Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Identificación biométrica’ Category

La Academia de Ciencias Médicas de Bilbao rompe los mitos surgidos con ‘CSI’ en torno a la profesión de forense.

CSI: MIAMI

«En las series todo sale bien. Aparecen restos de ADN y ya está: caso resuelto»«Recuerdo un caso al que tuvimos que dedicar muchas horas. Era un descampado con un vivero y un pozo; y en su interior, tapado con piedras, apareció el cadáver del muchacho. Tuvimos que analizarlo absolutamente todo. Cómo estaba la hierba, si había pisadas, qué tipo de huellas. También estudiamos la resistencia del suelo para conocer el peso del sospechoso. El tamaño de la pisada nos dio el tipo de zapato y, por tanto, la estatura y la complexión del individuo. Con un resto de cabello, supimos su color del pelo. Así es nuestro trabajo. Cuando acabas de estudiar todas esas pijadillas, sabes más o menos la pinta del señor que pudo cometer el crimen».
El médico Rafael Alcaraz, jefe de servicio de Patología Forense del Instituto Vasco de Medicina Legal en Bilbao, describe así la profesión a la que se dedica desde 1977, hace 32 años. «No me desagrada diseccionar un cadáver e investigar con él porque ése es mi oficio», afirma. «Pero también me da mucho gusto cuando me cojo 4 ó 5 días libres y sé que en ese tiempo no volveré a ver un muerto. Es genial», afirma el especialista, que hoy ofrecerá en Bilbao una conferencia en la que se ha propuesto romper los mitos que series como ‘CSI’ han atribuido a la profesión. El acto, que forma parte de la Semana de Humanidades de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, se celebrará a las siete de la tarde en los locales de la Universidad del País Vasco de la calle Banco de España, del Casco Viejo.
La profesión de forense, según dice, no se la han inventado las producciones de televisión americanas. «Las primeras autopsias las practicó la Escuela de Alejandría, cuatro siglos antes de Cristo». El trabajo tampoco es tan sencillo como lo pintan Grissom y Horatio. «En las series todo sale bien a la primera, aparecen restos de ADN y casualmente están en la base de datos. Ya está: caso resuelto».
En los últimos quince años, las nuevas técnicas de identificación de ADN, la fotografía digital y la informática han propiciado un enorme desarrollo de la profesión. Pero el trabajo básico sigue siendo artesanía pura. «Nadie acude a un servicio de Urgencias y lo primero que le hacen es una resonancia magnética», explica.
El trabajo de forense comienza en el escenario de la muerte, con la recogida de pruebas. Después el cadáver se traslada a la sala de autopsias. Inspección ocular vestido, luego desnudo. Se buscan señales, marcas de violencia, pruebas en la ropa. Después empieza la disección y el análisis de restos. Todo se fotografía. En cinco días puede estar terminada, pero a veces pasan meses. En Londres una autopsia llegó a durar seis meses. «Medio año con un cadáver sobre la mesa es mucho intimar. Al final -dice Alcaraz con sorna-, acabas tratándole de tú».

* F. APEZTEGUIA| BILBAO (Feb.2009)

Read Full Post »

Investigadores de la UGR desarrollan na técnica forense que permite fijar casi al minuto la hora de la muerte

Este sistema, relacionado con la termomicrobiología, permitirá determinar con más exactitud la hora en la que se produjo una muerte que no haya tenido lugar bajo causas naturales controladas, o que sean fruto de un crimen. La intención de este proyecto ha sido establecer unas bases metodológicas iniciales sobre las que crear un protocolo de aplicación general, que proporcione nuevas herramientas complementarias a las técnicas criminalísticas ya existentes.

Un grupo de científicos de la Universidad de Granada ha desarrollado una nueva técnica de datación forense basada en la termomicrobiología, que permitirá determinar la hora en la que se produjo una muerte que no haya tenido lugar bajo causas naturales controladas, o que sean fruto de un crimen. Este nuevo sistema, de gran interés en el ámbito de la criminalística, establece correspondencias entre los parámetros de crecimiento microorgánico sobre restos cadávericos y la data de muerte de dichos restos, así como la relación que presentan con la temperatura de éstos.

Este estudio ha sido realizado por la doctora Isabel Fernández Corcobado, y dirigido por los profesores Miguel Botella López, del Laboratorio de Antropología de la UGR, y Eulogio Bedmar Gómez de la Estación Experimental Zaidín (CSIC). La intención de este proyecto ha sido establecer unas bases metodológicas iniciales sobre las que crear un protocolo de aplicación general, en el campo de la Termografía y la Microbiología Forenses que proporcione nuevas herramientas complementarias a las técnicas criminalísticas ya existentes.

Este protocolo aportaría un nuevo enfoque criminalístico a técnicas tradicionales, ya empleadas en el análisis microbiológico de muestras de todo tipo. Los investigadores destacan que, los análisis realizados con esta nueva técnica proporcionarían, a los equipos forenses y de investigación policial y judicial, información resultante de nuevos y rápidos elementos de contraste durante la investigación criminalística.

Para la realización de este trabajo, los autores analizaron un total de 240 muestras microorgánicas tomadas desde cadáveres procedentes del Instituto de Medicina Legal de Granada y 352 de sujetos vivos donantes.

Mayor aproximación

El propósito de esta investigación, afirma Isabel Fernández, es acercar las técnicas criminalísticas al análisis de los fenómenos producidos durante las etapas de descomposición y putrefacción cadavéricas, con el fin de alcanzar progresivamente una mayor aproximación al cálculo de la data de muerte.

Para ello, se han empleado novedosos instrumentos termográficos y de medición meteorológica y se han aplicado tradicionales métodos microbiológicos con un nuevo enfoque. Con ello, se pretende facilitar el análisis de las etapas de descomposición y putrefacción cadavéricas, relacionándolas con el patrón de crecimiento/muerte de los microorganismos, responsables de las alteraciones post-mortem. El fin de este trabajo, en definitiva, es establecer un indicador microbiológico que determine la data de muerte.

Por lo tanto, los científicos han ensayado un método alternativo de aproximación al cronotanatodiagnóstico, que permitirá reducir el margen de error que actualmente se produce, en la aplicación de otros diferentes métodos y acotar al máximo posible el momento en que se produjo la muerte.

Los resultados de esta investigación, que tras sus resultados preliminares espera ser ampliada con el fin de validar definitivamente el método, han sido publicados en la Revista del Colegio Oficial de Biólogos de la Comunidad de Madrid.

* Universidad de Granada (12 fe.2009)

Read Full Post »

La Identificación biométrica es la verificación de la identidad de una persona basado en características de su cuerpo o de su comportamiento, utilizando por ejemplo su mano, el iris de su ojo, su voz o su cara en el reconocimiento facial.

Los métodos de identificación biométrica, como aquellos usados en las películas de James Bond, el inolvidable agente 007, que nos parecían increíbles hace unos años, son ahora una realidad.

fotodedos_149533

Aunque los estudios biométricos no son perfectos, sí son una herramienta muy poderosa para identificar personas.

De todos los sistemas de identificación biométrica existentes, las huellas dactilares son las únicas legalmente reconocidas como prueba fidedigna de identidad. Es un sistema que además de ser efectivo, es cómodo de aplicar y la autenticación se obtiene rápidamente.

puntos

Las huellas digitales son características exclusivas de los primates. En la especie humana se forman a partir de la sexta semana de vida intrauterina y no varían en sus características a lo largo de toda la vida del individuo.

Son las formas caprichosas que adopta la piel que cubre las yemas de los dedos. Están constituidas por rugosidades que forman salientes y depresiones. Las salientes se denominan crestas papilares y las depresiones surcos interpapilares. En las crestas se encuentran las glándulas sudoríparas. El sudor que éstas producen contiene aceite, que se retiene en los surcos de la huella, de tal manera que cuando el dedo hace contacto con una superficie, queda un residuo de ésta, lo cual produce un facsímil o negativo de la huella.

fase1fase2fase3fase4
Las huellas digitales se toman de los dedos índices de ambas manos, tanto por la comodidad al capturarlas, como porque estos dedos están menos propensos que los pulgares a sufrir accidentes que dejen cicatriz.

Son únicas e irrepetibles aún en gemelos idénticos, debido a que su diseño no está determinado estrictamente por el código genético, sino por pequeñas variables en las concentraciones del factor del crecimiento y en las hormonas localizadas dentro de los tejidos. Cabe señalar que en un mismo individuo la huella de cada uno de sus dedos es diferente.

Antecedentes

Las huellas digitales han tenido diferentes usos a lo largo de la historia de la humanidad.

Debido a que las huellas digitales son un razgo distintivo entre los seres humanos, estas han sido utilizadas como medio de identificación. Según B.C. Bridgest , especialista en la materia, las huellas digitales comenzaron a usarse en las antiguas civilizaciones:

“Algunos de lo primeros usos prácticos de la identificación mediante impresiones dactilares son acreditados a los chinos; quienes la aplicaban diariamente en sus negocios y empresas legales mientras tanto el mundo occidental se encontraba en el periodo conocido como la edad oscura”.

Asimismo, dice Bridgest, en el libro de leyes chino de Yung Hwui:

“Se establecía que para divorciarse de la esposa, el esposo debía dar un documento que expusiera siete razones para hacerlo. Todas las letras deberían estar escritas con su propia mano y signar el documento con sus huellas dactilares”

A las huellas digitales, también se les menciona en la Biblia:

“y puso un sello sobre su mano para memoria ante sus ojos” (Éxodo 13:9) y se refiere a ellas precisamente como una característica distintiva entre los seres humanos.

En investigaciones criminalísticas han sido utilizadas desde el siglo XIX y en la actualidad, haciendo uso de métodos electrónicos se constituyen en un recurso mucho más efectivo en este campo.

En México (artículo 1834 del Código Federal Civil) como en otros países del mundo, las huellas digitales son reconocidas legalmente como sustituto de la firma escrita, indispensable para imponer obligación en un contrato o documento, en los casos en que la persona involucrada no pueda o no sepa firmar.

Clasificación

Los patrones de huellas digitales están divididos en 4 tipos principales, todos ellos matemáticamente detectables. Esta clasificación es útil al momento de la verificación en la identificación electrónica, ya que el sistema sólo busca en la base de datos del grupo correspondiente.

En la figura (ver arriba) aparecen 8 puntos característicos que hay en un dedo, éstos se repiten indistintamente para formar entre 60 y 120 ( por ejemplo 10 orquillas 12 empalmes 15 islotes, etc) A estos puntos también se llaman minutae, o minucias, término utilizado en la medicina forense que significa “punto característico”

Procedimiento

Con este conjunto de puntos, el software biométrico de huella digital genera un modelo en dos dimensiones, según se muestra en el ejemplo, mismo que se almacena en una base de datos, con la debida referenciación de la persona que ha sido objeto del estudio.
Para ello, la ubicación de cada punto carácterístico o minucia se representa mediante una combinación de números (x.y) dentro de un plano cartesiano, los cuales sirven como base para crear un conjunto de vectores que se obtienen al unir las minucias entre sí mediante rectas cuyo ángulo y dirección generan el trazo de un prisma de configuración única e irrepetible. Para llevar a cabo el proceso inverso o verificación dactilar, se utilizan estos mismos vectores, no imágenes.

El dedo es leído por un captor de huellas.

El dedo es codificado por el captor. Una plantilla es generada y la imagen es comprimida en formato WSQ (opcional). El captor guarda y reconoce un conjunto de números que solo podrán ser reconocidos como una plantilla.

El Sistema de Identificación Automatizada de Huellas Dactilares (AFIS) por sus siglas en inglés, tiene un índice de seguridad del 99.9% ya que verifica la identidad de una persona, basada en las características de sus huellas digitales.

Como se explicó, AFIS crea un modelo computarizado de tu huella, que puede ser contrastado frente a otra presentada ya sea en persona, o a través de una fracción de huella levantada en algún lugar, o bien, tomada de una tarjeta decadactilar. Para ello se utiliza un algoritmo que permite asociar la huella que se desea identificar, con otras de similares características, almacenadas en la base de datos

Para la identificación de huellas, es conveniente contar con la traza digital completa, no obstante, pueden ser utilizarse fracciones de las mismas, con el inconveniente de que mientras más pequeño sea el marcado, menor es el margen de seguridad.

El equipo requerido para el manejo del sistema consta de:

* Lector de huella dactilar. Los hay de varios modelos, permiten el ingreso de la huella ya sea para registrarla o para validarla.
* Terminales, equipo de cómputo estándar. Envían información pre-procesada al servidor.
* Servidor. Se encarga de la validación de la huella y del manejo de los dispositivos ópticos que permiten almacenar y recuperar información solicitada por el servidor.
*Software de aplicación. Basado en algoritmos para codificación y comparación.

En el momento de la bioidentificación, el sistema debe responder a dos preguntas:
1) ¿Es la persona quien dice ser?
Para ello checa si los datos de la persona a identificar, corresponden con los guardados en una base de datos.

2) ¿Quién es la persona?

Este es el proceso de autenticación, es más técnico que el anterior, ya que incluye varias comparaciones con aquellas huellas que le sean similares, contenidas en muchas bases de datos, con el fin de poder diferenciarlas. Para ello compara la huella que la persona registra en un scaner óptico, con aquella registrada previamente. Cabe señalar que si el sistema usa las huellas digitales de los índices de ambas manos, ofrecerá un mayor margen de seguridad.

La identificación biométrica por medio de huellas digitales tiene un grado de seguridad tan alto debido a que nadie podría sustraer, copiar o reproducir los elementos usados en ella, ya que son elementos inherentes a su portador, sin embargo puede estar sujeta a errores de:

Falsa aceptación
Cuando se acepta a alguien que No es; por ejemplo, alguien podría clonar una credencial de identificación, o adueñarse de los números confidenciales de una persona para hacer una transacción en perjuicio de su legítimo dueño y hasta falsificar su firma.

Falso rechazo
Consiste en no aceptar a alguien que Sí es, pero su identificación no se pudo realizar.debido a múltiples motivos, como puede ser: que la imagen de la huella esté muy dañada, o a que tenga una capa de cemento o de pintura, o a que el lector no tenga la calidad suficiente para tomar correctamente la lectura.

Hasta siempre.

CTsT.

*************************************************************

Nota:

Para mayor informacion te recomiendo revises esta tesis doctoral sobre el tema:

http://oa.upm.es/79/

**************************************************************

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: