Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Carteristas’ Category

Cinco de la tarde. Inicio de la hora punta en el metro de Londres. En el vagón no cabe un alfiler y el espacio se pelea a codazos.

130308094226_london_tube_512x288_bbc_nocredit

 

Entre tanto empujón para entrar, empujón para salir y empujón para moverse, una turista japonesa se da cuenta de que su teléfono celular, que tenía en un bolsillo externo de su bolso, ya no está.

No sabe en qué minuto fue. Tampoco a quién tenía detrás. No sabe nada. Sólo que las vacaciones hasta aquí llegaron.

La turista ha sido víctima de un pickpocket, nombre que recibe en inglés el carterista.

Una actividad que hoy se ha convertido en “uno de los mayores problemas criminales del metro de Londres”, según le explica a BBC Mundo el detective Simon Jones, inspector jefe de la Policía de Transportes Británica (BTP, por sus siglas en inglés) y en la cual hay una nacionalidad latinoamericana forma parte de la tendencia: los chilenos.

Para un servicio utilizado por 4.000.000 de personas al día, los casi 7.073 reportes de hurtos acumulados entre el 1º de abril de 2012 y el 22 de marzo de 2013 no pareciera ser una cifra significativa.

De hecho, en sólo 424 de estos casos la policía detuvo a un sospechoso, según cifras de la BTP.

Sin embargo, si se considera que las denuncias por este tipo de delitos han crecido un 18% en un año, los números empiezan a adquirir importancia.

Para hacer frente al problema, la BTP lanzó en marzo la “Operación Magnum”, un plan con 700 policías, que busca cortar de raíz los crímenes en el transporte público.

El plan involucra también a la Policía Metropolitana y a Transport for London (TFL), la organización encargada del transporte.

El oficio de “carterear”

CarteristaEl tiempo no pasó en vano. Hoy el principal botín de los carteristas son los teléfonos inteligentes.

No son violentos, buscan principalmente teléfonos inteligentes –el 52% de las especies robadas por pickpockets son celulares– pero tampoco le hacen a un lado el efectivo, las tarjetas de crédito e incluso documentos de identificación.

“Cualquier lugar cerrado o que involucre una alta concentración de gente es una oportunidad”, le dice Jones a BBC Mundo.

Se despliegan principalmente en las líneas Central (roja), Piccadilly (azul) y Victoria (celeste), mayoritariamente en los horarios más concurridos, y la mayoría de las veces actúan con tal prolijidad que sus víctimas no se percatan de que van más livianos hasta bastante rato después.

En la década de 1980 y principios de la de 1990 los hurtos de este tipo eran realizados por delincuentes locales, principalmente asociados a problemas de drogadicción.

Sin embargo, en las últimas dos décadas y con la explosión inmigratoria, según la Policía, los carteristas que viven del oficio se ha incrementado. Hoy, el 67% de los carteristas que son arrestados provienen de Europa del Este, según cifras de la BTP. Principalmente desde Rumania.

“Es un fenómeno que afecta a todas las principales ciudades (…) desde tiempos antiguos. Ni ha surgido ahora último en Europa, ni se relaciona con las comunidades de Europa del Este”, aclara Ion Jinga, embajador de Rumania en Londres.

“Sin embargo, las autoridades rumanas y nuestra embajada en Londres tienen una política de tolerancia cero con cualquier tipo de delitos cometidos por rumanos”, le cuenta el embajador a BBC Mundo.

Desde noviembre de 2011, cinco policías rumanos fueron destinados a colaborar con la BTP en la detección de delitos que involucren a ciudadanos de Rumania.

Chileno: el carterista de importación

Aunque en términos de números, el principal problema para la Policía de Transporte hoy viene de Europa del Este, cantidad no significa “efectividad”.

Porque en cuestión de ingenio son los sudamericanos los que se roban la película del “cartereo” en el metro de Londres. “Es como si te dieran doble puntaje por los sudamericanos, porque siempre son mucho más difíciles de atrapar”, le aseguró un policía incógnito a la cadena de televisión Channel 4.

Claro que denominarlos “sudamericanos” podría ser impreciso.

“Hay un mito de que los ladrones chilenos son más sofisticados, por lo que cometen más crímenes antes de ser atrapados. Creo que es un mito, pero hay algo de cierto en él”

Simon Jones, inspector jefe de la Policía de Transportes Británica

Existe una comunidad latinoamericana en particular que se destaca en el rubro y la cual ha recibido su propia denominación por parte de la BTP: “The Chilean problem” (el problema chileno).

El “lanza internacional”, según la denominación que recibe en Chile este tipo de delincuentes, es difícil de agarrar y, en general, reincidente.

“Hay un mito de que los ladrones chilenos son más sofisticados, por lo que cometen más crímenes antes de ser atrapados. Creo que es un mito, pero hay algo de cierto en él”, asegura el inspector Jones.

En general, el asaltante de Europa del Este es atrapado, procesado y finalmente deportado a su país. “No los vemos más”, le cuenta Jones a BBC Mundo.

Sin embargo, los problemas con los chilenos no son tan fáciles de solucionar, ya que algunos son residentes que viven desde hace años en Londres, principalmente en el sector de London Bridge y Elephant & Castle, al sur del río Támesis. De hecho, son habitués de la línea Northern (negra), en torno de la cual suelen “trabajar”.

Estos, además, le han pasado el dato a algunos compatriotas que vienen a “trabajar” como pickpockets durante la temporada de verano, según la Policía.

Según Jones, los miembros del “problema chileno” que no son residentes cumplen con un patrón común: llegan generalmente en la época del campeonato de tenis de Wimbledon, en junio, y se quedan hasta fines del verano. Su principal enfoque, además del metro, son los eventos masivos como conciertos o actividades deportivas.

Metro de Londres

Las líneas preferidas de los carteristas son la Central, Piccadilly y Victoria.

“Nosotros tenemos conciencia de la existencia del problema y hemos tenido reuniones con la policía local. También están en conocimiento nuestras autoridades en Santiago”, le dice a BBC Mundo Patricio Díaz, cónsul de Chile en Londres.

El diplomático aclara que aunque Chile no es un país con una tasa criminal significativa en Reino Unido, están barajando varios mecanismos de cooperación entre ambas policías para terminar con el problema.

Según Díaz, el problema puntual de los carteristas estacionales podría estar relacionado con una banda de que se mueve por Europa, con sede en Chile.

Y aunque en su reunión con la Policía no se mencionó el tema de los chilenos residentes, Díaz sospechaba de algún vínculo.

Al ingresar a Reino Unido, cualquier persona que no sea parte de la Unión Europea debe llenar un documento indicando la duración de su estadía y una dirección de contacto.

“Ahí hay un contacto que se repite, que lleva a pensar que están coordinados”, le comenta Díaz a BBC Mundo.

Con todo, la autoridad londinense asegura que no hay que alarmarse ni ponerse paranoico.

De vuelta a las cifras, 7.073 denuncias para más de 1.000 millones de pasajeros al año no está tan mal.

No es excusa, sin embargo, para no cuidar las pertenencias al visitar la capital británica.

 

Constanza Hola Chamy, BBC Mundo

, 9 de abril de 2013

 

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: