera de la red”, así que debe ampliarse la ley para ser válida “online”.

Este llamado ocurre en vísperas de que el gobierno británico de los últimos toques a un nuevo proyecto de ley que obliga a los proveedores de servicios de Internet a realizar un seguimiento completo de los mensajes de correo electrónico.

* RT, 24 Abril 2012

Anuncios

Read Full Post »

Feliz Navidad 2009 a todos mis amigos blogueros. Les deseo felicidades personales y familiares a cada uno de ustedes.
A pesar de haber querido escribir mejores noticias policiales internacionales, donde no se observen tantas atrocidades humanas, donde grupos de corruptos o asesinos mafiosos, tratan de dominar amplios sectores de países como México, donde el crimen organizado ha llegado a niveles increíbles.

También podemos observar en otros países de nuestro continente, como Colombia, donde cobardes grupos de asesinos guerrilleros tratan de imponer sus anticuadas y malignas formas de gobernar un país y acabar con la corrupción, según hablan en su predica falsa. El secuestrar y asesinar a gente inocente los descalifica totalmente y ya es hora de que todos los colombianos actúen de manera firme y decidida contra esos cobardes asesinos. Creo que lo que se esta haciendo o se hizo en Brasil y en Perú, para derrotar a esos seudos guerrilleros o pandilleros asesinos del crimen organizado, es algo, para mi, justificable.

Es como actuar en defensa propia o la otra opción seria seguir a grupos de derechos humanos que se preocupan de los derechos de los asesinos, en sus cómodas, rentables y seguras oficinas de Europa y dejar que te maten, dañen o secuestren a tus familiares o a ti mismo en tu propia casa o país.

Cuando hablo de nuestro continente me refiero a America, donde si vemos un mapa, podemos observar que esto incluye a Sur America, Centro America, Norte America e Islas del caribe. La unica excepcion seria agregar a España, que a pesar de estar en Europa, tiene el origen de muchos hispanos segun podemos ver con algunos familiares y amigos cercanos.

Mi deseo y pequeño aporte, si dejo alguno en este Blog, es apoyar en lograr una real unión y armonía, pacifica y justa, entre todos los países que conforman el continente americano, Y, esto se traduzca en redes policiales efectivas para combatir a las mafias de crimen organizado, narcotráfico, terrorismo, esclavitud sexual, etc.

Bueno ahora el deber me llama y lo dejo aquí, por ahora, hasta dentro de poco tiempo donde publicare otros artículos que ya los tengo casi listos…
Ahora nuevamente, Feliz navidad a todos ustedes amigos blogueros de casos Policiales.

Hasta siempre.
Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

Read Full Post »

Para los detectives tradicionales, el problema era siempre conseguir la información. Para los ciberdetectives que buscan pruebas en la maraña de datos de Internet, el problema es diferente.

“El Santo Grial es distinguir entre la información basura y la información valiosa”, comenta Rafal Rohozinski, sociólogo de la Universidad de Cambridge involucrado en asuntos de seguridad informática.

Empezó hace ocho años y fue el cofundador de dos grupos, Information Warfare Monitor y Citizen Lab, ambos con sede en la Universidad de Toronto, junto con Ronald Deibert, un politólogo de dicha universidad.

Los grupos persiguen ese objetivo y se esfuerzan por poner las herramientas de investigación normalmente reservadas a las agencias encargadas del cumplimiento de la ley y los investigadores de seguridad informática, al servicio de colectividades que no disponen de esos recursos.

“Se nos ocurrió que a los grupos de la sociedad civil les faltaba capacidad para espiar”, dice Deibert. Han conseguido algunos logros importantes.
El año pasado, Nart Villeneuve, un investigador de relaciones internacionales de 34 años que trabaja para ambos grupos, descubrió que una de las mayores empresas de sistemas inalámbricos de China estaba utilizando una versión china del Skype para realizar escuchas, probablemente encargadas por las agencias policiales del Gobierno chino.
Este año ha colaborado en la desarticulación de un sistema espía que él y sus compañeros investigadores apodaron Ghostnet, que parecía una especie de operación de espionaje dirigida por el Gobierno chino y centrada en ordenadores de todo el mundo que fueran propiedad del Gobierno del sur de Asia.

Ambos descubrimientos fueron el resultado de un nuevo tipo de trabajo detectivesco e ilustran los puntos fuertes y las limitaciones de su desarrollo en el ciberespacio.

El caso Ghostnet empezó cuando Grez Walton, director de Infowar Monitor y miembro del equipo de investigación, fue invitado a auditar la red informática de la oficina del Dalai Lama en Dharamsala, en India.

Atacados constantemente -probablemente por piratas informáticos patrocinados por el Gobierno chino-, los exiliados recurrieron a los investigadores canadienses para que les ayudaran a combatir a los espías digitales que habían sido implantados en su sistema de comunicaciones a lo largo de años.

Tanto en la oficina privada del Dalai Lama como en la sede del Gobierno tibetano en el exilio, Walton utilizó un potente programa conocido como Wireshark para captar el tráfico de Internet tanto entrante como saliente de los ordenadores del grupo de exiliados.

En casi todos los casos, cuando los administradores del sistema Ghostnet se introducían en un ordenador situado en otro lugar, instalaban un programa clandestino diseñado en China que permitía el control de un ordenador a distancia por medio de Internet.

El espionaje preocupaba mucho a los tibetanos. Cuando regresó a Canadá, Walton compartió sus datos con Villeneuve y ambos usaron una segunda herramienta para analizar la información. Villeneuve estaba usando ese programa para visualizar los archivos de datos en un sótano de la Universidad de Toronto cuando descubrió una aparentemente inocua pero extraña serie de 22 caracteres que reaparecían en diferentes archivos.

Tuvo una corazonada e introdujo la serie en el mecanismo de búsqueda de Google. Fue inmediatamente derivado a archivos similares almacenados en un enorme sistema de vigilancia informatizado ubicado en Isla Hainan, en la costa de China. Los archivos tibetanos estaban siendo copiados a esos ordenadores. Pero los investigadores no fueron capaces de determinar con certeza quién controlaba el sistema.

De hecho, el descubrimiento generó el mismo número de preguntas que de respuestas. ¿Por qué el potente sistema de espionaje no estaba protegido por ninguna contraseña, un fallo que hizo que a Villeneuve le resultara muy fácil determinar cómo funcionaba el sistema? ¿Y por qué entre los más de 1.200 ordenadores gubernamentales amenazados, pertenecientes a 103 países, no había ningún sistema del Gobierno de EE UU? Son preguntas aún sin respuesta.

La ciencia forense cibernética presenta desafíos técnicos inmediatos que se complican por el hecho de que Internet amplía sin esfuerzo las fronteras gubernamentales tanto locales como nacionales. Por ejemplo, para un delincuente es posible ocultar sus actividades conectándose a otro ordenador por medio de una serie de ordenadores inocentes, cada uno de ellos conectado a Internet en diferentes continentes, lo que hace que las investigaciones legales se demoren o que incluso sean imposibles de realizar.

La cuestión más irritante a la que se enfrentan tanto las agencias policiales como otros investigadores del ciberespacio es la de la “atribución”. La famosa viñeta en la que un perro se sienta delante del teclado de un ordenador y comenta a un compañero: “En Internet nadie sabe que eres un perro”, no es ninguna broma para los ciberdetectives.


* JOHN MARKOFF  (30/05/2009)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: