Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Argentina’ Category

Triste, muy triste fue ayer mi noche de zapping. Seguramente, igual que la de ustedes. Como de costumbre, me senté frente al televisor a la hora de los noticieros. Pero esta vez, por mucho que cambiara de canal, los videograph eran idénticos, un golpe al corazón: “Marita Verón: todos absueltos”. Al cabo de diez años de la desaparición de Marita y de la incansable lucha de su madre por encontrarla y lograr que se castigue a los culpables, Marita sigue sin aparecer. Encima, tras un largo juicio, la TV nos mostró la peor de las noticias: la lectura de una sentencia en la que los 13 acusados resultaron absueltos.

 1

No soy jueza para saber si esas 13 personas son culpables o inocentes. En consecuencia, me niego a abrir juicio sobre la sentencia de los jueces, que son los responsables de juzgar. La absolución o la condena en juicio no es algo que pueda ni deba decidir la opinión pública sino los magistrados. Pero soy ciudadana, y eso me habilita a indignarme ante el hecho de que si esos 13 individuos son, efectivamente, inocentes, el tribunal no haya encontrado a los verdaderos culpables. Alguien cometió ese delito. Como a innumerables televidentes, me ganó la impotencia al ver la realidad en la pantalla: al cabo del proceso judicial, el tribunal no encontró a nadie que deba cumplir una pena por el delito del que fue víctima Verón. En una nota con Canal 7, su madre, Susana Trimarco, mostró fotos de María Cash y de otras chicas que aún están desaparecidas y, plena de sentido común, preguntó: “¿Qué es esto, la Tierra traga gente? ¡No estamos en los ’70; estamos en democracia!”, argumentó.  

 caso-marita-veron_0

Susana Trimarco era una señora que vivía en paz, ignorante, como cualquiera de nosotros, del modo en el que opera la trata de personas, de cómo funcionan los prostíbulos con chicas secuestradas y esclavizadas, de los vericuetos jurídicos, de los términos procesales. Pero desde que desapareció su hija, se convirtió en investigadora a tiempo completo, en un sabueso resuelto a meterse en los nidos del horror para desbaratar las redes de prostitución. Todo eso mientras cría a su nieta Micaela, hija de Marita. Pero, por más fortaleza que tenga Trimarco y por mucho que haya buscado pruebas para presentarlas ante el tribunal, sabe que no está en sus manos juzgar ni condenar. Entonces, confió en quien corresponde confiar, conforme a las reglas del sistema republicano de gobierno: en el Poder Judicial. Hoy, desde la cima de la impotencia, declaró a C5N: “Creo en la justicia de Dios, pero ahora, no creo en la del hombre”. ¿Cómo no entender su desencanto? Sin embargo, sensatez además de sentimiento, también declaró que pedirá juicio político para los jueces que dictaron la sentencia y que apelará el fallo. “No voy a parar hasta encontrar a mi hija. Si bajo los brazos, la estoy abandonando. Ese amor me da fuerza”, sostuvo anoche en las entrevistas televisivas.

 0003080097

En C5N, Trimarco contó: “Cristina, nuestra querida Presidenta, me llamó. Dijo que no lo podía creer. Estaba muy mal Cristina”. Y, además, en su peregrinaje televisivo, pidió a los periodistas que la sigan acompañando “porque hay un camino infinito por recorrer”. ¡Y el infinito no la asusta!, me asombré al escucharla. Una admiración imposible de poner en palabras me despertó la reacción de Trimarco anoche.

 876

En la primera entrevista que vi ayer, por TN, Santo Biasatti le preguntó: “¿Cómo está, señora?”. “Estoy más fuerte que nunca—respondió Susana—. Hoy termina una etapa de mi vida, pero empieza otra”. “Mi nieta está llorando —admitió—. Pero yo no pienso derramar una lágrima por esos corruptos”. Cuando la escuché decir confieso, confieso, que me largué a llorar. Lloré de emoción por la sabiduría de esa mujer que, víctima de la falta de justicia y en el colmo del desencanto, tiene en claro que las lágrimas no se le regalan a quien no las merece. Ni siquiera las lágrimas de impotencia e indignación. Contra la injusticia, no se llora; se la enfrenta: esa lección nos dio ayer Trimarco. Les aseguro que me juré poner todo mi empeño en aprenderla. Ojalá pueda.

Al mediodía, ya no recuerdo en qué noticiero, había visto una entrevista a Micaela Verón, la hija de Marita. Le preguntaban sobre sus expectativas respecto de la sentencia. Con apenas 14 años, hablaba con una madurez que bien podríamos envidiarle muchos adultos. Pedía justicia y aclaraba que ni por un momento soñó ni sueña con ver muertos a los culpables de la desaparición de su madre. Dijo que quería verlos a bordo del patrullero que los llevara a la cárcel. Ése y ningún otro es el camino en una República. Lástima que Micaela hoy tenga que llorar a causa de una Justicia que, al cabo de diez años, sólo tiene para decir lo mismo que el primer día: que no  sabe quién cometió el delito. Quiera Dios que Micaela pueda seguir el ejemplo de su abuela: seguir peleando en los estrados hasta ver condenados a los culpables. Y ojalá que también aprenda de ella a esperar sin desesperar.

 caso-marita-veron-1601518w300

Esta noche, para mí, como para muchísimos de ustedes, la tele fue pura tristeza, indignación, impotencia. Mi corazón no tuvo espacio para permitirse el recreo de “Graduados” ni la diversión de “ShowMatch” ni la historia de amor de “Sos mi hombre” ni ninguna otra cosa que no fuera el dolor de Susana Trimarco y Micaela Verón. Mañana será otro día, para Susana, para Micaela, y para nosotros. “Hoy termina una etapa de mi vida, y comienza otra”, dijo Susana. Ella sabe, mejor que nadie, que la vida sigue, por más insoportables que sean los dolores. Como le manifestaron en Twitter tantos famosos y gente de a pie, Susana no estará sola en el nuevo tramo de su batalla para pedir justicia. La tele volverá a ser un calidoscopio de opciones diversas, y cada uno de nosotros mirará lo que más le guste. Pero está claro que en el retorno al cauce de la vida corriente, ni la tele ni los televidentes abandonaremos a Susana Trimarco. Como no lo hemos hecho durante sus diez años de lucha.

* Por Adriana Schettini/ Clarin, 12 Diciembre 2012

*******************************************************************************************************************************************************************

Algunos comentarios:

* Cuando la justicia no resuelve un crimen a lo largo de 10 años, genera una franca invitación a los delincuentes para que impunemente ejerzan el delito. No podemos vivir sin justicia, ninguna sociedad puede y si no la recuperamos, estamos condenados. El peor de los repudios al sistema judicial argentino por permitir esto.

* Cuando la Justicia , al cabo de 10 años, no resuelve un crimen habiendo TANTAS pistas, NO ES JUSTICIA.

si no abris juicio sobre esos jueces, ellos van a seguir avalando el secuestro, la violación y la comercialización de mujeres.

* El resultado de la sentencia demuestra una vez más que el sistema está corrupto. Que en la trata de personas están involucrados la policía, los gobernantes y hasta el poder judicial. Lo cual es sumamente grave, porque cuando en un país la justicia no funciona, las personas y sus derechos quedan en total indefensión. Apoyemos a Susana Trimarco y oremos porque llegue a condenar a los delincuentes que secuestraron a su hija. Y más porque la corrupción en el sistema político y judicial salte de una vez y para siempre para que quienes deben evitar delitos tan aberrantes como la trata de personas, versión moderna de la esclavitud, cumplan efectivamente con su deber. Si no lo hacemos ahora, mañana será tarde porque ya no serán solo las personas hoy desaparecidas, sino que entre ellas podrían estar incluida nuestra hija o nuestra nieta.

* Este es otro ejemplo de que los ciudadanos estamos desprotegidos, nadie nos cuida, en ningún aspecto. Esto es democracia? No sólo hubo desaparecidos en los ’70, sigue habiendo, y seguirá mientras haya tanta corrupción enquistada en todos los ámbitos del poder. Salimos por el corralito, por el cepo, por el que se vayan todos, porqué no por ésto y para defender nuestros derechos como ciudadanos?? Estoy muy apenada y desilusionada. Pobre país!!!

* Está muy bien hablar de democracia, porq es libertad para q el pueblo elija a sus gobernantes, q participe, q sepa, un poder controlado… etc etc y demás caracterísitcas q le quieras poner conforme al politólogo o filósofo q te guste, y no es democracia que las chicas sigan desapareciendo. HAY DESAPARECIDOS EN “DEMOCRACIA” GRACIAS A LOS PODERES POLÍTICOS CORRUPTOS que utilizan al estado para hacer y deshacer a piachere! Por eso es una democracia entre comillas, porque el poder corrupto no es el del pueblo que hoy reclama justicia más q nunca. El sistema provincial se asemeja a un feudo, familias con apellido rimbombante y dinero q hacen lo que quieren y se ubican en puestos importantes para lograr impunidad.

* ¿Que secuestren mujeres para obligarlas a prostituirse y los tres poderes no hagan nada, no se trata de una cuestión democrática? democracia no es sólo votar, es este poder representativo que no nos representa.

* no puedo creer que no tengamos justicia., anoche me quede sin palabras..es admirable la fuerza de esa mama , estoy muy triste como Argentina,,,, tengo tanta indignación , impotencia ,, como me gustaría abrazarla a esa mama

Read Full Post »

La periodista Estefanía Heit, acusada de la privación ilegal agravada de una mujer que fue rescatada el pasado lunes tras tres meses de cautiverio en una vivienda de Coronel Suárez, se negó hoy a declarar ante la fiscal bahiense Claudia Lorenzo.

(Foto de la periodista Estefanía Heit, la abusadora junto con su esposo, ver mas abajo)

Heit está acusada del delito de privación ilegal de la libertad agravada coactiva, el mismo por el que fue detenida su pareja, Jesús Olivera, a quien además se le imputa la violación de la víctima.

Fuentes judiciales informaron que Olivera está imputado del delito de abuso sexual con acceso carnal en concurso real con privación ilegal de la libertad agravada coactiva en la misma causa que Heit.

 

(Foto de Sonia Marisol Molina, la victima)

Un verdadero calvario es el que le tocó vivir a Sonia Marisol Molina, a manos de sus captores. La mujer que permaneció tres meses secuestrada por Estefanía Heit, una reconocida periodista de la localidad de Coronel Suárez y su marido, el falso pastor Jesús Olivera, era “maltratada y golpeada”. Además, trascendió que Heit “la filmaba mientras el pastor abusaba sexualmente de ella”, contó una familiar de la víctima.

En diálogo con medios periodísticos, Ana María, cuñada de Molina, explicó que Sonia “va a tener que permanecer unos 10 a 12 días más internada antes de que viaje a Río Colorado (Río Negro)”.

La mujer dijo que su cuñada le contó que “la periodista la maltrataba y la golpeaba, mientras que el hombre (Jesús Olivera) la abusaba y era filmada por ella. Eso me contó el miércoles, la vi bien de ánimo y bastante recuperada” sostuvo Ana María. Sin embargo, advirtió que “va ser muy difícil que ella se recupere totalmente porque psicológicamente va a costar mucho”, agregó la mujer.

Consternación sobre el calvario vivido por Sonia Marisol Molina, la mujer secuestrada y abusada durante tres meses en la localidad bonaerense de Coronel Suárez, suma novedades cada día. Ayer trascendió que Estefanía Heit, una conocida periodista de la citada localidad, acusada junto a su pareja de mantener cautiva dentro de su propia casa y torturar y abusar de la joven, se arrepiente de no haberla hecho atender en un hospital señaló su abogado defensor, Claudio Lofvall.

El letrado aseguró que la periodista y exconductora del Canal 4 local -quien permanece detenida en el marco de la investigación del caso- le dijo que se arrepentía de “no haberla llevado al hospital” a Sonia Molina, de 33 años, “cuando llegó tan mal”.

(Pastor Jesus olivera y pareja de la periodista Heit)

Molina estuvo tres meses secuestrada en la vivienda de la periodista Heit y su pareja, el falso pastor Jesús Olivera, y sufrió graves trastornos alimenticios ya que era muy mal alimentada, sólo algunos días, con polenta mezclada con comida para perros.

“Me reprocho por no haberla llevado al hospital cuando llegó tan mal”, remarcó Heit haciendo referencia a la víctima, según dijo el abogado Lofvall que le transmitió la periodista en una entrevista que mantuvo con él.


El abogado defensor de la acusada negó que “los hechos sean de la magnitud con la que se trata en los medios” de comunicación.
Sonia Molina estuvo cautiva en la vivienda ubicada en la calle Grand Bourg al 1800, de donde finalmente pudo escapar por sus propios medios el lunes de la semana pasada, y por el hecho están detenidos Heit y su pareja, imputados por privación ilegítima de la libertad y abuso sexual, este último delito en el caso de Olivera.

 

*El Tribuno,Argentina, 21 Noviembre 2012

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: