Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Colombia’ Category

El no encontrar qué comer, ni qué llevar a sus casas para el sustento diario o tampoco tener para el pago de servicios públicos y el arriendo, ha empujado a la prostitución a las hijas de unos desplazados por la violencia en la región, denunció ante el gobierno un vocero de las víctimas. 

La consecuencia de no tener un trabajo digno y haber interrumpido los estudios básicos ha llevado a las menores a buscar dinero fácil ejerciendo la actividad conocida como ‘chicas prepago’, al no tener más alternativas.

El desplazamiento forzado ha obligado a los miembros de las familias afectadas a buscar fuentes de ingreso en la prostitución, los robos y en los grupos armados. (Foto ARCHIVO, La Opinión)

Los casos fueron revelados por Alfredy Galvis, representante de las víctimas y desarraigados en Norte de Santander, especialmente en la provincia de Ocaña, donde –asegura- ya se han registrado dos de estas situaciones. 

El afán de las ‘prepago’, según las afirmaciones del líder, también se ha visto en Pamplona, por impacto del desempleo.

Galvis, desplazado del corregimiento de Versalles de Tibú en 2002, aseguró que tiene conocimiento de que algunas madres de familia también han tenido que recurrir a la prostitución a escondidas de los esposos “pues tienen que conseguir algo de comer a sus hijos. Esta es la peor desgracia que les ha ocurrido después de los desplazamientos”.

Entre las revelaciones de Galvis resalta su testimonio de guerra, en el que en diciembre de 2002 –afirma- hubo una alianza entre el Ejército y los paramilitares para desterrarlos de Versalles. En la época llegó un grupo armado y lo sacó de la casa, separándolo de su familia.

“A mí me hicieron creer que habían asesinado a mi familia. Mientras que otros armados se quedaron en la casa y le dijeron a mi esposa y cuñados que a mí me habían matado. Así fue que nos separaron”.

Días después los desplazados se encontraron en Ocaña, desvirtuando las palabras de los victimarios.

“Lo que ellos querían era quedarse con un supermercado y un carrito que administrábamos con la familia”, agregó el desterrado.

Los que cayeron en las drogas

El representante afirmó que “también conocemos el caso de siete jóvenes que están consumidos en la droga por la desesperación de no encontrar nada productivo para hacer y además de otros hombres que han tenido que involucrarse  con la guerrilla o los paramilitares para conseguir plata”, expresó.

Su testimonio fue replicado ayer en el Hotel Casa Blanca, donde los líderes de las víctimas en los 40 municipios se reunieron con el gobernador (e) de Norte de Santander, Gregorio Angarita Lamk, con el secretario de Víctimas del departamento, Ronald Contreras y con delegados de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Acnur, entre otros.

Aunque la citación fue para que tanto víctimas como desplazados sean partícipes de la construcción del Plan de Atención Territorial Departamental, las peticiones le apuntan a la generación de empleos para esa población.

“También para que se le dé una solución habitacional a los afectados, porque hay gente que no tiene un techo digno y además pagan arriendo en una habitación hasta para siete personas”, recalcó Alfredy Gálvis.

Que no se repita la historia

Lo que teme otro representante de los municipios del Catatumbo, quien reservó su identidad, es que se empiece a repetir la historia, al aseverar que conoció de dos casos de familias que fueron amenazadas por la guerrilla por haber pedido a las autoridades que les cumplieran con  Ley 1448 de restitución de tierras. 

El campesino señaló que en La Esperanza se han vuelto reiterativas las amenazas escritas para evitar que los dueños de terrenos los puedan recuperar.

Las autoridades prometen solución

Las cifras de la Secretaría de Víctimas reflejan que en el departamento hay 140.000 desplazados por el conflicto armado.

El titular de este despacho, Ronald Contreras, comentó que en promedio 50.000 de los desarraigados viven en Cúcuta.

Recalcó que en todos los rincones donde se encuentren personas golpeadas por esta situación se deben generar reparaciones integrales en la rehabilitación, satisfacción, indemnización y garantía de la no repetición de los desplazamientos.

El gobernador encargado Gregorio Angarita Lamk aseguró que el objetivo del encuentro es escuchar por dos días a los desplazados, tomar acciones para evitar el desgaste social y conver-tirlos en una prioridad. 

Para esto se apoyarán en los aliados estratégicos interna-cionales, con lo que se espera, se aporten recursos para el mejoramiento social de la población.

* La Opinion, Colombia, Marzo 2013

Read Full Post »

Las dramáticas historias de guerrilleras de las Fuerza Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que lograron fugarse después de sufrir abusos practicados en nombre de la integridad y unidad del grupo armado están siendo llevadas a los más lejanos rincones de la selva colombianos por medio de las radios locales.

La iniciativa, llamada “Vuelve a ser Mujer”, será puesta en marcha esta semana por el Ministerio de la Defensa, según desvela El Mundo.es.

Ocurre que entre las reglas que rigen las FARC está prohibido tener hijos, ante lo que los guerrilleros asesinan al recién nacido o inducen el aborto en los últimos meses de embarazo, en ambos casos con métodos brutales.

María, una exguerrillera que logró escaparse hace un año entrevistada por el diario, cuenta que tras ver su tercer hijo muerto por los compañeros de armas decidió entregarse al ejército. Fue la más traumática de las pérdidas que sufrió, porque el niño llegó a nacer vivo, en que pese las drogas que la hicieron tomar para que lo abortara.

A otra compañera, prosigue, le asesinaron al recién nacido clavándole un bisturí en el corazón.

Aún así, como castigo por haber quedado embarazada, a María le obligaron a cavar 80 metros de trinchera de 70 centímetros por 1m20; cargar leña y preparar la comida del grupo durante varios días, pese a su deplorable estado de salud.

La iniciativa del Ministerio de la Defensa e, no solamente objetiva alejar las mujeres de la lucha armada, pero también que estas influyan en las decisiones de sus compañeros para que abandones la selva, ya en general esta decisión entre los hombres suele tener la labor de convencimiento de sus esposas por detrás.

Read Full Post »

La monumental reacción que produjo en los medios nacionales y en las redes sociales la afirmación de la canciller María Ángela Holguín, “donde hay un hombre, hay prostitución”, refiriéndose al asunto de los agentes de Obama para descartar la estigmatización de Cartagena, es perfecto scanner de la sociedad pacata y retardataria que seguimos siendo en pleno siglo XXI.

Tal vez en lo único que se le fue la lengua fue en utilizar el singular, habría sido más exacto decir, hombres. Porque siendo pragmáticos y observando la historia de la humanidad, la prostitución es y será una operación comercial, donde ella vende y él compra.

Otra cosa muy diferente resulta desde el análisis sociológico, porque vamos a la raíz del asunto y caemos, nada más y nada menos, que en la inequidad, la injusticia social de género. Otra voz podría decir, también hay hombres prostitutos, lo que es cierto, pero nunca que se habla de este flagelo social se globaliza, siempre se feminiza. Tan es así, que puta es un insulto, mientras puto es un reconocimiento a la promiscuidad.

Pero volvamos a la polvareda absurda que levantó la afirmación de la Canciller, en la cual se sostuvo con total tranquilidad, como tiene que ser cuando uno está repitiendo una verdad histórica. Y ante esa declaración simple y cruda las reacciones fueron sorprendentes, por decir lo menos. Varias connotadas periodistas nacionales, cual vestales enfurecidas, trinaban frases, palabras más o menos, como: estoy en el Centro Andino, vi a un hombre y las demás son putas. Otra lanzó: estamos en consejo de redacción, somos cuatro hombres y dos putas. Y luego vino la avalancha de mensajes que llevaron el asunto a tema estrella del día en Twitter, que terminó en chistes (superficiales que somos) no sin antes haber despellejado a la Canciller pasando por quienes pedían renuncia o botada.

Esto último una auténtica babosada, hasta para su creencia en relación al diferendo con Nicaragua por las islas y cayos de San Andrés. Nunca dijo que perderíamos un pedazo de esa área, sino que ya se sabía que la Corte Internacional suele legislar para que ambas partes queden contentas.

A partir de semejante algarabía se puede medir el grado de subdesarrollo mental que tenemos, que nos hace moralistas de ocasión, mientras ni siquiera usamos la sanción social para los cientos de encumbrados y del común que habiendo delinquido o estando sub júdice siguen paladeando las mieles de la aceptación y el respaldo de todos, por acción o por omisión.

La prensa está llena de ejemplo de agasajos y distinciones para quienes utilizan medios non sanctos para enriquecerse o alcanzar posiciones políticas. Una rápida mirada al Congreso, a quienes hemos elegido para representarnos ante el Estado, es perfecta muestra de esta actitud, de la laxitud de las buenas costumbres y el olvido de conceptos como honestidad, decencia, rectitud. Sí, hay excepciones, pero sirven para confirmar la regla: no son mayoría.

 

* Por Lola Salcedo Castañeda, 29 de Abril del 2012

Read Full Post »

Hay preocupación por parte de las autoridades por el creciente número de niñas que día a día son tentadas por este macabro negocio que viola todos sus derechos.

En el centro de Medellín, en medio de las sombras de la noche, camina el drama de numerosas niñas, entre los 11 y 14 años, que tambalean drogadas, entre la explotación sexual comercial, las enfermedades y la delincuencia.

La tristeza que reflejan sus rostros y ojos apagados, la ocultan entre un maquillaje barato, mal echado; el brillo de la mirella; los piercing enganchados en sus cejas, labios, orejas, lengua y ombligo, y su pelo engominado.

Vestidas como adultas, con tacones, bluyines apretados, shorts o minifaldas, y escotes que dejan ver, como gran vitrina para los abusadores, sus cuerpos aún sin desarrollo, se camuflan entre la luz mortecina del alumbrado público y las marquesinas de viejos edificios.

En vez de muñecas en sus manos llevan siempre una bolsa plástica negra impregnada del pegante llamado sacol.

Causas
Según estudios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en el país existen varios factores que favorecen la explotación sexual comercial de niños como son los familiares (maltrato físico y sicológico, abuso sexual, desintegración y disfunción familiar, abandono, hacinamiento, presión económica y padres o cuidadores que ejercen la prostitución) y socioculturales (consumismo, trabajo infantil, deserción escolar, mendicidad, influencia negativa de pares, influencia de medios de comunicación y vivir en zonas de prostitución y de conflicto armado).

En Medellín, hablar con las víctimas de esta explotación sexual no es fácil, ya que por lo general son asediadas por individuos que dicen protegerlas o ser sus compañeros. En muchos casos ellos mismos terminan asaltando a los posibles clientes.

En una esquina céntrica de la ciudad una de esas niñas, quien dijo que en junio de este año será quinceañera, contó su historia.

Aseguró que tiene papá y mamá, pero que trabaja para ayudarles. “Me inicié en la vida sexual a los 13 años, cuando tuve relaciones con un novio. Luego conocí a una amiga quien me trajo para el Centro, porque aquí iba a ganar dinero y desde 2010 trabajo todas las noches y sólo descanso los domingos”, contó.

Estudió hasta cuarto de primaria, porque le cogió odio a la escuela, aunque le gustaría ser presentadora de televisión. Tampoco quiere volver a un internado como al que la llevaron un día en que hubo una redada, pero reconoce que allí le explicaron los peligros del Sida, la tuberculosis y otras enfermedades contagiosas. No le gustaron las normas y huyó.

A una pregunta sobre los peligros que corre, se alzó la blusa y mostró una cicatriz en la espalda, producto de un navajazo que le propinó una prostituta adulta.

Le ofusca, confesó, que algunos clientes, generalmente embriagados o drogados, rasgan el preservativo para hacerle trampa.

En cuanto a los controles de las autoridades a residencias, indicó que sí hay sitios donde no las permiten, por su condición de menores de edad, y otros donde no tienen restricciones y en los cuales, incluso, les reconocen una propina por llevarles el cliente.

Del sacol dijo que lo inhala para tener valentía y enfrentar a quien intente agredirla y para mitigar la repugnancia que le da estar con una gran cantidad de tipos por los que no siente nada y que, por lo general, huelen mal.

A pesar de que estas menores se exhiben públicamente, a muy pocas personas les preocupa su suerte.

Incluso, la misma Policía que vigila el corazón de Medellín se ve impotente para poner en cintura a los abusadores y proxenetas, porque las niñas no los denuncian o aducen que son sus “maridos”. Entonces su control se limita a retirarlas de sitios de interés turístico como los parques.

Consultados algunos agentes sobre esta problemática aseguraron que sin pruebas están impedidos para aplicar la ley, porque si llevan a un implicado ante un juez, el proceso se cae ya que las menores nunca denuncian y las capturas en flagrancia son muy difíciles. Además las pequeñas no tienen idea de que contra ellas se está cometiendo un delito.

En cuanto a la aplicación de la ley, otra opinión tiene uno de los fiscales del Centro de Investigación y Atención a Víctimas de Abuso Sexual, Caivas, que funciona en el sector de San Diego, en Medellín.

Aunque pidió el anonimato explicó que allí se conocen de oficio estos delitos y de toda clase de atropellos contra menores, incluso, las denuncias se pueden hacer anónimamente, porque cualquier ciudadano, con una información fidedigna, exacta y confiable, puede hacerles restablecer los derechos vulnerados a estas niñas, tal como lo establece la Ley 1098, de 2006, Código de Infancia y Adolescencia.

Entre las leyes con las que cuenta el país para devolverles los derechos vulnerados a los niños y los adolescentes, este funcionario resaltó los artículos del 213A al 219B del Código Penal, modificados por la Ley 1236, de 2008, el mismo Código de Infancia y Adolescencia, y las Leyes 1329 y 1336 de 2009, que endurecen las penas a los abusadores de menores de 14 años y no permiten rebajas, así el implicado se allane a cargos.

El fiscal enfatizó en el artículo 9 de la Ley 1336 que establece la extinción de dominio a los negocios que son utilizados para esta explotación.

Reconoció que el silencio de las víctimas y de sus padres dificulta la investigación, pero cuando la ciudadanía se decide a colaborar se acaba la impunidad y recordó que hace dos años, una mujer de avanzada edad, fue condenada a 19 años de prisión, porque fue arrestada, en las afueras de la Terminal del Norte, reclutando niñas entre los 12 y 16 años para explotarlas sexualmente en municipios del Bajo Cauca.

El funcionario judicial agregó que en Medellín también han detectado varias redes de proxenetas que inducen a niñas escolares a la prostitución por medio del sistema prepago y a la trata de personas. Sin embargo, las investigaciones no prosperan por falta de denuncias, ya que los mismos padres consideran que las niñas están trabajando para ayudarles, incluso a conseguir carros y casas. O, lo que es más delicado, no dicen nada, porque son amenazados por estas redes.

Por explotación sexual comercial a menores de edad ingresaron al Caivas en 2011, 10 denuncias, frente a 7 de 2010. De los 10 casos de 2011, ninguna niña acudió a ser atendida por los defensores de familia del ICBF que allí funciona. Las investigaciones no prosperaron.

En la oficina del ICBF Medellín se presentaron 58 denuncias, frente a 40 de 2010.

En lo que va corrido de 2012 en la Oficina de Atención al Ciudadano del ICBF se han conocido en el país, 1.123 denuncias asociadas con violaciones sexuales hacia esta población.

Para estas denuncias, el Centro Caivas habilitó el correo, denunciémoselabusosexual@fiscalia.gov.co y las líneas 385 26 00 extensiones 7711 y 7746, más la gratuita del ICBF 01 8000 11 24.

Medidas
La sicóloga de la Secretaría de Bienestar Social de Medellín, Elsa Nidia Toro , dijo que de las nueve unidades móviles que se conformaron para una atención integral de la Infancia y Adolescencia, dos se dedicaron a combatir el abuso y la explotación sexual por lo que con educadores y sicólogos recorren todas las noches en centro de Medellín. De igual manera estas dos unidades integraron, en 2011, una mesa de trabajo para la atención y prevención de la explotación sexual comercial infantil y adolescente, conformada, además por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF; la Gerencia del Centro; Secretaría de Salud y Metrosalud; la Facultad de Salud Pública de la U. de A. y varias Ong.

El primer trabajo que realizó este equipo fue ubicar los lugares donde se presenta la explotación sexual contra niños y niñas y encontró que unas 154 menores hasta los 17 años son explotadas en diversos sectores del Centro. De ellas el 6 por ciento está entre los 10 y 12 años. También encontró 12 niños en esta situación, dos de ellos de 12 años.

En desarrollo de este trabajo varios menores fueron llevados al Centro de Diagnóstico y Derivación, ubicado en el barrio Robledo, para iniciar con ellos un proceso de reincorporación a la sociedad, pero como estar allí no es obligatorio, muchos desertaron y volvieron a las calles, en su mayoría acosados por las drogas, y porque, a pesar de su edad, algunas niñas son madres y necesitaban salir a “trabajar” para sostener a sus bebés.

La sicóloga Elsa Nidia Toro dijo en este sentido que en la actualidad en Robledo atienden 17 niñas explotadas sexualmente que están esperando bebé y de ellas 10 serán madres por segunda vez.

Por su parte una de las educadores que integra una de las dos unidades móviles de Bienestar Social contó que encontraron algunas menores afectadas por el virus del VIH Sida y tuberculosis.

John Albeiro Castañeda , experto en Infancia y Adolescencia de la Personería de Medellín, quien también integró la mesa comentó que detectaron a conductores de carros de alta gama que contrataron a niñas desde los 10 años, para someterlas a orgías en lujosos apartamentos.

La trabajadora social Blasina Hurtado , del grupo de prevención del Icbf en Antioquia dijo que para atacar esta violación a los derechos de los menores no son suficientes las leyes ni la represión. Añadió, “hay que plantear una estrategia de prevención y de educación. Ofrecerles otras alternativas de vida en instituciones y hogares de paso que apliquen metodologías innovadoras”.

LA MICROHISTORIA

NO TODO ESTÁ PERDIDO

A finales de 2011 en un tecnológico de la ciudad se graduó como auxiliar de enfermería una joven de 19 años. El diploma lo recibió su acudiente, una funcionaria de Bienestar Social del Municipio que trabaja con niños de la calle. La joven, quien evita hablar de su vida pasada, quiere presentarse a Enfermería y piensa casarse. A los 13, por maltratos de sus padres que la explotaban laboralmente, huyó de su casa en una población antioqueña y se dedicó en Medellín a las drogas, la mendicidad y la prostitución. Buscando protección en el Centro de Acogida Municipal, conoció a la acudiente que le recibió el grado e inició un proceso de resocialización.

¿QUÉ SIGUE?

SE REQUIERE UN TRATAMIENTO

La sicóloga Beatriz Escobar, directora técnica de la Fundación Lucerito, en Medellín, explicó que los niños abusados sexualmente tienen afectaciones fisiológicas, comportamentales, emocionales, sociales y sexuales. Indicó que de cada 10 niños abusados uno puede terminar siendo un criminal. En Colombia, agregó, más de 500 mil niños son abusados al año y sólo se denuncia un 6 por ciento de los casos y de ellos muy pocos son atendidos terapéuticamente, como se hace en Lucerito. La falta de atención conlleva a que tengamos una sociedad enferma.

TEXTUALMENTE

Antioquia ocupa el cuarto lugar en el país

 

Martha Isabel Tovar
Subdirección Restablecimiento de Derechos del ICBF

¿Cuáles son las regiones más afectadas?
“Bogotá, Atlántico, Valle, Caldas y Antioquia y poblaciones como Girardot, Melgar, Quibdó, Santa Marta, San Andrés. Las fronterizas son de mayor riesgo por los turistas”.

¿Afecta más a las niñas o a los niños?
“Las cifras muestran que afecta más a niñas, pero en los últimos 5 años las proporciones de niños están en aumento”.

¿Qué peso tiene el turismo sexual?
“La explotación sexual de niños  cluye el abuso por parte de un adulto que remunera en dinero o en especie. Las modalidades: prostitución y pornografía. Quienes viajan aprovechan su anonimato y la permisividad de taxistas, administradores y trabajadores de hoteles facilita la comisión del delito”.

¿Hay explotación sexual por los grupos armados?
“Cada organización trata de implementar un sometimiento de personas vulnerables. Los grupos armados ilegales en algunas zonas urbanas y rurales explotan sexualmente a menores como clientes, dueños de negocios o controladores de las redes de explotación sexual y, en muchos casos, los involucran utilizando la violencia sexual como arma de guerra y poder”.

¿Los menores son víctimas de tráfico de personas?
“Si se observa el período histórico por el cual Colombia atraviesa desde el nacimiento de los grupos al margen de la ley, demás grupos emergentes y narcotráfico en los 80, sin descuidar internet, páginas sociales y mensajes en canales de comunicación, en especial musicales, los niños son presas para comercializar sus cuerpos”.

¿Qué peso tiene Antioquia?
“La Regional de Antioquia ocupa el cuarto lugar”.

¿De qué estratos sociales son los niños explotados?
“El ICBF no considera los estratos, sino barrios y localidades. Los factores de riesgo se presentan igualmente en niños de diferentes estratos, aumentado de acuerdo con condiciones de desprotección”.

Por RODRIGO MARTÍNEZ ARANGO | Publicado el 30 de abril de 2012

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: