Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Curiosidades Policiales’ Category

Esta muerte condenable esta conectada a un ambiente de violencia que se vive en USA y en New York en los ultimos anos. Ello se puede comprobar a la creciente accion de hechos violentos que consisten en atacantes jovenes agreden a personas mayores sin razon aparente.

Las posibles explicaciones van desde locuras individuales, efectos de drogas, enfermedades mentales que desarrollan una atraccion por la violencia, efectos de traumas de abusos o violencias que provienen desde sus propias familias.

Tambien se puede tener la hipotesis de violencia general que existe en nuestro mundo actual la cual, gracias a la difusion de los diversos medios masivos de comunicacion, causan efectos negativos en ciertos tipos de personas, jovenes mayoritariamente, que suelen desencadenar su furia o frustracion contra otras personas mas debiles o indefensas.

Ello se destaca mas, en Nueva York; pues , en general, se puede calificar a su policia local como eficiente, bien equipada y motivada economicamente; sin embargo no puede evitar estos actos de violencia que, como en este caso que trato hoy, acaban en lamentables atentados contra personas que han hecho de su vida un ejemplo de vida en servicio a las personas de su comunidad.

Fue apuñalada mientras trabajaba como trabajadora de EMS, dice la policía. «Todos la extrañarán mucho», escribió su equipo de primeros auxilios de Huntington. (*)

Alison Russo-Velling, de 61 años, de la estación de Huntington, una veterana del departamento de 24 años que había servido como primer respondedor en los ataques del 11 de septiembre, fue atacado mientras estaba de servicio poco después de las 2 p.m., dijo la policía. Acababa de salir de la estación 49 de EMS para obtener comida, usando ropa que la identificaba claramente como paramédica, dijo el jefe de detectives de la policía de Nueva York, James Essig, a los periodistas durante una conferencia de prensa.

En la esquina de 20th Avenue y 41st Street, a mitad de bloque de la estación EMS, un hombre de 34 años blandiendo un cuchillo «atacó brutalmente» a Russo-Velling, apuñalándola numerosas veces en su cuerpo, dijo Essig.

Peter Zisopoulos, de 34 años, fue acusado de asesinato después de que Russo-Velling fue apuñalado 19 veces, informó el New York Post.

Fue llevada de urgencia al Hospital Mount Sinai Queens, pero no pudo ser salvado, dijo el alcalde Eric Adams.

«Perdimos un héroe hoy», escribió Adams, alcalde de New York, en Facebook. «Fue asesinada de servicio en un ataque no provocado. Su asaltante está bajo custodia. El teniente Russo-Velling dio tanto a nuestra ciudad. Por favor, mantenga a su familia y al FDNY en sus oraciones esta noche».

Zisopoulos salió corriendo de la escena después del apuñalamiento y en su apartamento del tercer piso en 19-80 41st St., a una cuadra de distancia, dijo Essig.

Fue perseguido por dos testigos oculares que lo conocían, pero se encerró dentro del apartamento, dijo Essig. Un equipo de negociación de rehenes y la unidad de servicio de emergencia de la policía de Nueva York finalmente hicieron que el hombre saliera del apartamento, y estaba detenido en el recinto 114 de la policía de Nueva York el jueves por la tarde, dijo la policía.

Russo-Velling es sobrevivido por su hija y sus padres, dijo el FDNY.

Además de su carrera en el FDNY, Russo-Velling también fue miembro del equipo de primeros auxilios de la comunidad de Huntington, que está de luto por su muerte.

Russo-Velling se unió al equipo en 1992 y sirvió como capitán del día durante 13 años. Durante su mandato en HCFA, comenzó como EMT, luego obtuvo sus certificaciones de cuidados críticos y paramédicos.

«Ella era una proveedor dedicada y miembro sobresaliente, sirvió en varios comités y le dio tiempo donde sea necesario en la comunidad de Huntington», escribió el equipo de primeros auxilios. «Alison habría celebrado 30 años de servicio en el equipo de primeros auxilios de la comunidad de Huntington en noviembre de este año».

Fue amada por «tantos» en el equipo de primeros auxilios.

«Todos la extrañarán mucho, pero su legado vivirá dentro de nuestros corazones para siempre», escribió el equipo. «Nuestros pensamientos y oraciones están con sus seres queridos durante este momento difícil».

El Departamento de Bomberos de Greenlawn también dijo que está «desconsolado» saber del «asesinato sin sentido» de Russo.

«Nos solidarizamos con nuestros hermanos y hermanas vecinas en este momento increíblemente difícil», escribió el departamento en Facebook.

Russo-Velling se unió al FDNY como EMT en marzo de 1998, luego fue ascendido a paramédico en 2002 y teniente en 2016, según un puesto de Instagram por el departamento.

Durante los ataques del 11 de septiembre, ella ayudó en los esfuerzos de rescate y recuperación, según el FDNY. En el transcurso de su carrera, trabajó en al menos otras cinco estaciones antes de aterrizar en la estación 49 en Astoria.

«Estamos profundamente tristes por el fallecimiento del teniente de @FDNY EMS Alison Russo-Velling, quien fue asesinado en el cumplimiento del deber en Astoria, Queens», escribió el Mets de Nueva York Twitter. «Su valentía no será olvidada».

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CVP)

(*) = https://patch.com/new-york/eastmeadow/s/ieywp/ems-lieutenant-from-huntington-station-stabbed-to-death-in-nyc-police?utm_source=alert-breakingnews&utm_medium=email&utm_campaign=alert

Read Full Post »

Un reciente, exclusivo y extenso reporte del Washington Post (*) que acabo de terminar de leer y analizar bajo el titulo «Repeated police misconduct cost taxpayers 1.5 billion in settlement…» nos muestra una realidad que no es tan buena como otros medios masivos de comunicacion nos quieren hacer creer; sin embargo valoro el valor del Washington Post en este tema tan sensible y que directamente afecta a las personas comunes de menores recursos que son la mayoria en USA; aunque , a nivel mundial, desde un desde un punto de vista material y comparativo, son privilegiados; pero eso es otro asunto a tratar. Es decir, es harina de otro costal.

En este asunto quiero respetar los textos, cuadros y graficos originales en ingles (adjunto una copia la cual espero que pueda verse completa para quienes visitan este blog; pues articulos como este son solo para suscriptores del diario)

Pero, antes quiero agregar algunos detalles resumidos y la metodologia usada sobre este articulo:

Para investigar la frecuencia con la que se hicieron los pagos en las reclamaciones de mala conducta que involucraron repetidamente a los mismos oficiales, la publicación de Washington presentó solicitudes de registros públicos con 50 de las agencias de aplicación de la ley de la ciudad y del condado más grandes en la nación. El POST solicitó la información sobre demandas civiles y afirmaciones de responsabilidad civil que resultó en pagos entre 2010 y 2020 y solicitó los nombres de los oficiales involucrados en esas afirmaciones.

El POST obtuvo datos para 25 de estos departamentos de múltiples fuentes: en algunos casos, departamentos financieros; En otros, los departamentos de derecho, el asesor legal o el propio departamento de policía. Los reporteros se estandarizan y limpian los datos, identificando las brechas en lo que se proporcionó. Diecisiete de las ciudades o condados no proporcionaron los nombres de los oficiales involucrados. La ciudad de Nueva York proporcionó nombres de oficial en solo un pequeño porcentaje de casos.

Las afirmaciones que no dieron lugar a las demandas representadas una porción muy pequeña de las documentadas. La publicación se basó en las agencias de la ciudad y del condado para proporcionar nombres de oficiales en esos casos y la mayoría proporcionó esos nombres.

La publicación también complementó sus datos con otras fuentes.

Para Chicago, los reporteros utilizaron datos compilados por el reportero de Chicago sobre los asentamientos de la policía de 2011 hasta 2017 para encontrar a los oficiales nombrados en los datos de reclamaciones, la ciudad proporcionó a la publicación, y luego recibió nombres en casos adicionales de 2010 y 2018 a 2020.

En Baltimore, los funcionarios dirigieron la publicación al sitio web de la Junta de Estimaciones de la ciudad, donde los reporteros descargaron el texto de todos los minutos de la reunión que mencionaron los asentamientos policiales. El POST compiló una base de datos de casos de ese, y buscó casos en el sistema judicial para encontrar los nombres de los oficiales.

En la ciudad de Nueva York, los funcionarios no proporcionaron los nombres de los oficiales involucrados en más de 30,000 casos; Los reporteros utilizaron datos de pago desde 2013, proporcionados en el sitio web del Departamento de Derecho para identificar a los oficiales, y luego recuperaron los nombres de las reclamaciones antes de 2013 de los casos judiciales.

Phoenix fue la única ciudad para la cual el Post no pudo identificar a los oficiales involucrados. Los funcionarios allí no proporcionaron datos de funcionario ni suficiente información para que los reporteros coincidan con confianza los montos de reclamo con los registros judiciales.

En miles de casos, la ciudad, el condado o los registros judiciales identificaron a los oficiales solo como «John Doe», «Jane Doe» o desconocido, y la publicación no pudo determinar esas identidades. Para el análisis de los oficiales que fueron objeto de pagos repetidos, la publicación no contó esos reclamaciones. Sin embargo, las reclamaciones que involucran a los oficiales desconocidos se incluyeron en los montos de recepción total y los conteos para cada departamento.

Para el análisis, la publicación también excluyó los nombres de la mayoría de los funcionarios principales en los departamentos. La mayoría de las personas eliminadas fueron jefes de policía, pero un supervisor en el distrito se omitió del análisis porque fue nombrado en 19 casos relacionados con su unidad policial, pero las quejas no lo involucraron directamente.

El POST excluyó los pagos de menos de $ 1,000, lo que ayudó a estandarizar los datos a través de los departamentos basados ​​en las variaciones en lo que se proporcionó. Los reporteros también intentaron eliminar las tarifas legales internas del análisis en los pocos lugares, incluidos Portland, Ore., Que los proporcionaron.

Todas las reclamaciones se agruparon en categorías más amplias para el análisis y la presentación utilizando la información proporcionada por las ciudades y los condados. En los casos, para los cuales no proporcionaron categorización, aquellas reclamaciones se clasificaron como «acusaciones no clasificadas de mala conducta».

El POST se acercó a todos los funcionarios del departamento y la ciudad o del condado que proporcionaron los datos varias veces para comentar. En cada departamento, los tres oficiales o diputados involucrados en la mayoría de los asentamientos también se les pidió comentarios. El POST incorporó cualquier comentario de departamentos y oficiales en su interactivo publicado.

Los pagos se basan en las denuncias de mala conducta por parte de la policía, pero los departamentos rara vez admiten incorrectos al resolver estos casos.

Ahora si, ahi va el texto original copiado que espero que los lectores de este blog puedan verlo completo.

EXCLUSIVE

The hidden billion-
dollar cost of repeated
police misconduct

More than $1.5 billion has been spent to settle claims of
police misconduct involving thousands of officers repeatedly
accused of wrongdoing. Taxpayers are often in the dark.

By Keith L. AlexanderSteven Rich and Hannah Thacker

March 9, 2022

About 8:30 one Thursday evening in Detroit, Tony Murray was getting ready for bed ahead of his 6 a.m. shift at a potato chip factory. As he turned off the final light in the living room, he glanced out of his window and saw a half-dozen uniformed police officers with guns drawn approach his home.

As the officers banged on the door, Murray ordered Keno, his black Labrador retriever, to the basement. As Murray let the officers in, one quickly pushed him to the floor and at least two others ran to the cellar, he said. “Don’t kill my dog. He won’t bite you,” Murray pleaded. The sound of gunshots filled the house. Keno’s barking, the 56-year-oldrecalled, morphed into the sound of “a girl screaming.”

Officers searched Murray’s home for nearly an hour, flipping his sofa and emptying drawers. Outside, Murray approached the officers standing by their vehicles. One handed him a copy of the search warrant, which stated they were looking for illegal drugs. Murray noticed something else: The address listed wasn’t his. It was his neighbor’s.

Tony Murray, 56, sits on his porch. In 2014, police raided Murray’s house and fatally shot his dog, Keno. (Nick Hagen for The Washington Post)

Months after the 2014 raid, Murray, who was not charged with any crimes, sued Detroit police for gross negligence and civil rights violations, naming Officer Lynn Christopher Moore,who filled out the search warrant, and the other five officers who raided his home.The city eventually paid Murray $87,500 to settle his claim, but admitted no error by police.

That settlement was not the first or last time that Detroit would resolve allegations against Moore with a check: Between 2010 and 2020, the city settled 10 claims involving Moore’s police work, paying more than $665,000to individuals who alleged the officer used excessive force, made an illegal arrest or wrongfully searched a home.

Moore is among the more than 7,600 officers — from Portland, Ore., to Milwaukeeto Baltimore — whose alleged misconduct has more than once led to payouts to resolve lawsuits and claims of wrongdoing, according to a Washington Post investigation. The Post collected data onnearly 40,000 payments at 25 of the nation’s largest police and sheriff’s departments within the past decade, documenting more than $3.2 billion spent to settle claims.

The Post’s Keith Alexander discusses the investigation.

The investigation for the first time identifies the officers behind the payments. Data were assembled from public records filed with the financial and police departments in each city or county and excluded payments less than $1,000. Court records were gathered for the claims that led to federal or local lawsuits. The total amounts further confirm the broad costs associated with police misconduct, as reported last year by FiveThirtyEight and the Marshall Project.

The Post found that more than 1,200 officers in the departments surveyed had been the subject of at least five payments. More than 200 had 10 or more.

The repetitionis the hiddencost of alleged misconduct: Officers whose conduct was at issue in more than one payment accounted for more than $1.5 billion, or nearly half of the money spent by the departments to resolve allegations, The Post found. In some cities, officers repeatedly named in misconduct claims accounted for an even larger share. For example, in Chicago, officers who were subject to more than one paidclaim accounted formore than $380 million of the nearly $528 million in payments.

Explore the data

The Post documented nearly 40,000 payments involving allegations of police misconduct in 25 departments, totaling over $3 billion. Departments usually deny wrongdoing when resolving claims.VIEW A DEPARTMENT:

Philadelphia

Total paid in Philadelphia (2010 – 2020)$136 million59% by officers named in multiple payments

VIEW BY:PaymentsOfficers

 Hover over a square to see more details

Excessive force$71,962,471

Payments under $100,000

False arrest$51,102,826

Other civil rights claims$7,387,592

Other alleged misconduct$3,635,322

Categories not labeled above:

Illegal search and seizure — $1,709,600

Note: Payments that are classified in multiple categories will appear in both categories in this graphic. Category totals may not add up to city totals.

FILTER BY CATEGORY:

Show all

Payment

Category

Date

$9,850,000

False arrest

June 21, 2018

$6,250,000

False arrest

June 30, 2020

$4,400,000

Excessive force

Jan. 6, 2017

$4,150,000

False arrest

Jan. 3, 2019

$3,750,000

False arrest

May 16, 2019Previous

Page 1 of 308Show 5Show 10Show 20Show 30Show 40Show 50Next

Response from the police department: “We will decline to comment on civil litigations,” said Miguel Torres, a spokesperson for the Philadelphia Police Department.

The Post analysis found that the typical payout for cases involvingofficers with multiple claims — ranging from illegal search and seizure to use of excessive force — was $10,000 higher than those involving other officers.

Despite the repetition and cost, few cities or counties track claims by the names of the officers involved — meaning that officials may be unaware of officers whose alleged misconduct is repeatedly costing taxpayers. In 2020, the 25 departments employed 103,000 officers combined, records show.

“Transparency is what needs to be in place,” said Frank Straub, director of the National Police Foundation’s Center for Mass Violence Response Studies, adding that his organization has called for departments nationwide to publicize cases with settlements. “When you have officers who have repeated allegations … it calls for extremely close examination of both the individual cases and the totality of the cases to figure out what’s driving this behavior and these reactions and to see if there is a pattern in an officer’s behavior that triggers these cases.”

Defenders of police have a different view.

City officials and attorneys representing the police departmentssaid settling claims is often more cost-efficient than fighting them in court. And settlements rarely involve an admission or finding of wrongdoing. Because of this there is no reason to hold officers accountable for them, said Jim Pasco, executive director of the National Fraternal Order of Police, the nation’s largest police labor union with more than 364,000 members.

“If there’s never been a finding of guilt or anyone’s fault, why put that in an officer’s record?” Pasco said. “That would be such a glaring omission of due process where in the legal system in the United States, a person is innocent until proven guilty.”

The Post reached out to scores of officers named in claims that led to payments. Some were no longer working for the departments. Most had no comment or, like Moore, did not return phone calls.

Lynn Christopher Moore, right, now an officer at the Oakland County Sheriff’s Department, takes notes during roll call at the Pontiac, Mich., substation in June 2020. (Clarence Tabb Jr./ Detroit News)
Payments for claims involving Officer Lynn Christopher Moore, 2010 – 2020

Payment

Category

Date

$150,000

Other civil rights claims

June 29, 2020

$127,500

Other civil rights claims

Feb. 3, 2012

$87,500

Other civil rights claims

April 27, 2018

$82,500

Other civil rights claims

Oct. 11, 2012

$75,000

Other civil rights claims

June 14, 2016

$45,000

Excessive force, False arrest

Dec. 10, 2013

$42,500

Other civil rights claims

July 26, 2017

$42,500

Other civil rights claims

Oct. 14, 2015

$10,000

Other civil rights claims

June 30, 2020

$3,750

Other civil rights claims

Sept. 15, 2015

Source: Detroit Law Department

Two officers in Boston who had the highest number of claims settled have since retired. But both said the allegations — ranging from excessive force to wrongful arrest — did not accurately portray their work while on the force.

Paul Murphy, who was named in four lawsuits totaling about $5.2 million in payments, said he “tried to do the best I could” as an officer. But he added, “sometimes things happened.” He declined to elaborate.

Gerald Cofield was named in three lawsuits that totaled about $306,000 in payments. Cofield said he wished the city had fought the claims instead of settling because he believed city attorneys would have won, and his name and reputation would have been cleared. “We are not the bad guys these lawsuits paint us to be,” he said.

One Detroit officer said he wished the city had fought the lawsuits because he believed the cases had no credibility and those making the allegations had been armed or resisting arrest. “It’s called the Detroit lottery,” said the officer, who spoke on the condition of anonymity because he had not received permission to speak publicly. “People have been convicted and are in prison filing lawsuits knowing they can get paid.”

Multimillion-dollar settlements regarding allegations of police misconduct often generate headlines. Minneapolis paid $27 million to the family of George Floyd, and Louisville paid $12 million to Breonna Taylor’s family.

Philonise Floyd, center, is embraced by his brother Terrence Floyd, left, and attorney Benjamin Crump during a prayer vigil for George Floyd’s family in Minneapolis last March. (Joshua Lott/The Washington Post)

Those cases are the exception: The median amount of the payments tracked by The Post was $17,500, and most cases were resolved with little or no publicity.

Many of the officers who had the highest number of claims against them were participating in task forces targeting gangs, drugs or guns, records show.

Pasco said he is not surprised that these officers would be the subject of multiple lawsuits, given the assignments. And given, he said, that the nation has become a “litigious society.”

“It’s the cost of policing,” he said. “That’s the reason crime, until recently, has declined.”

New York, Chicago and Los Angeles alone accounted for the bulk of the overall paymentsdocumented by The Post — more than $2.5 billion. In New York, more than 5,000 officers were named in two or more claims, accounting for 45 percent of the money the city spent on misconduct cases.In New York, four attorneys who have secured the highest number of payments for clients separately said the high rate of claims is because of poor training, questionable arrests and a legal department overwhelmed by lawsuits.

In Philadelphia, six officers in a narcotics unit generated 173 lawsuits, costing a total of $6.5 million. In 2014, those officers were federally charged with theft, wrongful arrest and other crimes but eventually acquitted at trial. Some 50 additional lawsuits are pending, many alleging misconduct dating back more than a decade, said Andrew Richman, a spokesman for the city’s legal department.

In Palm Beach County, Fla., officials paid out $25.6 million in the past decade: One-third of that was generated by 54 deputies who were the subject of repeated claims.

The data provided by cities included no demographic information about the people who filed the claims. But Chicago attorney Mark Parts, who has handled scores of lawsuits against police, said most of his clients have been Black or Hispanic.

“The folks who are aggressively policed and confronted by officers in the course of their daily lives are people of color,” Parts said. “I have found the majority of those whose rights are repeatedly violated are African Americans and Hispanics.”

In the D.C. region, more than 100 officers have been named in multiple claims that led to payments.

In Prince George’s County, Md.,47 officers had their conduct challenged more than once, resulting in at least two payments each accounting for $7.1 million out of $54 million paid within the decade. Two in five payments involved an officer named in more than one claim. The totals are skewed by a $20 million payment to the family of 43-year-old William Green, who was fatally shot while his hands were cuffed behind his back in the front seat of a police cruiser.

Cpl. Clarence Black was the subject of four settled cases, the most in the department. In 2010, the county paid $125,000 to a husband and wife who alleged Black assaulted them. In 2013, a Temple Hills family received $60,000 after alleging Black and four other officers illegally entered their home. In 2014, a woman got $10,000 after alleging Black punched her shoulder. And in 2019, a man collected $190,000 after alleging that Black illegally handcuffed him as he retrieved a bottle of water.

Cpl. Clarence Black was named police officer of the year by the Police Chiefs’ Association of Prince George’s County in 2015. (Prince George’s County Police Department)

Black, a former officer of the year who joined the force in 2002, was indicted in August on two counts of second-degree assault and two counts of misconduct in office after being accused of assaulting a driver during a traffic stop in Temple Hills. Black’s attorney did not return calls requesting comment. He has pleaded not guilty and is scheduled to go to trial in July.

In the District, 65 officers have been named in repeated claims, accounting for $7.6 million of the more than $90 million in claims paid — the fifth-highest overall of the 25 cities surveyed. That total includes $54 million paid on four claims involving officers who were named in no other cases.

Officer Fredrick Onoja was the subject of five cases that led to payments from 2014 to 2019 totaling $116,000, the most of any officer on the force. Five Black men separately sued Onoja accusing him of wrongful arrests and harassment. They alleged that the 44-year-oldOnoja — who has been on the force since 2011 — fabricated evidence against them in the 5th District neighborhood he patrolled.

Dustin Sternbeck, a D.C. police spokesperson, said Onoja had been “disciplined” for his actions, but declined to elaborate. Onoja, through the department, declined to comment. In a statement, Sternbeck said the department investigates allegations against officers made in lawsuits. “If the investigation sustains misconduct, the department takes appropriate action, ranging from retraining to termination, depending on the nature of the misconduct sustained,” he wrote.

In Fairfax, the county settled seven cases, totaling $6.1 million. Two of the cases involved five officers and led to $5 million in payments. Only one officer was named in more than one claim.

Officer Hyun Chang, who has been with the department since 2010, was the subject of a claim that resulted in a $750,000 settlement in 2018 with the family of a 45-year-old autistic man who died in 2016 as he was subdued by Chang and another officer. According to police, the victim, Paul A. Gianelos, of ­Annandale, Va., became combative as the officers tried to return Gianelos to his caretakers. A Virginia medical examiner determined Gianelos died as a result of a heart attack related to the restraint.

In 2014, Chang was one of a dozen officers named in a $190,000 settlement after a Hispanic woman charged the officers with excessive force, false arrest, unreasonable search of her home and racial profiling. He did not return requests for comment through a Fairfax police spokesperson.

In general, the government officials in many of the cities who were interviewed said the decisions to settle claims are made on a case-by-case basis.

In Chicago, officials “evaluate cases for potential risk and liability, and to take appropriate steps to minimize financial exposure to the city,” said Kristen Cabanban, spokesperson for the city’s Law Department.

It is often cheaper to settle a case than pay attorneys’ fees “that in many cases dwarf the actual damages award,” said Casper Hill, a spokesman for the city of Minneapolis.

Even whenpayments are covered by insurance claims, taxpayers ultimately still pay as those claims drive up the cost of the insurance.

The Post found that few cities publicize their payments or make it easy for the public to identify the officers involved. Of the 25 cities surveyed, four reported tracking payment information. The others declined to answer or said they were unaware of any city department that did such tracking.

 3:40

The Post collected data on nearly 40,000 payments at 25 of the nation’s largest police and sheriff’s departments within the past decade. (Joy Sharon Yi, Jackie Lay/The Washington Post)

Minneapolis, Palm Beach County, Fairfax County and Detroit were among the few places that recorded payments by officers’ names in the records provided to The Post. Portland organized cases by the officers’ badge numbers.

Most cities reportedpayments by the name of the person who filed the claim or, if the case led to a lawsuit, the number assigned in court. The Post identified the officers involved in tens of thousands of cases by reviewing individual claim summaries and court records.

There are disincentives to such tracking, legal and policing experts said.

“If an officer has multiple lawsuits, then the city is in jeopardy of negligent retention,” says Stephen Downing, a retired deputy chief with the Los Angeles Police Department and current adviser with the Law Enforcement Action Partnership, a criminal justice reform group. “Few cities want to risk retaining that information to avoid being part of an even more costly lawsuit.”

Policing experts also noted that prosecutors rely on officers to testify in criminal cases; settlement tracking could be used by defense attorneys to challenge an officer’s credibility.

The $10,000 air freshener

Marqueeta Clark, pictured at her home in Houston last year, sued a Portland, Ore., police officer after an arrest in 2014.
Marqueeta Clark, pictured at her home in Houston last year, sued a Portland, Ore., police officer after an arrest in 2014. (Callaghan O’Hare for The Washington Post)

In Portland, Officer Charles B. Asheim, 40, was the subject of three payments costing the city $40,001. The city spent more than $90,000 in legal fees fighting those three claims and $250,000 defending three other claims involving Asheim that resulted in no payments, according to Heather Hafer, a spokeswoman with the city’s Office of Management and Finance.

Officer Charles B. Asheim, left, and other police officers watch for gang members at a 2013 high school football game in Portland, Ore.
Officer Charles B. Asheim, left, and other police officers watch for gang members at a 2013 high school football game in Portland, Ore. (Jamie Valdez/Portland Tribune)
Payments for claims involving Officer Charles B. Asheim, 2010 – 2020

Payment

Category

Date

$30,001

False Arrest

Aug. 31, 2017

$5,000

Other Alleged Misconduct

June 28, 2017

$5,000

Other Alleged Misconduct

Jan. 3, 2017

Source: Portland Bureau of Revenue and Financial Services

In 2014, Marqueeta Clark and her then-boyfriend, Jahmarciay Barr, were leaving Barr’saunt’s house on their way to the movies in Barr’s blue 1991 Chevrolet Caprice. At the time, Clark was a 19-year-old early-childhood education major at Western Oregon University, and Barr was a 20-year-old community college student and UPS employee.

As the couple drove along the highway, they saw a police cruiser heading in the opposite direction.

Seconds later, Clark said, they noticed the cruiser make a U-turn and begin to follow them. Barr stopped at a traffic light with the cruiser behind them. When the light turned green, as they pulled away, the cruiser’s lights came on and police pulled them over.

Asheim, an officer with the gang unit,told the couple they were stopped because Barrhad changed lanes without using his turn signal, Clark said. She said shedisputed the claim, telling police she could hear the blinker’s ticking.

Then Asheim, she said,one of three officers at the scene, told the couple that police had pulled over the car because there was a green, pine-tree air freshener dangling from the car’s rearview mirror. The air freshener, Asheim told them, obstructed the driver’s line of sight and created a driving hazard, she said.

Barr, still seated in the car, grew angry and refused to cooperate with Asheim when the officer asked for his driver’s license and registration, she said.

Sitting in the passenger seat, Clark said she begged the officers to allow her to reach into the glove compartment to pull out Barr’s documents. But Asheim refused and continued to argue with her boyfriend, she said. “In my head, I was thinking these gang task forces are going to treat us as gang members. … I was terrified,” she said.

Asheim then pulled Barrthrough the driver’s side window and placed him in handcuffs, she said.

In his official report, Asheim gave a different account: He wrote that he and his colleagues unhooked the driver’s seat belt, opened the door and forced Barr to stand up outside the vehicle. Asheim added that Barraccused police of stopping him because “he was Black.” The officers, according to Asheim’s report, “calmly and simply” explained the reason for the stop, but the boyfriend “continued screaming.”

Asheim also noted that Barrwas becoming more “threatening and unpredictable,” and that he threatened to “kick our f—ing ass.”

Clark denied that Barrthreatened the officers. “I remember watching Asheim laughing at us. It was really humiliating, embarrassing and frustrating.”

The officers searched the car and found nothing illegal, according to the police report.

Police arrested the couple. Clark was charged with interfering with a police officer and disorderly conduct. Barr, who could not be reached for comment, was charged with failure to carry and present his license, disobeying an officer and disorderly conduct. He pleaded guilty to failure to carry and present a license andwas ordered to pay $250 in fines. Prosecutors dismissed the other charges against him.

Clark chose to fight her charges. Eventually, the judge dismissed the case.

Still, Clark remained furious. She and Barr sued the city, alleging that the stop byAsheim — who is White — and his two colleagueswas part of a pattern of racially discriminatory police tactics. “I really wanted people to know how the majority of the Black community was being treated by police,” she said. “It was never about the money for me.”

Growing up in Portland, Clark said being stopped by police and having guns drawn was “the norm for us.” She said that she and her boyfriend were stopped by police about a half-dozen times in a four-year period.

Clark prepares sweet potatoes for Thanksgiving last year. In 2017, the city agreed to settle her claim before it went to trial.
Clark prepares sweet potatoes for Thanksgiving last year. In 2017, the city agreed to settle her claim before it went to trial. (Callaghan O’Hare for The Washington Post)

In 2017, the city agreed to settle their claims, eventually paying Clark and Barr $5,000 each. Officials did not apologize or admit wrongdoing.

They wereamong the city’s 89 payments for alleged police misconduct during the past decade. Of the more than $7.5 million spent, nearly half of it has involved officers named in more than one claim.

“What Asheim did, stopping people for having an air freshener hanging from the rearview mirror, was the practice of the gang enforcement team,” said Gregory Kafoury, Clark’s attorney. “These officers were driving around and obviously looking for Black faces.”

Kafoury said he has represented dozens of people in lawsuits against Portland officers, the majority of his clients people of color.

“Historically, officers who are sued are never penalized, even when the city has to pay large settlements or verdicts for their misconduct,” Kafoury said. “The officers who are the most brutal and the most dishonest tend to move up in the ranks because they are seen as trustworthy and they are admired for their physicality. And that culture gets strengthened as these types of bullies move up and control the culture of the police department.”

Sgt. Kevin Allen, a Portland police spokesman, denied Kafoury’s assertions. “Our promotions process is extremely competitive and thorough and includes a 360-review in most ranks, taking in the candidate’s discipline record, commendations, community engagement and more,” Allen said.

Asheim has been with the force for 13 years and is a detective, Allen confirmed. He declined to answer questions about Asheim or the cases that led to settlements. Allen said he forwarded The Post’s request for comment to Asheim, who has not responded.

‘I’ll never forget him’

Gregory Williams, 34, gestures having a gun held to his head by a plainclothes police officer during an interview at Hamilton Law Office in Chicago on Sept. 21.
Gregory Williams, 34, gestures having a gun held to his head by a plainclothes police officer during an interview at Hamilton Law Office in Chicago on Sept. 21. (Taylor Glascock for The Washington Post)

Early one evening in March 2014, Gregory Williams, 34, was walking to buy cigarettes at a gas station on the west side of Chicago. A man rushed up behind him, hit him on the head with a gun and pushed him against a fence, Williams said. He thought he was being robbed.

The man, however, was a Chicago police officer in plain clothes.

An unmarked police car pulled up. Inside was Officer Armando Ugarte — who from 2010 through 2020 would be a subject of 16 payments totaling more than $5 million for claims that includedexcessive force and wrongful arrests.

The gas station at the intersection of West Madison Street and North Kilbourn Avenue where Gregory Williams, 34, bought cigarettes before he was arrested nearby.
The gas station at the intersection of West Madison Street and North Kilbourn Avenue where Gregory Williams, 34, bought cigarettes before he was arrested nearby. (Taylor Glascock for The Washington Post)

That night, Ugarte and two other officers told Williams, a father of two and student at Strayer University, that they were arresting him for distributing a controlled substance: heroin. They drove Williams to a precinct called Homan Square, a former Sears and Roebuck warehouse that police used as an interrogation site.

While he was handcuffed, Williams said, Ugarte and the other officers pressed him to identify heroin dealers. When he said he could not, he alleges that they grabbed him by his neck, put him in a chokehold, threw him to the floor and punched and kicked him.

“I’ll never forget him,” Williams said about Ugarte.

In the arrest report, Ugarte wrote he had purchased drugs from Williams as part of a “controlled buy” that night while working undercover. Williams was charged with two counts of felony manufacturing or delivering a controlled substance.

Officer Armando Ugarte was a subject of 16 payments totaling more than $5 million for claims that included excessive force and wrongful arrests from 2010 through 2020.
Officer Armando Ugarte was a subject of 16 payments totaling more than $5 million for claims that included excessive force and wrongful arrests from 2010 through 2020. (Mark Parts)
Payments for claims involving Officer Armando Ugarte, 2010 – 2020

Payment

Category

Date

$4,567,828

Excessive force

Jan. 30, 2013

$161,000

Excessive force

Feb. 14, 2014

$100,000

Illegal search and seizure

Nov. 6, 2019

$88,500

Illegal search and seizure

Aug. 10, 2017

$85,000

Excessive force

Dec. 10, 2018

$60,001

Illegal search and seizure

Nov. 5, 2014

$50,000

Excessive force

Sept. 24, 2018

$40,000

False arrest

Oct. 1, 2014

$37,500

Illegal search and seizure

Sept. 7, 2017

$28,000

Illegal search and seizure

June 26, 2018

$18,000

Excessive force

May 18, 2011

$10,250

Illegal search and seizure

Dec. 10, 2018

$10,000

Excessive force

Nov. 25, 2014

$7,500

False arrest

Feb. 8, 2013

$5,000

False arrest

July 17, 2012

$3,000

False arrest

Feb. 8, 2013

Sources: Chicago Reporter, Post reporting and court cases

At the time, Williams had been on parole for less than a year following a conviction for heroin possession. He said he believes this is why the officers targeted him to be an informant or face a return to prison.

After a year in jail, Williams went to trial. In court, Ugarte and two other officers testified that they had purchased heroin from Williams. But there were no other witnesses or evidence, according to the lawsuit. The jury acquitted Williams.

While in jail, Williams lost his personal assistant job with the Chicago Department of Human Services and dropped out of Strayer University, where he was pursuing a degree in business administration. “They took all that away from me because I wouldn’t work for them. I wouldn’t be a snitch,” he said.

In 2018, he filed a lawsuit in federal court alleging that Ugarte and the five other officers and their supervisor had violated his civil rights throughunlawful search and seizure, excessive force and malicious prosecution. “I don’t think they really understand how hard it is coming from that place, coming out of prison,” he said.

After more than two years of hearings and lengthy court filings, the city settled the case in 2020 for $85,000, but denied any wrongdoing.

In records provided to The Post, Chicago officials had not recorded Ugarte’s name with Williams’s settlement. The Post identified him as an officer involved in the case through Williams’s attorney, the amount and date of the payment and court records.

Williams and his attorney, Torreya L. Hamilton, outside a courthouse in Chicago in September.
Williams and his attorney, Torreya L. Hamilton, outside a courthouse in Chicago in September. (Taylor Glascock for The Washington Post)

Williams’s attorney, Torreya L. Hamilton, said the case was the second one she had handled involving Ugarte. In 2017, the city paid $88,500 to a man she represented who also alleged that Ugarte wrongfully arrested him and was part of a team of officers that fatally shot a dog in front of a 12-year-old child.

“This same team of officers was busting into people’s homes and killing dogs. In front of kids,” said Hamilton, who began her career as a prosecutor and now focuses on police misconduct and whistleblower cases. In the past five years, Hamilton said 95 percent of her clients who have sued Chicago police for excessive force or wrongful arrests have been Black or Hispanic.

“Why are they still working?” Williams asked. “There’s no punishment. They can do what they want. There are no repercussions behind it.”

The Post’s analysis found Chicago had the highest rate of misconduct claims involving officers named in multiple cases. More than 70 percent of the city’s roughly 1,500 payments over the decade involved at least one officer with repeated claims.

Ugarte, 47, was “relieved of police powers” in October and reassigned to the department’s alternative response section, according to Anthony Spicuzza, a police spokesman. The division handles non-emergency calls. Spicuzza declined to answer questions about Ugarte’s work or the payments involving him. Ugarte joined the force in 2005, according to the Citizens Police Data Project,a Chicago-based nonprofit that tracks information about officers, including use of force, complaints and awards.

Ugarte did not return a Post reporter’s calls. Spicuzza did not respond to requests for a response from Ugarte.“Due to a pending investigation, we will not comment further,” Spicuzza said.

Poor communication

Tony Murray pets his dog, Keno II.
Tony Murray pets his dog, Keno II. (Nick Hagen for The Washington Post)

In Detroit, after receiving questions from The Post about the repeated payments involving Officer Moore and the raid at Murray’s home, police officials said they have begun to use the city’s claims data to monitor which officers are repeatedly named in lawsuits, to determine if they need additional training or should be reassigned or removed from the force.

Christopher Graveline, director of the professional standards unit for Detroit police, said his department as of September is working closely with the city’s legal department to identify officers with more than two lawsuits or claims and make sure they are “flagged” in the department’s risk management system.

Since The Post started asking the city about its repeat officers in September, 13 officers have been “flagged” for being sued multiple times and have been subject to “risk assessments,” according to a department spokesman.

“There wasn’t a good communication between the city law and police department. We weren’t being aware of settlements and potential judicial findings touching upon our officers,” Graveline said.

Graveline, who oversees internal affairs, said the department was often unaware of findings in civil cases, including determinations that officers had withheld evidence.

From 2010 to 2020, Detroit made 491 payments on behalf of officers, totaling nearly $48 million, records show. More than half were on behalf of officers with more than one claim.

In addition to the 10 payments on claims involving Moore in that time, The Post also documented three before 2010 and one in 2021. During Moore’s 23 years on the force, Detroit paid 14 claims arising from his police work.

Payments by category in Detroit

 Hover over a square to see more details

Other civil rights claims$38,594,426

Payments under $100,000

Excessive force$8,159,050

False arrest$5,185,025

Categories not labeled above:

Other alleged misconduct — $273,950

Illegal search and seizure — $2,000

Note: Payments that are classified in multiple categories will appear in both categories in this graphic. Category totals may not add up to city totals.

Moore was part of the city’s narcotics unit, a division that conducts many search warrants, Graveline said.

Graveline declined to comment on Moore’s lawsuits but acknowledged other officers in the unit were not named in as many lawsuits. “That’s one of the reasons we are taking steps to actively identify officers with similar patterns with multiple lawsuits,” he said.

During a deposition in the lawsuit following the search of Murray’s home, Moore testified that he had always intended to raid that residence. He said the wrong address on the warrant was a typo.

Moore said an informant told him about drug dealing at Murray’s home. Moore also noted in his report that police found two tiny bags of marijuana during their search, which Murray disputes.

In a separate report, one of Moore’s colleagues wrote that he shot Murray’s Labrador because the dog charged them and was “showing teeth and growling.” Also in the report, the officermisidentified Murray’s dog as a “grey pit bull.”

“We are not just going into these houses killing people’s dogs for no reason. That would be ridiculous and absurd,” said Moore, who was in the house when his fellow officers killed Keno. “Unfortunately, I’ve killed quite a few dogs. I would say I’ve killed over 10, 15 animals in the course of my career.”

When police began banging on his door, Murray sent his dog, Keno, to the basement to stay out of the way.
When police began banging on his door, Murray sent his dog, Keno, to the basement to stay out of the way. (Nick Hagen for The Washington Post)

In response to questions from Murray’s attorney, Kenneth Finegood, Moore testified that while he was with the drug unit, he had been the subject of internal investigations “once or twice a month.” Moore, 49, also said he had never been found guilty of the accusations, which he said happened “constantly” when he was in narcotics.

Personnel records obtained through a public records request show Moore joined the department in 1996 and has received seven awards or commendations.

The records also show that Moore was reprimanded for failing to fill out a use-of-force report during a 2010 arrest and was suspended for five days for “willful disobedience of rules or orders” during a 2015 police chase. An investigation determined that Moore failed to notify the dispatcher of the initial traffic stop and then failed to broadcast the speed of the vehicle being pursued. The suspension was later overturned in arbitration.

Moore left Detroit in 2019 and is now an officer at the nearby Oakland County Sheriff’s Department, according to Detroit police and the sheriff’s department. The sheriff’s department did not answer follow-up questions.

Since Moore’s departure from Detroit, allegations about his conduct when he was an officer have continued to cost the city financially.

Last year, Detroit officials settled a man’s claim that Moore and three other officers tackled and injured him in 2016 as he stood on his front porch. Police said they were searching for a shooter who allegedly fit his description, according to the lawsuit. The city settled for $150,000.

Detroit reached a second settlement concerning Moore in 2020 when the city paid $10,000 to resolve a claim by two men who alleged that Moore and other officers illegally handcuffed and searched them in 2016.

During the encounter, Moore and his colleagues confiscated $579 from one of the men,according to the complaint.

Moore wrote he searched the man and found six Baggies of a “leaflike substance.” Police arrested the man on drug-related charges and towed his friend’s car.

The car’s owner had to pay $350 to retrieve his vehicle from the impound lot, the suit alleged.

In addition to the drug charge — which was later dropped — Moore gave the man a citation forloitering, a misdemeanor offense. Moore wrote the man was in a “known narcotics location.”

The man, according to the lawsuit, was standing in the driveway of his home.

Alice Crites, Nate Jones, Jennifer Jenkins and Monika Mathur contributed to this report.

The hidden billion-dollar cost of repeated police misconduct

March 9, 2022

Why do police departments settle misconduct cases? Ask The Post.

Why do police departments settle misconduct cases? Ask The Post.

March 9, 2022

Inside a district attorney’s campaign to reform the Austin police department

Inside a district attorney’s campaign to reform the Austin police department

Dec. 17, 2021View all 6 stories

About this story

Editing by David FallisMeghan Hoyer and Sarah Childress. Graphics by Leslie Shapiro and Joe Fox. Graphics editing by Danielle Rindler. Design and development by Jake Crump and Tara McCarty. Design editing by Christian Font. Photo editing by Robert Miller. Video by Joy Sharon YiJayne Orenstein and Jackie Lay. Video editing by Jayne Orenstein and Tom LeGro. Copy editing by Mike Cirelli and Wayne Lockwood. Produced by Julie Vitkovskaya.

Methodology

To investigate how often payments were madeon claims of misconduct repeatedlyinvolving the same officers, The Washington Post filed public records requests with 50 of the largest city and county law enforcement agencies in the nation. The Post sought information on civil lawsuits and liability claims that resulted in payments between 2010 and 2020 and requested the names of the officers involved in those claims.

The Post obtained data for 25 of these departments from multiple sources: in some cases, financial departments; in others, law departments, legal counsel or the police department itself. Reporters then standardized and cleaned the data, identifying gaps in what was provided. Seventeen of the cities or countiesdid not provide the names of officers involved. New York City provided officer names in only a small percentage of cases.

Claims that did not resultin lawsuits represent a very small portion of thosedocumented. The Post relied on city and county agencies to provide officer names in those cases and most provided those names.

The Post also supplemented its data with other sources.

For Chicago, reporters used data compiled by the Chicago Reporter on police settlements from 2011 through 2017 to find officers named in the claims data the city provided to The Post, and then retrieved names in additional cases from 2010 and 2018 through 2020.

In Baltimore, officials directed The Post to the city’s Board of Estimates website, where reporters downloaded the text of all meeting minutes that mentioned police settlements. The Post compiled a database of cases from that, and looked up cases in the court system to find officers’ names.

In New York City, officialsdid not provide the names of officers involved in more than 30,000 cases; reporters used payment data since 2013 provided on the law department’s website to identify officers, and then retrieved names from pre-2013 claims from court cases.

Phoenix was the only city for which The Post was unable to identify the officers involved. Officials there did not provide officer data or enough information for reporters to confidently match claim amounts with court records.

In thousands of cases, the city, county or court records identified officers only as “John Doe,” “Jane Doe” or unknown, and The Post was unable to determine those identities. For the analysis of officers who were the subject of repeated payments, The Post did not count those claims. However, claims involving the unknown officers were included in the total claim amounts and counts for each department.

For the analysis, The Post also excluded the names of most senior officials at the departments. Most of the people removed were police chiefs, but a supervisor in the District was omitted from the analysis because he was named in 19 cases related to his police unit but the complaints did not directly involve him.

The Post excluded payments of less than $1,000, which helped to standardize data across departments based on variations in what was provided. Reporters also sought to remove internal legal fees from the analysis in the few places, including Portland, Ore., that provided them.

All claims were grouped into broader categories for analysis and presentation using the information provided by cities and counties. In cases for which they did not provide categorization, those claims were categorized as “Unclassified Allegations of Misconduct.”

The Post reached out to every department and city or county officials who provided the data multiple times for comment. At each department, the three officers or deputies involved in the most settlements were also asked for comment. The Post incorporated any comment from departments and officers on its published interactive.

Payments are based on allegations of misconduct by police, but departments rarely admit wrongdoing when resolving these cases.

Headshot of Keith L. Alexander

Keith L. AlexanderFollow

Keith L. Alexander covers crime and courts, specifically D.C. Superior Court cases, for The Washington Post. Alexander was part of the Pulitzer Prize-winning team that investigated fatal police shootings across the nation in 2015. He joined The Post in 2001. He previously worked as a reporter for USA Today, BusinessWeek and The Dayton Daily News.

Headshot of Steven Rich

Steven RichFollow

Steven Rich is the database editor for investigations at The Washington Post. While at The Post, he has worked on investigations involving the National Security Agency, police shootings, tax liens and civil forfeiture. He was a reporter on two teams to win Pulitzer Prizes, for public service in 2014 and national reporting in 2016.

Headshot of Hannah Thacker

Hannah ThackerFollow

Hannah Thacker is a copy aide at The Washington Post. Before joining The Post, Thacker worked at the National Journal, Freakonomics Radio and the GW Hatchet at George Washington University. While at The Post, Thacker has worked within news operations, the investigations department and the news product department.

Hasta siempre. Carlos Tigre sin Tiempo (C.V.P.)

(*)= https://www.washingtonpost.com/investigations/interactive/2022/police-misconduct-repeated-settlements/?itid=hp-top-table-main

Read Full Post »

Catorce personas encarceladas en el sistema de cárcel de la ciudad de Nueva York han muerto desde el 2020 de diciembre, al menos seis aparentemente por suicidio. Baños desbordantes y plagas de moho son comunes en las cárceles. Un monitor designado por el tribunal federal ha emitido un informe cada vez más mordaz que describe una profunda mala gestión y violencia desenfrenada. (*)

La escasez de personal compuso estos problemas. A principios de octubre, alrededor del 30 por ciento de los oficiales de corrección de la ciudad de Nueva York no estaban disponibles para trabajar con personas encarceladas. Los oficiales que se presentaron a veces se presionaron en turnos dobles o triples.

Algunas unidades carcelarias estan muchas horas sin ningún oficial dentro. Los encarcelados en Rikers, el principal complejo de la cárcel de la ciudad de Nueva York, con frecuencia se destinan sin los servicios más básicos, citas médicas, fechas judiciales, duchas, visitas familiares, servicios religiosos y más. Las cárceles están inundadas en armas, en su mayoría de metal y plástico fabricados a partir de los restos y accesorios desmoronados de los edificios. Prácticamente no hay personal disponible para buscar y confiscarlos de forma rutinaria.

El 90 por ciento de los seres humanos sometidos a prision no pueden pagar la fianza. Casi 1.600 han estado esperando un juicio durante más de un año. Casi 700 han estado esperando más de dos. Estos casos pueden subir tanto la epidemia actual como la violencia de la cárcel. La crisis moralmente inaceptable y que amenazan la vida en Rikers Island ha cristalizado la necesidad de cerrar permanentemente sus cárceles largas disfuncionales. Pero hasta que estén encarcelados, debemos promulgar estrategias seguras, pragmáticas y razonables para reducir la población encarcelada a un nivel que el Departamento de Corrección pueda manejar de manera realista.

Como ex juez principal del Estado de Nueva York y como Presidente de la Comisión de Rikers, insto a nuestros funcionarios públicos a actuar antes de que se destrozen más vidas. Hay una serie de pasos de sentido común que el gobierno puede tomar para reducir de forma segura la población de la cárcel.

Durante muchos meses, el coronavirus forzó a los tribunales a poner pruebas en espera casi por completo. Y ahora, cada vez que un juez, persona en juicio, abogado, testimonio o miembro del personal de la sala de tribunal está expuesto a COVID-19, le da a los procedimientos judiciales. Actualmente, según las directrices del Departamento de Salud del Departamento de Salud del Estado de Nueva York, los ajustes interiores como los tribunales deben mantener al menos seis pies de distancia entre las personas. Eso, en general, significa que más de una sala de audiencias deben dedicarse a cada prueba, limitando severamente cuántos ensayos pueden ocurrir a la vez. Para acelerar los casos penales y reducir el número de personas en RIKERS, el sistema judicial debe tener la flexibilidad para mantener los ensayos sin las restricciones pandémicas actuales e ineficientes.

Si bien el coronavirus es, sin duda, aún así, una grave preocupación, incluso en las cárceles de la ciudad, donde las tasas de positividad de COVID-19 están por encima de las de la ciudad en general, los casos han estado rechazando en general. Se requiere que todos en los juzgados usen una máscara. Los oficiales de corrección deben ser vacunados antes del 1 de diciembre.

La lógica nos dice que a medida que las tasas de vacunación aumentan y las tasas covid continúan disminuyendo, sujeto a evidencia científicamente basada en el contrario, podemos reducir el distanciamiento social a un mínimo de tres pies entre las personas con máscaras, al igual que los centros para el control de la enfermedad y La prevención ahora recomienda para los niños en la escuela.

El gobernador Kathy Hochul debería dirigir a las autoridades de salud estatales a revisar sus directrices de inmediato. Ajustar esas directrices para obtener un mejor acuerdo con las realidades de COVID actuales ayudaría a los tribunales a procesar los casos a procesar más rápidamente y ayudaría a reducir el número de personas encarceladas en Rikers en un momento dado.

El gobernador y el alcalde Bill de Brasio también deben continuar su colaboración y comenzar a mover al 17 por ciento de las personas en Rikers con una enfermedad mental grave de las cárceles desestabilizantes y en las instalaciones de tratamiento. Tres prisiones de estado de estado de Nueva York en Manhattan se sientan vacías o infrautilizadas. Fueron el gobernador Hochul para transferirlos a los controles a la ciudad de Nueva York, dos podrían modificarse para acomodar a cientos de personas en Rikers con serias enfermedades mentales que necesitan entornos terapéuticos.

La tercera prisión debe convertirse rápidamente en una instalación para mujeres encarceladas, el 80 por ciento de las cuales han sido tratadas por enfermedades mentales y personas transgénero. Debe ejecutarse lo más posible por organizaciones sin fines de lucro con experiencia que brinde atención a los traumas. Eso aseguraría que las mujeres y las personas transgénero nunca vuelvan a encarcelar a Rikers, donde las quejas de agresión sexual han sido más del doble del promedio nacional para las cárceles. También reduciría significativamente el tamaño de la cárcel a punto de ser construida en Queens, que, cuando se abre, está programado para albergar a todas las mujeres encarceladas de toda la NYC.

El alcalde de Blasio se ha comprometido a abrir casi 400 camas seguras en las instalaciones de salud y hospitales de Nueva York para personas con necesidades mentales y físicas graves. Más de 100 están programados para estar en línea en diciembre de 2022, y el resto probablemente no estará disponible por dos años o más. Necesitamos estas camas mucho antes.

La ciudad también debe acelerar el desarrollo de viviendas de apoyo para las personas con enfermedades mentales graves para ayudar a evitar que sean arrestados en primer lugar. Las opciones adicionales de tratamiento para pacientes hospitalizados y ambulatorios en la comunidad ayudarían a que estas personas se mantengan y se mantuvieran en pie. En ausencia de tales opciones, los jueces se dejan con demasiada frecuencia con una decisión entre encarcelar a alguien con una enfermedad mental grave preventiva o liberándolos sin ayuda a las calles.

(A former chief judge of the State of New York and of the New York State Court of Appeals, Jonathan Lippman is of counsel at Latham and Watkins LLP. Autor de este comentario que me he permitido traducir y resumir: CTsT)

Hasta siempre. Carlos Tigre sin Tiempo (C.V.P.)

(*)= https://www.nytimes.com/2021/11/10/opinion/rikers-island-jail.html?searchResultPosition=1

Read Full Post »

Este caso, suicidio o asesinato, me llamo la atencion recientemente por 2 razones:

  1. Es posible que una joven profesora; sin razon aparente, se suicido con 20 cuchilladas por ella misma.
  2. Los padres de la joven; despues de casi 10 anos de su muerte, han regresado a los juzgados para reclamar que lo de su hija fue un homicidio.
Ellen Greenberg fue encontrada muerta, con 20 cuchilladas, en 2011

¿Tiene veinte heridas de puñaladas y es un suicidio? No tiene sentido dicen los padres de la victima como parte del titular de un reciente articulo del Washinton Post (1)

Esta historia comenso el 2011 cuando un médico en Pennsylvania-USA, concluyo que la muerte de Ellen Greenberg fue un suicidio; después de que ella sufriera veinte heridas de puñaladas.

Después de luchar por más de una década, los padres de Greenberg tienen bases suficientes para avanzar con un juicio civil, de acuerdo con un fallo de un juez. Los padres de Greenberg están demandando para cambiar la causa de muerte de su hija a homicidio en lugar de suicidarse.

Esto nos lleva a varias preguntas: ¿Como un medico determino que fue un suicidio? ; Porque se demoraron casi una decada en presentar esta nueva demanda?.

Acaso sera que las fotos bonitas ocultan unas vidas privadas totalmente diferentes? o sera que paso algo imprevisto que no fue detectado o se pudo comprobar?

Ellen Rae Greenberg was found dead in her apartment in January 2018 with 20 stab wounds. People ruled it a suicide. But was it?

Ellen Greenberg era una maestra de primer grado de veintisiete años que llegó a casa temprano una tarde debido a una tormenta de nieve pronosticada. Según fuentes, ella volvió a su apartamento alrededor de una por la tarde. Su padre, Josh, la describió como una persona «muy, muy buena y cariñosa». (1)

Al día siguiente, su novio Sam Goldberg la encontró muerta, con 20 heridas de puñaladas.

Según la policía, ella misma se había apuñalado en su cabeza, cuello, torso y pecho. Ademas tenia mas de 10 puñaladas en la espalda.

Los funcionarios médicos declararon su muerte por suicidio en lugar de un asesinato.

Nash es el sistema que la mayoría de los médicos o forenses usan para determinar la causa de la muerte. Nash es un acrónimo para las cuatro posibles causas de muerte que los examinadores pueden enumerar en un certificado de defunción: causas naturales, accidentales, suicidios o homicidios. (2)

Las causas naturales pueden ser cualquier cosa, desde un ataque cardíaco hasta el cáncer. La muerte accidental se refiere a accidentes automovilísticos o caídas mortales. El suicidio (uno mismo se mata) y el homicidio (te matan uno o varios).

En este caso, hay dudas. Según los funcionarios, no hubo signos de entrada forzada, y no había otros signos de un intruso como la propiedad robada o una puerta descompuesta. Además, los funcionarios citaron la historia de la ansiedad y las prescripciones de Greenberg que tienen efectos secundarios, incluida la ideación de suicidio, como prueba suficiente para gobernar la muerte por suicidio y no un homicidio.

Veinte heridas de puñaladas aparecen más en el ámbito del asesinato no resuelto que el suicidio. Es por eso que los padres de Ellen Greenberg han estado luchando para cambiar la causa de la muerte al homicidio durante más de una década. Según una petición de cambios.

«Después de gobernar inicialmente la muerte de Ellen como un homicidio, el oficial del examinador médico de Filadelfia, a la insistencia de la policía de Filadelfia, se invirtió sospechosamente semanas después y declaró que la muerte de Ellen era un suicidio. Los mejores patólogos forenses están de acuerdo en que el caso es altamente sospechoso de asesinato «.

«No tiene sentido», dijo el abogado de Greenbergs, Joseph Podraza, dijo a Washington Post.

Dijo que los padres de Greenberg están motivados por una fuerza impulsora: el amor.

«Quieren saber qué le pasó a su hija», dijo. (1)

Este es un caso que me parece interesante de analizar y ver los detalles para acercarnos a la verdad de lo que paso, porque paso y como paso. Como expreso la mama de la profesora al Washington Post:

«Esperamos con interés el juicio con la esperanza de obtener justicia para Ellen», le dijo a Kyw-TV , Sandra Greenberg, la madre de Ellen.

Hasta siempre. Carlos tigre sin tiempo (C.V.P.)

(1)= https://www.washingtonpost.com/nation/2021/10/27/ellen-greenberg-suicide-stabbing/

(2)= https://filmdaily.co/news/ellen-greenberg/

Read Full Post »

Haiti es un pais que ademas de pasar con problemas economicos serios, que lo mantiene como el pais mas pobre del continente americano, se suma otras tragedias como el asesinato de su presidente por un grupo de mercenarios. Y una mas reciente como un terremoto con saldo tragico en perdida de vidas como recuerdo en un resumen reciente de la agencia AP :

Los funcionarios haitianos levantaron el costo de la muerte de un terremoto de fin de semana mortal en más de 500 después de que Tropical Storm Grace forzó una parada temporal para buscar y rescatar los esfuerzos, un retraso que alimentó la creciente ira y la frustración entre miles de personas sin hogar.

En Grace Bathed Southwestern ,Haití, que fue golpeado más duro para el terremoto del sábado, y los funcionarios advirtieron que algunas áreas podrían obtener 15 pulgadas (38 centímetros) de lluvia antes de que la tormenta se moviera. La lluvia intermitente cayó en la ciudad dañada por el terremoto de Les Cayes y en la capital de Port-Au-Prince.

El martes por la tarde, la Agencia de Protección Civil planteó el número de muertos a 1,941 y el número de heridos hasta 9,900, muchos de los cuales han tenido que esperar a la ayuda médica.

La devastación se centra en el área del sudoeste del país, donde la atención médica ha alcanzado su maxima capacidad y las personas han perdido hogares y seres queridos.

La paciencia se estaba agotando en la nación más pobre del hemisferio occidental. Los haitianos ya estaban luchando con el coronavirus, la violencia de pandillas, empeorando la pobreza y el asesinato del 7 de julio del presidente JOVENEL MOïSE cuando el terremoto golpeó.

Los cuerpos continuaron siendo retirados de los escombros, y el olor a la muerte colgaba fuertemente sobre un edificio de apartamentos de tres pisos. Una simple lámina de cama cubrió el cuerpo de una niña de 3 años que los bomberos habían encontrado una hora antes.

El vecino Joseph Boyer, de 53 años, dijo que conocía a la familia de la niña.

«La madre y el padre están en el hospital, pero los tres niños murieron», dijo. Los cuerpos de los otros dos hermanos se encontraron antes.

El jefe de la oficina de Haití de la protección civil, Jerry Chandler, reconoció la situación. evaluaciones del terremoto tuvieron que ser detenido a causa de la fuerte lluvia, «y la gente se está agresivo», dijo el martes Chandler.

Algunos niños se quedaron huérfanos por el sismo y algunos jóvenes estaban empezando a pasar hambre, dijo Carl-Henry Petit-Frère, un gerente de campo de Save the Children, que dijo en un comunicado que estaba distribuyendo lo que pudo para las personas que viven en las calles sin protección contra el viento y la lluvia.

Unos 20 soldados finalmente se presentaron para los equipos de rescate de ayuda en el edificio de apartamentos se derrumbó.

Antes de eso, la única ayuda que llegó fue de voluntarios mal equipados.

«Todo lo que tenemos son mazos y las manos. Ese es el plan», dijo el voluntario canadiense Randy Lodder, director de la Escuela Cristiana Adoración en Haití.

Sarah Charles, administrador adjunto de la Agencia de EE.UU. para la Oficina de Desarrollo Internacional para la Asistencia Humanitaria, dijo que sus equipos de respuesta se vieron obligados a suspender las operaciones cuando la tormenta llegó el lunes, pero los miembros estaban de vuelta el martes para evaluar su impacto y seguir ayudando.

«No anticipamos que el número de muertos relacionado con este terremoto estará cerca del terremoto de 2010, donde murieron más de 200,000 personas», dijo Charles a los periodistas.

La escala del daño también no era tan grave como ese terremoto, dijo, agregando: «Eso no es lo que estamos viendo en el suelo ahora mismo».

En una declaración, el Comando Sur de los Estados Unidos, dijo que estaba moviéndose ocho helicópteros de Honduras a Haití y que los siete cortadores de guardia costera de los Estados Unidos estaban en ruta para apoyar al equipo de USAID. Dos cortadores ya están allí junto con dos helicópteros de la Guardia Costera y Aviones de Poseidón de la Marina P-8 de los Estados Unidos que están tomando imágenes aéreas de áreas devastadas por terremotos, según la declaración.

El esfuerzo se estaba montando «para proporcionar el tipo de respuesta de emergencia que sea necesaria en una tragedia humana y catástrofe como este», dijo Jake Sullivan Jake Sullivan en la Casa Blanca.

John Morrison, Oficial de Información Pública de Fairfax Co. (Virginia) Búsqueda urbana y rescate, dijo que su equipo todavía estaba tratando de encontrar sobrevivientes. Dos helicópteros de la Guardia Costera de los EE. UU. Habían ferrificado a los buscadores a seis comunidades afectadas el lunes.

«El equipo informa que la comida, los servicios de atención médica, el agua potable segura, la higiene y el saneamiento y el refugio son necesidades prioritarias», dijo Morrison. Añadió que los rescatistas no habían visto ningún signo de personas atrapadas vivas en edificios.

U.N. El portavoz Stephane Dujarric dijo a los periodistas el martes que la Organización había desembolsado $ 8 millones a sus agencias para que pudieran obtener suministros que necesitan de inmediato. Dijo que la U.N. está «desempeñando un papel principal» que apoya a Haití, pero agregó que «el gobierno tiene las responsabilidades principales».

«Creo que la lección aprendida es siempre para una coordinación mejor y mejorada para no ver las escenas caóticas que teníamos» después del devastador terremoto del país, dijo Dijarric Dijarric. «A veces vemos dónde están los países, con la mejor intención de las intenciones, el envío de la ayuda que puede no ser necesaria. … Entonces, creo que la lección aprendida es siempre una mejor coordinación mejor y más mejorada para evitar los residuos y evitar los redundancias».

Los funcionarios dijeron que el terremoto de magnitud 7.2 destruyó más de 7,000 hogares y dañó casi 5,000, dejando a las 30,000 familias sin hogar. Los hospitales, escuelas, oficinas e iglesias también fueron demolidos o mal dañados.

Etzer Emile, un economista haitiano y profesor en la Universidad de Quisqueya, una institución privada en Puerto Príncipe, dijo que el terremoto casi seguramente resultará en una pobreza más a largo plazo para la región del suroeste de la lucha de Haití.

Port-au-Prince after the earthquake.

La inestabilidad política y la criminalidad de pandillas a lo largo de las carreteras del sur de la región tienen una actividad económica en los últimos años.

«El terremoto acaba de dar un golpe fatal a una economía regional ya en sus rodillas durante aproximadamente 2 1/2 años» .

*************************************************************************************************************************

A continuacion, abajo, veamos datos actualizados al 21 agosto 2021 (*)

El terremoto de magnitud de 7.2 que golpeó a Haití hace una semana ha devastado al país, matando al menos a 2,189 personas y presenta la vida de aproximadamente 1,5 millones de personas al oeste de la capital, Puerto Príncipe. Estas personas carecen de asistencia médica, refugio, agua corriente y comida. Para agravar esta catástrofe, han tenido que lidiar con las inundaciones y los deslizamientos de lodos provocados por la gracia tropical de la gracia y la violencia de pandillas que amenazan a los convoyes que llevan equipos y suministros.

Nuestro país aún se está recuperando del terremoto de 2010, cuando la mala gestión de la ayuda extranjera dificultó los esfuerzos para ayudar a los haitianos. Ahora, la pregunta es cómo la nueva ayuda que comienza a llegar puede ser mejor utilizada para satisfacer las necesidades de los sobrevivientes y evitar los errores graves del pasado.

Hay una respuesta: confía en las redes de base haitianas que están en contacto directo con las víctimas y tienen un registro de los esfuerzos de alivio de coordinación.

Los haitianos son especialmente vulnerables este año. A raíz del asesinato del presidente JOVENEL MOïSE el mes pasado, la situación política permanece en flujo, y el gobierno de facto está luchando para garantizar que la ayuda pueda transportarse de manera segura desde la capital hasta el área de desastres.

Sin embargo, muchas organizaciones en el terreno han estado respondiendo a las necesidades locales, como lo han hecho durante años. Trabajan con grupos raíz de hierba en salud, educación y desarrollo que se mantuvieron después del terremoto de 2010, y con agencias especializadas de las Naciones Unidas. No hacen titulares, pero estas pequeñas organizaciones haitianas están realizando el trabajo esencial de la entrega de servicios básicos a los residentes después de los desastres.

Desde 2010, Haití ha sufrido cuatro terremotos, cuatro huracanes y un brote devastador de cólera. Cada uno requirió ayuda humanitaria urgente. Pero el gobierno haitiano y varias organizaciones internacionales no han podido garantizar que la asistencia llegue a personas desesperadas en aldeas remotas. Averiguar cómo hacerlo esta vez será clave para la recuperación del país.

En las caras de las personas afectadas por el terremoto de la semana pasada, veo el mismo coraje increíble, el mismo espíritu indomable que vi 11 años antes después del terremoto que se estima que ha matado a más de 230,000 personas. Pero también veo la misma llamada de ayuda. En 2010, acababa de retirarme de mi posición como portavoz de las Naciones Unidas cuando me pidió que servía nuevamente como asesor principal de su misión de mantenimiento de la paz en Haití, conocido como MINUSTAH.

Actué como un enlace entre las Naciones Unidas y el gobierno haitiano, ya que los plazos de avión de asistencia internacional estaban transmitiendo a un país sin estar preparado para ello. La misión acababa de perder a 102 paces y líderes superiores en el terremoto. El gobierno haitiano también estaba en desorden después de que murieran muchos de sus mejores funcionarios públicos. El terremoto destruyó partes del palacio nacional y los edificios del ministerio.

En el caos que siguió inmediatamente al terremoto, muchas celebridades y donantes bien intencionados de grupos internacionales y religiosos intentaban decidir cómo y dónde usar la ayuda que habían recaudado. En muchos casos, no lo consultaron con las organizaciones de base de base sobre las necesidades más apremiantes de las personas. Los esfuerzos de socorro a menudo eran contraproducentes, ineficaces y desperdiciados.

Podemos absorber las lecciones de errores anteriores. Cuando las comunidades locales participaron en la respuesta al terremoto de 2010, la distribución de ayuda mejoró. Podemos buscar y escuchar sus voces y dar dinero directamente a las familias, que conocen mejor cuáles son sus propias necesidades. Al comprar y distribuir alimentos a las poblaciones necesitadas, deberíamos tener cuidado de no socavar a los agricultores locales.

Simplemente preguntando a los residentes lo que necesitan pueden evitar errores. Todavía recuerdo los intentos caóticos de dejar caer alimentos y kits de agua de helicópteros a los residentes cerca de Port-Au-Prince. En los sitios de distribución donde las personas redimieron los vales de alimentos, las personas a menudo se cortan por delante de los demás. Las organizaciones locales sugirieron que las mujeres reciben cupones de alimentos primero. Asumieron legítimamente que las mujeres se asegurarían de que los niños sean alimentados y que la comida sería bastante compartida en sus hogares.

Con el esfuerzo de recuperación internacional en una etapa temprana, podemos priorizar dichas voces y escapar del ciclo de Haití de «Déjà Vu» repensando cómo llega la ayuda a las personas que lo necesitan. Como dice un proverbio haitiano, «Hombres Anpil Chay Pa Lou»: con muchas manos, la carga se ilumina.

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin tiempo (CAVP)

(*)= https://www.nytimes.com/2021/08/21/opinion/haiti-earthquake-aid.html?searchResultPosition=2

Read Full Post »

Un hombre fue apuñalado fatalmente dentro de su ático de Queens -New York, y su asesino luego dejó una explosión masiva que volo el techo del edificio de apartamentos para tratar de encubrir el asesinato, dicen las fuentes de la policía. (*)

Aqui se aprecia como en la mente del asesino se cree que provocando una explosion su crimen no iba a ser descubierto; pero, en estos tiempos modernos, es muy dificil que ello ocurra por el avance de la tecnologia principalmente. Lo triste es que la cultura de la violencia en paises desarrollados, como USA, sea una contradiccion diaria en relacion a su desarrollo material en general.

(más…)

Read Full Post »

Una mujer arrestada por presuntamente conducir a través de  un sitio de vacunación en protesta, casi golpeando a los trabajadores con su vehiculo SUV.

Cuando se instaló una carpa de vacunación contra el coronavirus con la esperanza de vacunar a más residentes en Maryville, Tennessee, los oficiales del alguacil que trabajaban en el sitio vieron un SUV que acelerabay venia hacia ellos en su camino, y la persona detrás del volante no disminuía la velocidad.

La conductora del auto era, Virginia Christine Lewis Brown (36) estaba protestando por la vacuna conduciendo su SUV Chrysler, a alta velocidad, y a través de una carpa de vacunación en el estacionamiento de un centro comercial, dijo la policía. (*)

«¡Sin vacuna!» gritó mientras atravesaba la tienda, según relatos de testigos.

Brown, de 36 años, fue arrestada por conducir a través de una carpa de vacunación y «poner en peligro la vida de siete trabajadores», anunció el jueves la Oficina del Sheriff.

Ha sido acusada de siete cargos de delito grave de peligro imprudente. Los abogados de Tennessee afirman que cada cargo conlleva sanciones que incluyen una posible sentencia de prisión de 1 a 15 años y una multa de hasta $ 10,000.


El incidente de esta semana ocurrió cuando las manifestaciones de manifestantes contra las vacunas se desarrollaron en todo el país a pesar de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades encontraron que las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna son efectivas para prevenir infecciones. En los últimos meses han aparecido manifestaciones en sitios de vacunación como escuelas secundarias , pistas de estacionamientos de centros comerciales o estadios.

Aunque el número de casos de coronavirus en EE. UU. El miércoles fue el más bajo en aproximadamente un año, solo alrededor del 40 por ciento de la población está completamente vacunada, según una base de datos del Washington Post. En Tennessee, más del 31 por ciento de la población está completamente vacunada, lo que sitúa al estado entre los más bajos de la nación.

El incidente ocurrió el lunes 24 de mayo 2021, por la mañana, en un sitio de vacunas operado por el Departamento de Salud del Condado de Blount (Tennessee-USA) en el estacionamiento del centro comercial (mall) de Foothills en Maryville, un suburbio de Knoxville, dijeron las autoridades en un comunicado de prensa. Cuando los agentes la detuvieron, Brown reconoció que había conducido su automóvil por el lugar «para protestar por la vacuna», alegando que solo conducía a 5 mph. Fue detenida en la instalación correccional del condado de Blount, dijo la policía.

Brown fue liberado con fianzas por un total de $ 21,000 en espera de una audiencia judicial. Está programada para una audiencia el 7 de junio en el Tribunal de Sesiones Generales del Condado de Blount. 

Corie Gouge, portavoz del Departamento de Salud de Tennessee, le dijo a The Washington Post que el condado no podía comentar sobre el incidente ya que es parte de una investigación en curso. Gouge elogió a los trabajadores y enfatizó que el sitio de la vacuna de Foothills Mall permanece abierto para cualquier residente que desee una inyección.

Esto no fue una protesta. Fue un acto de terrorismo.
El diario Washington Post tiene como lema: «la democracia muere en la oscuridad», pero en este caso no llama las cosas por su nombre real, es decir, fue un acto de desprecio por la vida y la integridad física y al uso de un arma mortal (Un vehiculo) para detener el trabajo de vacunacion que salva vidas como una maldita «protesta»!

Por ello deje de confundir este tipo de comportamiento con «protesta». Esto no fue una protesta. Fue un acto de terrorismo. Se hizo para cambiar el comportamiento de la gente creando terror. Terror en la gente que estaba presente y terror de que la gente esté considerando ir a vacunarse. Llame a las cosas por su nombre y deje de intentar hacer que las acciones malvadas sean más agradables.

 

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (C.V.P.)

 

(*)= https://www.washingtonpost.com/nation/2021/05/27/covid-vaccine-car-protest-tennessee/

Read Full Post »

Son tantos los casos policiales (crimenes, asaltos, accidentes, agresiones violentas, etc.) que me es imposible tocarlos todos. Incluso tratandose solamente en lugares locales.

Ahora veremos un caso de trabajadores que generalmente les gusta intimidar a otros trabajadores, sin razon valida alguna; ademas que ellos mismos son malos trabajadores, y cuando algun supervisor o director le llama la atencion por su actitud; entonces se ponen violento y cada vez hay mas casos que terminan matando a varios de sus jefes o companeros de trabajo que les tienen odio. Si odio irracional que va mas alla de un egoismo que tienen algunos trabajadores hacia otros.

Algunos dicen que son locos o que es la consecuencia de su adiccion a las drogas o el alcohol. Otros dicen que es la consecuencia de la nuevas generaciones en cuanto a la cultura de la violencia que observan de las acciones de sus gobiernos o politicos que desarrollan internamente o externamente.

Tambien observamos que la mayoria de personas que realizan estas acciones son afroamericanos, quienes contradictoriamente, se quejan de que los blancos anglosajones abusan de ellos; sin embargo ellos abusan de otras minorias como hispanos, asiaticos, etc.

En varios trabajos se les tiene miedo a estos trabajadores por dos razones principales: primero porque es facil conseguirse una pistola legalmente y ocurren crimenes como los mostrados en esta noticia. Y segundo porque la comunidad afroamericana en USA, actualmente, tiene un gran apoyo politico-legal y puede hacerle juicios a empresas que quieren despedir a trabajadores como los arriba descritos; aduciendo racismo y sacandoles millones de dolares a las empresas que quieren despedir a dichos trabajadores antes de que lleguen al crimen o acciones violentas irreparables contra otros de sus companeros de trabajo.

En el caso de la comunidad hispana, en general, es raro ver este tipo de casos. la inmensa mayoria de hispanos viene a trabajar duro, son tranquilos y buenos trabajadores y realizan los trabajos peor pagados; porque quieren tener una mejor calidad de vida para ellos y sus familias. Ello lo hacen porque en sus paises de origen, por diversas razones, no pueden lograrlo.

El trabajador del supermercado (ver su foto arriba) que según las autoridades mató a un gerente e hirió a otros dos colegas en un tiroteo en un «Stop & Shop» en West Hempstead tenía un historial de acoso a otros empleados y habló con el gerente sobre la transferencia a una tienda diferente antes de regresar a la oficina del gerente sobre 40 minutos después y disparando siete tiros, dijo la policía. (*)

Gabriel DeWitt Wilson, de 31 años, se declaró inocente de un cargo de asesinato y cuatro cargos de intento de asesinato durante una comparecencia virtual el miércoles en el Tribunal de Distrito de Nassau y se ordenó que permaneciera detenido sin derecho a fianza.

Wilson, quien según la policía huyó del lugar después de disparar siete tiros con una pistola semiautomática calibre .380 a cinco personas, fue arrestado menos de cuatro horas después en un edificio de apartamentos de Hempstead luego de una persecución masiva en el condado de Nassau. El arma no ha sido recuperada, pero la policía encontró siete casquillos en el lugar, dijo Nassau Det. Teniente Stephen Fitzpatrick.

El miércoles, la policía también identificó al hombre que recibió un disparo mortal como Ray Wishropp, de 49 años, de Valley Stream. La víctima herida, un hombre de 50 años de Bethpage, recibió tres disparos: dos en el hombro y una bala en la mejilla, dijo Fitzpatrick. Una mujer de 26 años de Bay Shore recibió un disparo en el hombro. Otras dos mujeres, ambas de 47 años, recibieron disparos pero no resultaron heridas, dijo Fitzpatrick.

El fiscal Jared Rosenblatt, jefe de la Oficina de Homicidios de la oficina del fiscal de distrito de Nassau, dijo que Wilson dijo a las autoridades que «no soy un gallina de primavera» mientras le leían sus derechos Miranda, una aparente referencia a su participación pasada en el sistema de justicia penal.

Rosenblatt dijo que Wilson entró a la tienda después de las 10 a.m. y subió al segundo piso, donde habló con varias personas antes de irse. La policía dijo que la conversación fue sobre el traslado a una tienda diferente, y fue breve y sin confrontaciones.

Finalmente vemos la foto de Ray Wishropp, de 49 años, director asesinado de la tienda Stop & Shop.

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (C.V.P.)

(*) = https://www.newsday.com/long-island/crime/stop-shop-shooting-1.50222300?utm_medium=browser_push&utm_source=pushly&utm_campaign=950769

Read Full Post »

En estos tiempos es comun ver como titular en los diarios los casos policiales (asesinatos, suicidios, Robos, estafas, accidentes, etc). Esto es algo aceptado por muchos como algo natural debido a la naturaleza humana.

Incluso ya se aceptan limites razonables por delitos diversos, segun el pais, estado o pueblo. Es decir, se considera normal un determinado numero de asesinatos, suicidios, accidentes u otros delitos o crimenes y que son inevitables y debemos aceptarlos como parte de la vida humana. Solo nos preocupamos cuando los casos policiales sobrepasan ese limite aceptado o cuando ello nos ocurre a nosotros; algun ser querido o algun personaje famoso del deporte o del espectaculo.

Por esta razon muchas personas se acostumbran a recibir estas noticias como parte de la vida; aunque cuando ocurre algun caso especial presta una atencion singular, como detallo arriba.

En otros casos muestra una indiferencia que la justifica como que si no me pasa nada a mi y a mis seres queridos no me importa.

Muchas personas no tienen empatias por los demas. Algunos se refugian en su entorno intimo o en sus creencias religiosas y alli viven toda su vida. Es decir, encierran su mente en una burbuja donde solo lo que ellos aceptan creer lo dejan pasar o aceptan. Lo demas; aunque sea parte de la vida real no lo aceptan o niegan repetidamente. Pocos salen de esta burbuja o lo hacen cuando es demasiado tarde.

Hay otras personas, dignas de elogios y apoyo, que si se encargan de ayudar a las personas mas necesitadas en todo nivel, economico, mental, accidentados o victimas de desastres naturales. Son pocos; pero salvan el honor de los humanos.

Lo que si estamos de acuerdo, la mayoria de personas, es que debemos formar o tener una policia profesional, bien equipada, eficiente y con una alta moral, honestidad, empatia y servicio publico por todas las personas de su zona de trabajo o de control de seguridad. Asimismo la policia, al igual que los demas servidores publicos deben ser lo mejor pagados que pueda la economia del pais para que no se excuse la falta de dinero para entrar en la corrupcion. Por si acaso deben haber divisiones que se encarguen de controlar el trabajo policial dentro de los protocolos aceptables que deben seguir en cada intervencion.

En USA (New York) tienen una policia profesional, bien pagada y con buenos seguros familiares de salud, que brinda un alto nivel de seguridad; a pesar de que no es perfecta o algunos policias no hacen bien su funcion; sin embargo la mayoria si lo hace y ello da tranquilidad a la mayoria de habitantes en temas de seguridad publica.

Por otro lado, parece inevitablemente humano que ocurran casos como, algunos, que recuerdo abajo y han ocurrido recientemente. (Sabiendo del «detallado porque» podriamos evitar muchos de ellos)

Por otro lado los medios de comunicacion masivo ayudarian mucho si ademas de hacer una breve exposicion de los casos policiales del dia se dedican a implementar campañas que ayuden a tomar conciencia usando espacios de los medios de comunicacion masivos. Es decir, que hagan debates de expertos en casos policiales (doctores, policias, autoridades politicas, sociologos, psicologos, psiquiatras, etc) para que profundicen los detalles de los diversos casos que ocurren y propongan soluciones integrales. Incluyendo recomendaciones practicas a las personas que viven en las zona. La meta deberia ser disminuir aun mas los diversos delitos policiales. Usando recomendaciones practicas que eviten casos policiales, llevandolos al minimo humanamente posible.

«Está sucediendo con demasiada frecuencia. Cada vez que encendemos la televisión, vemos que sucede algo como esto. Y ahora está sucediendo en nuestros patios traseros».

Abajo comparto las noticias de diarios de New York, resaltando algunos hechos policiales en los ultimos dias:

Denis Mullaney, de 44 años, era comandante del Precinto 107 en North Queens, que cubre las áreas de Fresh Meadows y Cunningham Park, dijo un portavoz de la policía de Nueva York. (1)

El Queens Chronicle informó que asumió el cargo de comandante en jefe del Precinto 107 en septiembre pasado y en ese momento había estado en la fuerza durante 20 años, incluido un período en la sección de policía de tránsito de la ciudad de la policía de Nueva York.

Durante una reunión de la Junta Comunitaria 8 en octubre, cuando Mullaney fue presentado como el nuevo comandante número 107, se lo describió como un nativo de Queens y un graduado de la Universidad de St. John, según las actas de la reunión de la junta comunitaria.

La muerte es el primer suicidio aparente de un oficial en servicio activo este año. En 2019, la policía de Nueva York sufrió la pérdida de 10 agentes por suicidio.

Un médico de la Marina disparó e hirió de gravedad a dos personas en un parque empresarial de Maryland y luego huyó a una base militar cercana donde fue asesinado a tiros, dijeron la policía y funcionarios de la Marina USA.

Después del tiroteo, el médico condujo unos 10 minutos hasta Fort Detrick, donde el personal de la base le disparó, dijo Lando en una conferencia de prensa. La Marina de los Estados Unidos emitió una declaración inicial diciendo que hubo un «incidente de tirador activo» en Fort Detrick «que involucró a marineros estadounidenses» y que el tirador, un médico de la Marina asignado a la base, murió.

Fort Detrick es una base del ejército de los EE. UU. En Frederick que alberga el laboratorio insignia de defensa biológica del ejército y varios laboratorios de biodefensa civiles federales.

Un hombre fue acusado de asesinato en segundo grado después de haber sido acusado de apuñalar fatalmente a su compañero de habitación el mes pasado y dejar el cuerpo de la víctima en una bolsa de plástico frente a la casa de un vecino en Uniondale, dijo el martes la policía de Nassau.

El sospechoso, que según la policía usa varios nombres y fue acusado como Oscar Ríos Pérez, de 37 años, mató a su compañero de cuarto Jesús Martínez durante una discusión en estado de ebriedad, dijo el martes el teniente Stephen Fitzpatrick, comandante de la unidad policial de homicidios de Nasssu, durante una conferencia de prensa en Mineola. .

Pérez huyó de Nueva York a Texas después de dejar el cuerpo de Martínez, de 27 años, frente a una casa cerca de la residencia de Walton Avenue que Pérez compartía con la víctima, dijeron las autoridades. El cuerpo fue descubierto alrededor de las 10 a.m. del 30 de enero.

La vecina María Veras dijo que vio la bolsa afuera esa mañana, pero asumió que era basura. «Nunca pensé que fuera un cuerpo», dijo Veras.

Pérez fue procesado virtualmente el martes ante el juez de Nassau Jerome Murphy, quien ordenó que el sospechoso fuera retenido sin derecho a fianza. Está previsto que Pérez regrese a la corte el 9 de marzo. Su abogado, William Shanahan de Mineola, no respondió de inmediato una llamada para hacer comentarios.

Pérez, oriundo de El Salvador, fue arrestado mientras abordaba un autobús que se dirigía a México cuando fue detenido en Austin, Texas, dijo Fitzpatrick.

«Fue arrestado en ese momento», dijo Fitzpatrick. «Cuando le tomamos las huellas digitales en Austin, Texas, su identidad apareció como Alexis A. Floures, buscado por asalto en segundo (grado) aquí en Hempstead».

Dos personas murieron en un accidente de un solo vehículo antes del amanecer en la autopista Long Island Expressway en dirección este el lunes en North Hills, dijo la policía. (2)

La policía del condado de Nassau dijo que las víctimas eran el conductor de un camión y un pasajero en ese camión. Ambos fueron declarados muertos en el lugar por un médico de la policía del condado de Nassau, dijo la policía. Una fotografía de Newsday mostraba un camión de caja arrugado y volcado con el logotipo de Boar’s Head en un costado.

La policía dijo que el camión se dirigía hacia el este por la LIE cerca de la salida 36 cuando salió de la carretera y chocó contra el paso elevado de Shelter Rock Road a las 5:05 a.m.

La causa del accidente está bajo investigación. La policía no ha dado a conocer los nombres de los fallecidos.

«Estamos todos muy entristecidos por este trágico evento y nuestros corazones están con sus familias», dijo Elizabeth Ward, portavoz de Boar’s Head Brand. El camión no pertenece a Boar’s Head sino a un proveedor local autorizado independiente, Top Shelf Provisions, dijo. La dirección corporativa de la empresa se encuentra en Northport, según los registros estatales. No se pudo contactar a nadie de esa empresa.

Los objetos de recuerdo recopilados por el maestro Greg Sill durante sus aventuras por todo el mundo decoran su aula de Historia Global y Geografía en el segundo piso de Smithtown High School West.

Un casco de médula usado en un safari en Mombasa, Kenia. Un fez de Estambul. Un brazalete de la Zona Desmilitarizada de Corea. Y banderas de algunas de las 31 naciones que visitó.

«No solo lo enseñó», dijo Chauncy Cone, colega de décadas. «Él lo vivió».

Sill, de Lake Grove, murió el 26 de marzo en el Hospital Mount Sinai en Manhattan, cinco días después de cumplir 48 años. La causa de la muerte fue una embolia pulmonar, según su esposa, Elizabeth Sill. Ver dos fotos del profesor y su familia, abajo:

Un hombre de Queens murió y tres pasajeros de su automóvil resultaron heridos en un accidente de un vehículo el lunes por la noche en el sur en dirección oeste de Southern State Parkway en West Hempstead, dijo la policía estatal.

La policía dijo que el vehículo, un Infiniti, viajaba hacia el oeste «a alta velocidad» cuando el conductor, identificado como Jeffrey Laroche, de 27 años, de Springfield Gardens, Queens, intentó cambiar de carril, perdió el control y se estrelló alrededor de las 8:30 pm La policía dijo que el automóvil chocó contra el carril guía central entre la salida 18, Eagle Avenue y la salida 17, Hempstead Avenue, chocó contra árboles y luego se precipitó hacia la carretera, volcando y expulsando a Laroche. (3)

Laroche fue llevado al Centro Médico Judío de Long Island en New Hyde Park, donde fue declarado muerto.

La pasajera del asiento delantero Jayda Moultrie, de 21 años, de Hempstead, tuvo que ser sacada del vehículo y fue llevada al Hospital Mount Sinai South Nassau en Oceanside con heridas desconocidas, dijo la policía. Un pasajero del asiento trasero, identificado por la policía como Nicole Walter, 20, de Laurelton, fue llevado al Hospital Winthrop de la Universidad de Nueva York en Mineola con una pelvis rota, mientras que la policía dijo que el otro pasajero del asiento trasero, identificado como Nathaly Walter, de 18 años, de Laurelton, fue llevado al Monte Sinaí Sur de Nassau con heridas desconocidas.

La policía del condado de Nassau y miembros del Departamento de Bomberos de Lakeview también acudieron al lugar.

Tambien en otros estados de USA los casos policiales tienen noticias protagonistas cada dia. Por ejemplo, abajo se ve una nota periodistica de «Los Angeles Times» donde se observa como una mujer pone flores en la casa de su vecino quien fue asesinado en su jardin por un intruso, el cual era un vagabundo sin casa.

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (C.A.V.P.)

Fuentes usadas: (Ademas de un articulo de «Angeles Times» en su portada)

(1) = https://www.newsday.com/long-island/nypd-suicide-107th-precinct-1.50205345

(2)= https://www.newsday.com/long-island/nassau/east-hills-lie-expressway-overturned-truck-1.50204606?utm_medium=browser_push&utm_source=pushly&utm_campaign=914301

(3)= https://www.newsday.com/long-island/southern-state-parkway-fatal-crash-monday-1.50199077

Read Full Post »

Aquí comparto la historia reciente de un expolicia USA quien admitió haber cometido 13 asesinatos, 13 secuestros y 62 violaciones; ademas de una gran cantidad de delitos menores , como robos. Creo que este tipo de casos deben ser ampliamente difundidos para analizar nuestra vida humana actual y observar detalladamente la diversas formas de pensar y actuar de algunos humanos. Casos como este nos hace recordar lo importante que es la seguridad de nuestra casa, de nuestras familias y de nosotros mismos. Asimismo nos hace ver de la importancia de mantener una policía bien equipada, motivada, honesta y científica- tecnológicamente actualizada.

Estos hechos nos hacen ver lo peligroso de las acciones de algunos humanos o de la maldad humana que se encuentra en todas las instituciones, civiles, religiosas o militares, y países, sin excepción. Lo que varia es la cantidad, frecuencia o eficiencia de la policía local para capturar o neutralizar a estos criminales.

También es bueno notar que cuando estos locos y/o criminales están en cargos importantes en el gobierno, el ejercito o la policía se hacen mucho mas peligrosos y difíciles de capturar o detener.

A continuación presento dos reportes periodísticos sobre esta noticia: un estilo mas audiovisual y personalizado como el británico de Dayli Mail (1) y el otro mas textual y descriptivo de una manera mas elegante o general y casi sin mostrar fotos como el de el New York Times (2). Creo que al compartir las dos traducciones resumidas a mi estilo nos pueden dar una idea mas clara de lo terrible de estos actos que cometió este criminal y que dejan u mal recuerdo de por vida a los sobrevivientes o familiares cercanos de las victimas. (CTsT = C.V.P.)

Se espera que Joseph James DeAngelo Jr., de 74 años, se declare culpable de 13 cargos de asesinato y 13 cargos de secuestro, además de admitir 62 violaciones que los fiscales no pudieron acusarlo porque ha pasado mucho tiempo desde que ocurrieron. (1)

El acuerdo le ahorra la pena de muerte y fue el resultado de semanas de negociaciones. Ahora, probablemente morirá en prisión.

Los fiscales habían rechazado previamente una oferta de él para declararse culpable para evitar la ejecución, pero las fuentes policiales dijeron que estaban ansiosos por cerrar el caso porque muchos de los familiares de sus víctimas están envejeciendo y tienen problemas de salud.

La notable audiencia de súplica tuvo lugar en un salón de baile en la Universidad Estatal de Sacramento y DeAngelo, frágil y con un traje naranja de prisión, apareció en el escenario.

Sus abogados tuvieron que llevarlo al escenario y respondió ‘sí’ y ‘sí, su señoría’, a veces con dudas, cuando el juez le preguntó si entendía o no los términos de su acuerdo. Luego respondió ‘culpable’ o ‘lo admito’ mientras los fiscales revisaban los delitos de los que se le acusa.

No pudo llevarse a cabo en una sala de audiencias ordinaria porque se presentaron 150 familiares de su víctima y se necesitaba una sala más grande para imponer el distanciamiento social.

Los fiscales dijeron que el momento de la justicia era ahora porque muchas de las víctimas habían esperado décadas y ahora eran tan mayores que tal vez no pudieran esperar un juicio por jurado.

El alcance del crimen de ‘Joseph DeAngelo’ es simplemente asombroso. Sus apodos reflejan el impacto geográfico de sus crímenes.

Cada vez que escapó, se escapó silenciosamente en la noche, dejando a las comunidades aterrorizadas por años.

Durante más de 40 años, la pregunta más importante permaneció sin respuesta: ¿quién fue el asesino en serie y el violador?’ dijo el fiscal del condado de Sacramento Thien Ho.

DeAngelo como oficial de policía para el Departamento de Policía de Exeter, a principios de los años 70

Los fiscales describieron el lunes cómo se encontró el semen de DeAngelo en la escena de algunos de los crímenes y coincidió con la muestra del pariente en GEDMatch.com.

Los policías lo observaron durante semanas, lo siguieron en un camión de basura y robaron su basura después de que la arrojó a la calle para obtener sus muestras de su ADN.

Una vez bajo custodia, dijeron que «fingía una incoherencia débil en la sala de entrevistas», pero se escuchó hablar consigo mismo y dijo: «Hice todo eso». «No tenía la fuerza para expulsarlo, era como si fuera parte de mí». ‘No quería hacer esas cosas.

Los fiscales leyeron una línea de tiempo de los crímenes, dando detalles de todos los asesinatos, antes de que el juez le preguntara a DeAngelo cómo quería declararse.

Respondió ‘culpable’ a los cargos y respondió ‘Admito’ a los delitos sexuales que no pudieron ser acusados ​​porque están fuera del estatuto de limitaciones.

Entre los ataques hubo una Jane Doe y su esposo en 1978. DeAngelo irrumpió en la casa de la pareja, los ató con cordones de zapatos en su habitación para saquear la casa, luego obligó al esposo a acostarse boca abajo en la cama con los platos en su mientras violaba a su esposa en otra habitación.

La violó anal y vaginalmente y la obligó a practicar sexo oral con él mientras amenazaba con cortarle la oreja a su bebé y se la llevaría si se resistía, dijo el fiscal.

Jane Doe y su esposo se acostaron a las 11.30 p.m. John Doe recordó haber sido despertado por un sonido y haber visto a un hombre parado al pie de su cama, ese hombre era el acusado, Joseph DeAngelo.

DeAangelo sostenía una linterna a su izquierda y apuntaba con un revólver a John Do. El acusado dijo entonces: «Solo quiero comida y dinero, eso es todo, te mataré si no haces lo que te digo».

‘Jane Doe se despertó en este punto y el acusado le dijo a su esposo que cambiara de posición y le puso las manos a la espalda’.

DeAngelo luego usó cordones de zapatos para atar a la pareja y les dijo que se acostaran en su cama mientras saqueaba su casa durante 30 minutos.

Tomó los platos de la cocina y los colocó sobre sus espaldas mientras hurgaba, presumiblemente para poder escuchar los platos chocar si intentaban moverse.

«Cuando regresó a la habitación de la pareja, le dijo a la mujer:» no me mires o te cortaré la cabeza «.

Luego la obligó a salir de la habitación y le dijo que si ella no hacía lo que él decía, mataría a todos en la casa, incluido su bebé.

Una declaración de culpabilidad y cadena perpetua evita un juicio o incluso la audiencia preliminar prevista de semanas. Las víctimas esperan confrontarlo en su sentencia en agosto, donde se espera que tarde varios días en decirle a DeAngelo y al juez de la corte superior del condado de Sacramento, Michael Bowman, lo que han sufrido.

Gay y Bob Hardwick estaban entre los sobrevivientes que esperaban que DeAngelo admitiera su asalto en 1978.

La pena de muerte nunca fue realista de todos modos, dijo Gay Hardwick, dada la edad de DeAngelo y la moratoria del gobernador Gavin Newsom sobre las ejecuciones.

«Ciertamente merece morir, en mi opinión, así que estoy viendo que está cambiando la pena de muerte por la muerte en prisión».

‘Será bueno poner la cosa a descansar. Creo que él nunca cumplirá la sentencia que nosotros hemos cumplido, hemos cumplido la sentencia durante 42 años ‘.

DeAngelo Jr., un ex policía, quien eludió la aplicación de la ley durante décadas hasta que su ADN fue vinculado a los crímenes a través de GEDMatch.com, un sitio web de genealogía al que uno de sus familiares había enviado su ADN.

DELITOS DE DEANGELO
1974-1975: 120 robos en Visalia y sus alrededores.

18 de junio de 1976: Agresión sexual / violación, Rancho Cordova

17 de julio de 1976: Agresión sexual / violación, Carmichael

29 de agosto de 1976: Robo, intento de agresión sexual, Rancho Cordova

4 de septiembre de 1976: Asalto / violación sexual, Carmichael

5 de octubre de 1976: Agresión sexual / violación, Citrus Heights

9 de octubre de 1976: Agresión sexual / violación, Rancho Cordova

18 de octubre de 1976: Asalto / violación sexual, Carmichael

18 de octubre de 1976: robo de autos, Rancho Cordova

10 de noviembre de 1976: Secuestro, Citrus Heights

18 de diciembre de 1976: Asalto / violación sexual, Carmichael

18 de enero de 1977: Asalto / violación sexual, Sacramento

24 de enero de 1977: Agresión sexual / violación, Citrus Heights

7 de febrero de 1977: Asalto / violación sexual, Carmichael

16 de febrero de 1977: Asalto, intento de asesinato, Sacramento

8 de marzo de 1977: Agresión sexual / violación, Sacramento

18 de marzo de 1977: Agresión sexual / violación, Rancho Cordova

2 de abril de 1977: Asalto / violación sexual, Orangevale

15 de abril de 1977: Asalto / violación sexual, Carmichael

3 de mayo de 1977: Asalto / violación sexual, Sacramento

5 de mayo de 1977: Asalto / violación sexual, Orangevale

14 de mayo de 1977: Agresión sexual / violación, Citrus Heights

17 de mayo de 1977: Asalto / violación sexual, Carmichael

28 de mayo de 1977: Agresión sexual / violación, Sacramento

6 de septiembre de 1977: Agresión sexual / violación, Stockton

1 de octubre de 1977: Agresión sexual / violación, Rancho Cordova

21 de octubre de 1977: Agresión sexual / violación, Sacramento

29 de octubre de 1977: Agresión sexual / violación, Sacramento

10 de noviembre de 1977: Agresión sexual / violación, Sacramento

2 de diciembre de 1977: intento de agresión sexual, Sacramento

28 de enero de 1978: Agresión sexual / violación, Carmichael

29 de enero de 1979: Asalto / violación sexual, Carmichael

2 de febrero de 1978: Brian y Katie Maggiore fueron asesinados, Rancho Co

Algunos casos que se detallaron fueron:

Claude Snelling (11 de septiembre de 1975)

El profesor de periodismo Claude Snelling, de 45 años, estaba dormido en su casa en Visalia, California, cuando escuchó un ruido extraño afuera alrededor de las 2 de la madrugada.

Salió corriendo y encontró a un hombre enmascarado que arrastraba a su hija Elizabeth, de 16 años. El secuestrador le disparó a Snelling dos veces, matándolo, y huyó de la escena a pie, dejando a Elizabeth ilesa.

Más tarde contó cómo su padre le salvó la vida. ‘El secuestrador me tiró al suelo y le disparó a mi papá dos veces. Luego me apuntó con el arma. DeAngelo la golpeó con el arma y la pateó, pero huyó. Snelling murió de camino al hospital.

Brian y Katie Maggiore (2 de febrero de 1978)

Brian Maggiore, de 21 años, y su esposa Katie, de 20, estaban paseando a su perro en el vecindario de Rancho Cordova, a las afueras de Sacramento. El FBI dijo que la pareja fue perseguida antes de ser asesinada a tiros por Golden State Killer.


Dr. Robert Offerman y Alexandria Manning ( 30 de diciembre de 1979)

El Dr. Robert Offerman, de 44 años, y Alexandria Manning, de 35, fueron asesinados en una casa en Goleta, cerca de Santa Bárbara. Offerman, un cirujano osteopático, y Manning, un psicólogo clínico, tenían las manos atadas con una cuerda.

Lyman y Charlene Smith (13 de marzo de 1980)

Lyman Smith, de 43 años, y su esposa Charlene, de 33, fueron golpeados hasta la muerte con un registro de chimenea en su casa del condado de Ventura. Smith era un abogado que estaba a solo unos días de ser nombrado juez. Su esposa trabajaba como secretaria de la corte.

Patrice y Keith Harrington (19 de agosto de 1980)

Patrice Harrington, de 28 años, y su esposo Keith, de 25, fueron asesinados en su casa en Dana Point. La policía dijo que fueron golpeados con un instrumento contundente. Patrice era enfermera pediátrica y su esposo era estudiante de medicina en UC Irvine.

Manuela Witthuhn (5 de febrero de 1981)

Manuela Witthuhn, de 28 años, fue violada y golpeada hasta la muerte en su casa en Irvine. Ella estaba sola en casa en ese momento porque su esposo estaba en el hospital recuperándose de una enfermedad.

Cheri Domingo y Gregory Sanchez (27 de julio de 1981)

Cheri Domingo, de 35 años, y Gregory Sanchez, de 27, estaban sentados en casa en Goleta cuando fueron asesinados en la cama. Domingo fue encontrada con las manos atadas y sufriendo heridas masivas en la cabeza. Sánchez fue baleado y golpeado.

Janelle Lisa Cruz (4 de mayo de 1986)

Janelle Cruz, de 18 años, fue asesinada a golpes en la casa de su familia en Irvine. Estaba sola en casa en ese momento y la policía la encontró acostada sobre su cama.

Un agente de bienes raíces que vendía la casa de la familia fue el primero en descubrir el cuerpo de la adolescente. Se encontró sangre salpicada por toda la casa y la policía cree que fue golpeada con una llave inglesa.

Gay Hardwick se puso del brazo de su esposo para enfrentar a un criminal llamado Golden State Killer y no pudo reconocer al anciano encorvado en una silla de ruedas como el violador sádico que los había aterrorizado 42 años antes. (2)

Con voz ronca y ronca, Joseph James DeAngelo Jr., un violador en serie antes de convertirse en un asesino en serie, reconoció en dos palabras, «Admito», que había atacado a la pareja en 1978 cuando se declaró culpable el lunes de 13 asesinatos, y admitió docenas de violaciones y crímenes demasiado viejos para ser procesados ​​como parte de un acuerdo para evitar la pena de muerte.

«Fueron los dientes apretados y, ya sabes, la voz entrecortada, por lo que realmente no hubo ningún parecido, no hay ningún parecido con el viejo que se sienta hoy ante nosotros», dijo Gay Hardwick. «No estoy seguro de que gran parte de eso no sea fingido».

DeAngelo, quien se escondió detrás de una máscara de esquí durante sus crímenes, se sentó detrás de un escudo de plástico transparente para permitir que las víctimas sobrevivientes y sus familias vieran su rostro incluso mientras usaban máscaras para evitar la posible propagación del coronavirus. La audiencia se llevó a cabo en un salón de baile de la Universidad Estatal de Sacramento para dar cabida a más de 150 observadores a una distancia segura durante la pandemia.

El ex policía aparentemente frágil y débil de 74 años, que una vez fue a las habitaciones arrojando improperios y amenazando con usar un .357 Magnum para volar las cabezas de cualquiera que se moviera, parecía perdido cuando recurría a su abogado cada vez que un fiscal Recitó los espeluznantes detalles de los ataques que aterrorizaron una franja del norte de California en la década de 1970.

Pero donde algunos vieron a un hombre frágil y confundido, otros vieron un maestro manipulador.

El día antes de su arresto en 2018, DeAngelo tejió su motocicleta a través del tráfico de la autopista para perder a la policía que lo seguía, dijeron los fiscales. Cuando apareció en un tribunal dos días después, se parecía al hombre perdido que apareció de lado el lunes con la boca entreabierta.

«Estoy extremadamente enojada porque él está allá arriba actuando como si ni siquiera pudiera recordar», Jennifer Carole, cuyo padre, el abogado Lyman Smith, fue asesinado en 1980 con su esposa, Charlene Smith, quien fue violada antes de ser asesinada en Ventura . «Siento mucha ira, que no creo haber sentido tan poderosamente antes».

Carole lloró cuando un fiscal describió cómo su padre y su madrastra fueron golpeados con un registro de incendios. Una pila de pañuelos usados ​​estaba en el piso al lado de su silla.

DeAngelo, veterano de Vietnam y abuelo, nunca había estado en el radar de los investigadores hasta justo antes de su arresto.

Aproximadamente una década después del último asesinato, conectaron una serie de asaltos en el centro y el norte de California con asesinatos en el sur de California y se decidieron por el apodo de Golden State Killer para el misterioso asaltante.

La policía usó el ADN de las escenas del crimen para encontrar un pariente lejano a través de una base de datos de un sitio web de genealogía popular y luego construyó un árbol genealógico que finalmente los llevó a él. Recogieron en secreto ADN de la puerta de su auto y un pañuelo desechado para obtener una orden de arresto.

El mecánico de camiones retirado fue arrestado en su casa en los suburbios de Sacramento, la misma área que aterrorizó a mediados de la década de 1970, ganando el título de East Area Rapist.

DeAngelo no cooperó con las autoridades. Pero murmuró una especie de confesión después de su arresto que se refería crípticamente a un alter ego llamado «Jerry» que dijo lo obligó a cometer la ola de crímenes que parecían terminar abruptamente en 1986.

«Hice todo eso», se dijo DeAngelo mientras estaba solo en una sala de interrogatorios policiales después de su arresto en abril de 2018, dijo el fiscal del condado de Sacramento Thien Ho.

«No tenía la fuerza para expulsarlo», dijo DeAngelo. «Él me hizo. El fue conmigo. Fue como en mi cabeza, quiero decir, él es parte de mí. No quería hacer esas cosas. Empujé a Jerry y tuve una vida feliz. Hice todas esas cosas. Destruí todas sus vidas. Así que ahora tengo que pagar el precio «.

Mientras que los fiscales sugirieron que DeAngelo había estado fingiendo una doble personalidad, Ho dijo que su día de juicio había llegado.

«El alcance de los crímenes de Joseph DeAngelo es simplemente asombroso», dijo Ho.

Los fiscales detallaron actos sádicos que cometió después de entrar a las casas sin ser detectados y sorprender a las parejas en la cama con una linterna en la cara y amenazando con matar a todos en la casa, incluidos los niños pequeños, si no seguían sus órdenes.

El merodeador enmascarado inicialmente dijo que solo quería que su dinero ganara su cooperación, ordenando a las mujeres que ate a sus esposos o novios boca abajo en la cama con cordones de zapatos.

Apiló platos en la espalda de los hombres y dijo que ambos serían asesinados si escuchaba los platos estrellarse durante las violaciones repetidas.

En una casa en el condado de Contra Costa en el otoño de 1978, le dijo a una mujer que le cortaría la oreja a su bebé si no practicaba sexo oral después de que la violara.

«Admito», dijo DeAngelo después de que el fiscal leyó la descripción de ese crimen.

Robó artículos variados, a veces unas botellas de Budweiser y algo de efectivo, otras veces anillos de diamantes. Se escabulló en la oscuridad a pie o en bicicleta e incluso evadió a la policía.

Hasta siempre: Carlos Tigre sin Tiempo (C.V.P.)

(1)= https://www.dailymail.co.uk/news/article-8470527/Golden-State-Killer-pleads-GUILTY-13-murders-13-kidnappings.html

(2)= https://www.nytimes.com/aponline/2020/06/30/us/ap-us-golden-state-killer.html?searchResultPosition=2

Read Full Post »

La policía en New York (Long Island), está saliendo a las calles a pie y a caballo para imponer el distanciamiento social y ayudar a prevenir la propagación del nuevo coronavirus mientras las autoridades se preparan para los meses de verano y una reapertura gradual.

Screenshot 05_06_2020 06_42_03

Así podemos ver que el departamento de policía de Long island ,en sus dos condados de Nassau y de Suffolk, han puesto a sus jóvenes policías a patrullar a pie. También han intensificado las patrullas, incluso con unidades altamente especializadas, como oficiales a caballo, en los parques y áreas recreativas del condado para proteger la salud pública. (1)

El gobernador de Nueva York, Andrew M. Cuomo, en marzo 2020, comenzó a emitir una serie de órdenes ejecutivas que cerraron todos los negocios no esenciales, obligaron a las personas a usar máscaras faciales o cubiertas y mantenerse al menos a seis pies de distancia (2 metros aproximadamente).

Las estadísticas, sobre el coronavirus, hasta el 5 de mayo 2020 son en todo el estado de New York y en la región de Long Island (que abarca a dos condados: Nassau y Suffolk) (2)

LI5May2020

Abajo vemos un mapa de Long Island, dentro del estado de New York:

Screenshot 05_06_2020 08_50_16

A continuación un mapa de todo USA y sus cifras generales al 5 Mayo 2020:

Screenshot 05_06_2020 08_54_03

Tx0KCT

«Estamos tratando de ser respetuosos», dijo el comisionado de policía del condado de Nassau, Patrick Ryder. «Pero también, es difícil. Le estás diciendo a la gente que no pueden rezar juntos y que no pueden ir juntos a un parque. Entiendo la frustración. Pero no puedes. Y tenemos que hacer cumplir eso «.

Ryder dijo que las autoridades han recibido 1.703 quejas del público alegando que las empresas permanecen abiertas en violación de la orden del gobernador y las personas no distanciadas sociales. De ellos, 1.279 fueron dirigidos a la oficina del jefe de bomberos para investigar y 424 fueron sondeados por la policía. Se consideró que unas 640 de ellas cumplían y 413 personas recibieron una advertencia, dijo Ryder. El condado emitió solo 22 citaciones en violación de la ley de salud pública, incluso para una boda.

Screenshot 05_06_2020 08_47_27

«Realmente queremos usar la educación», dijo Hart sobre los oficiales que hacen cumplir las medidas. «No te olvides de la distancia social, no te olvides de usar cobertura facial. La gran mayoría de las personas han cumplido «.

El departamento de policía instruye a los oficiales que se debe dar un primer delito como advertencia verbal. Un segundo delito podría encontrarse con una citación en violación de la ley de salud pública. La violación es un delito menor punible con una multa máxima de $ 2,000. Si la conducta lo justifica, según la policía, los oficiales pueden usar la ley penal y acusar a alguien criminalmente de conducta desordenada, lo cual es una violación; o molestias penales u obstrucción de la administración gubernamental, ambos delitos menores.

Screenshot 05_06_2020 08_48_07

Ryder, anticipándose a los cielos soleados y al clima cálido este primer fin de semana de mayo, dijo que sus oficiales, incluidos los del Equipo de Respuesta Rápida de Inteligencia Criminal y la Oficina de Operaciones Especiales, patrullarían en grandes cantidades para evitar multitudes.

Hasta el momento, ninguno de los grandes departamentos de policía de Long Island ha utilizado drones volando por encima para imponer el distanciamiento social, aunque la policía de Nueva Jersey, Florida, Georgia y Delaware ha empleado la tecnología.

Ryder dijo que la policía también dio Tickets (multas o papeletas) a varios joyeros que continuaron trabajando en una oficina, vendiendo diamantes y otras joyas a líneas de clientes, incluso después de recibir una advertencia de la policía.

«Recibí un correo electrónico de un político local», dijo Ryder. «Esa es la parte que te molesta. Fuimos allí y les advertimos y luego volvieron e hicieron lo mismo «.

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (C.V.P.)

 

Fuentes:

(1)= https://www.newsday.com/news/health/coronavirus/coronavirus-police-recruits-social-distancing-1.44310379

(2)= https://www.newsbreak.com/topics/coronavirus?s=web

Read Full Post »

El coronavirus en USA  ha producido tragedias espantosas en algunos lugares como en el asilo de ancianos que abajo resumo algunos detalles y los traduzco (*), en los cuales se observa la reciente muerte de 70 residentes.

15

Los ancianos o mayores de 70 años son los mas perjudicados ,a nivel de todo USA, y van mas de 7,000 muertos hasta el 19 de abril. Leamos:

Cuando el brote de coronavirus golpeó a uno de los hogares de ancianos más grandes y problemáticos de New Jersey, los residentes con tos y fiebre se separaron en un parte del asilo conocida como Sur 2. Los enfermos llenaron rápidamente las camas allí, por lo que otra ala, Oeste 3, también se volvió en una sala de cuarentena.

Pero el virus siguió encontrando residentes frágiles y los propios trabajadores probablemente lo estaban propagando a medida que se movían entre habitaciones y pisos, equipados con poco o ningún equipo de protección.

0A8PiX

El asilo de ancianos, el Centro de rehabilitación Andover, cuenta con 543 camas en total; pero carecía de personal calificado y máscaras, y en los últimos dos años había recibido malas calificaciones de los inspectores federales y estatales. Los residentes estaban abarrotados de tres personas por habitación, y a medida que el brote empeoraba, también lo hacían las condiciones sanitarias. La comida derramada cubría el suelo.

Los trabajadores dijeron que hicieron sus rondas apresuradamente, distribuyendo medicamentos, cambiando sábanas, alimentando a quienes no podían alimentarse y haciendo otras tareas que los pusieron en contacto cercano con los residentes.

Algunos trabajadores compraron protectores faciales rudimentarios de un supervisor de recreación que compró una caja en línea por $160. La semana pasada, los empleados pedían ayuda del gobierno y donaciones de equipos de protección personal en las publicaciones de Facebook. Pero fue demasiado tarde.

Después de recibir una denuncia anónima el lunes pasado, la policía encontró 17 cuerpos en bolsas en una pequeña sala de detención en las instalaciones de Andover.

Pero ha sido especialmente devastador en hogares de ancianos como Andover que durante mucho tiempo han sido criticados por la calidad de la atención, la dotación de personal inadecuada y las prácticas comerciales cuestionables.

f_mo_murphy_state_aid_200418_1920x1080.nbcnews-fp-1200-630

El  gobernador de New Jersey, Philip D. Murphy, dijo el sábado que estaba considerando enviar médicos de la Guardia Nacional a hogares de ancianos en todo el estado, después de haberlos desplegado previamente en dos hogares para veteranos. A principios de semana, Murphy había calificado las muertes en Andover como «no solo escandalosas, sino inaceptables».

Hasta el domingo, alrededor del 40 por ciento de las 4.202 muertes por coronavirus en New Jersey se habían relacionado con centros de atención para ancianos, y los funcionarios de salud comenzaron a centrarse en el papel que los trabajadores han desempeñado en la propagación del brote.

Los trabajadores dijeron que estaban dedicados a los residentes pero que no estaban preparados para el brote, con poca capacitación y aún menos equipo de protección. Dijeron que se sintieron casi abandonados por la administración de la casa y los funcionarios estatales y federales.

Los trabajadores dijeron que los cuerpos fueron colocados en el piso y en camillas dentro de una pequeña habitación con aire acondicionado utilizada habitualmente como depósito de cadáveres.

Ubicada en una zona rural de Nueva Jersey (New Jersey), a 55 millas al noroeste de la ciudad de Nueva York, Andover consta de dos instalaciones relacionadas que se encuentran una frente a la otra con personal separado. Uno más pequeño, Andover, alberga principalmente a personas mayores y tiene 154 camas.

El más grande, Andover II, ha sido durante mucho tiempo un lugar de último recurso, que llevó a los residentes con demencia avanzada, así como a algunas personas que habían sido encarceladas o dado de alta de salas psiquiátricas. Las 70 muertes en medio del brote ocurrieron allí.

Andover ha tenido dos propietarios en menos de cuatro años. En 2017, un ex propietario acordó una multa de $ 880,000 por facturar a Medicaid por proporcionar «servicios de enfermería materialmente deficientes o sin valor».

Andover II generó $ 42.06 millones en 2018, principalmente de Medicare y Medicaid, según registros federales.

kv5Pnh

Ambas residencias de ancianos de Andover ahora son propiedad de entidades afiliadas de una firma de inversión en el cuidado de la salud del área de Chicago llamada Altitude Investments, que pagó un total de $ 81 millones al antiguo propietario en 2017, según muestra una presentación.

Altitude a su vez arrendó las propiedades a un grupo llamado Alliance Healthcare, que administra las operaciones diarias de los hogares. Alliance Healthcare está dirigida por Chaim Scheinbaum y su compañero, Louis Schwartz.

Antes del brote, Andover II recibió bajas calificaciones en los informes de inspección federales y estatales, que citaban serios problemas de personal. Cada residente recibe un promedio de 46 minutos con una enfermera calificada por día, de acuerdo con la boleta de calificaciones del hogar de ancianos federal. El promedio de Nueva Jersey es de 100 minutos.

«Es un lugar donde los propietarios siempre han priorizado las ganancias sobre el bienestar de los pacientes y el personal», dijo Michaeline Picaro, una enfermera registrada que firmó la carta.

«Siempre ha habido escasez de personal y escasez de suministros», dijo. “Esta no es solo una situación de Covid. La gente dice «¿Por qué no te vas?» Bueno, si eres una persona ética, no te vas. Intentas hacer lo mejor que puedes con lo que tienes «.

No se sabe cómo el virus ingresó por primera vez a Andover, pero a fines de marzo, los residentes se enfermaron y dieron positivo, y las tensiones aumentaron sobre cómo se manejaba.

Los trabajadores dijeron que la gerencia al principio proporcionó máscaras solo a las enfermeras registradas, no a otras personas que también interactuaron con los residentes, incluidas las amas de casa, los terapeutas de recreación y los asistentes de enfermería.

El 6 de abril 2020, una semana antes de que la policía encontrara los cuerpos en Andover, un trabajador querido y veterano murió. Después de su muerte, el miedo al virus creció entre los trabajadores. Algunos dejaron de venir al trabajo y se genero mas problemas de atención a los residentes.

La semana pasada, al menos 32 trabajadores de Andover II habían dado positivo por el virus, según los registros del condado revisados ​​por un funcionario federal.

Una empleada de Andover que está enferma en su hogar dijo que le preocupaba que la intervención oficial pudiera ser demasiado pequeña, demasiado tarde.

«El estado debería haber estado mirando ese lugar durante mucho tiempo», dijo. «No debería haber tomado una pandemia mundial para que se dieran cuenta: algo está mal».

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (C.V.P.)

 

Read Full Post »

Parece que las matanzas de personas inocentes o de forma aleatoria, en otros casos, es algo que ya se considera normal en muchas gente en USA, la venta libre sin mayores controles de arma de gran potencia de fuego, la falta de atención a enfermedades mentales y acciones irracionales que priorizan el dinero de algunos negocios antes que la vida humana; junto con un ambiente político interno y externo de violencia creciente,  parece ser los principales factores; sin embargo todavía los políticos o gobernantes de USA no toman medidas radicales para terminar con estas matanzas.

01ODESSA-jumbo

Siete personas murieron y al menos otras 21 resultaron heridas en un descarado tiroteo masivo a la luz del día en las ciudades de Midland y Odessa en el oeste de Texas el sábado, mientras un hombre armado conducía por las carreteras y calles abriendo fuego contra residentes, automovilistas y compradores, dijeron las autoridades. (1)

El ataque al comienzo del fin de semana del Día del Trabajo aterrorizó a las ciudades hermanas a 20 millas de distancia con una población combinada de 263,000, menos de un mes después de que hombres armados mataran a 31 personas en El Paso y Dayton, Ohio, en masacres consecutivas que sorprendieron a la nación. y revivió el debate en Washington sobre el control de armas.

El jefe del Departamento de Policía de Odessa, Michael Gerke, dijo en una conferencia de prensa el sábado que el ataque había comenzado después de una parada de tráfico. El hombre armado huyó de la policía y secuestró un camión postal, disparando contra civiles mientras se dirigía a Odessa.

Tres policías y un niño estaban entre los heridos, antes de que la policía disparara y matara al hombre armado, un hombre de unos 30 años, cerca de un cine en las afueras de Odessa. La policía dijo que el motivo del pistolero no estaba claro de inmediato.

Era, en cierto modo, una escena de pánico tristemente familiar en Estados Unidos, ya que la gente de repente se refugió para esconderse o huyó de los negocios cuando sonaron los disparos. Solo en Texas desde 2017, ha habido cuatro tiroteos masivos, incluido el de un sábado. Y, sin embargo, en otros aspectos fue único, ya que el pánico generalmente se concentró en una escuela o tienda que se extendió por millas a través de las llanuras de Texas en medio de los primeros informes de que había varios pistoleros.

Oficiales de policía y policías estatales protegieron a los conductores de las autopistas mientras los negocios en las dos ciudades cerraban sus puertas. Las universidades se cerraron. Una estación de televisión en Odessa evacuó su estudio mientras sus reporteros estaban cubriendo las últimas noticias en vivo en el aire.

«Nuestros corazones se rompen», dijo el vicepresidente Mike Pence a los periodistas el sábado mientras se preparaba para partir hacia Polonia en la Base Andrews de la Fuerza Aérea, y agregó que tanto él como el presidente Trump «permanecen absolutamente decididos a trabajar con los líderes de ambos partidos y el Congreso para tomar pasos posibles para abordar y enfrentar este flagelo de atrocidades masivas «.

El tiroteo reavivó un debate sobre el control de armas que había sido provocado por el ataque de El Paso, pero que se había desvanecido cuando Trump pareció diferir al Congreso, que entró en receso. Llega una semana antes de que el Congreso se vuelva a reunir y solo un día antes de que Texas se ajuste para aliviar algunas restricciones de armas, lo que facilita el transporte de armas de fuego en las iglesias y las escuelas.

Una gran cantidad de candidatos presidenciales demócratas acudieron a Twitter, expresando tristeza e ira y exigiendo medidas legislativas. Beto O’Rourke, el ex congresista de Texas que es de El Paso, escribió: «Más información está por llegar, pero esto es lo que sabemos: necesitamos poner fin a esta epidemia».

Funcionarios de la policía de Odessa dijeron que el incidente comenzó a última hora de la tarde del sábado a las 3:25 p.m., cuando un agente estatal en la Interestatal 20 entre Midland y Odessa intentó detener al sospechoso. El conductor abrió fuego contra el policía estatal y huyó hacia el oeste por la carretera. Desde allí, el sospechoso «procedió a disparar hasta que fue detenido y muerto.

A continuación he compartido algunos comentarios de lectores del New York Times cuyo enlace escribo al final:

«I know that’s its natural to rationalise, but this is not domestic terrorism in the sense that the authorities would have us believe. Rather, this is the modern manifestation of historical violence which has always characterised America. The US is intrinsically violent in the way that it has evolved because violence is an expedient means to a definitive ends. It rapidly forged the American spirit in Independence, it removed indigenous people from ancestral lands, it enslaved Africans, set brother against brother, moulded the rugged individualism of the frontier, allowed American military might to roam the globe in successive wars that became more and more violent while less and less justifiable. Now, in the martial vogue, America’s own people wage war against it, primed by perceived injustices and rage. The answer is simple: remove the injustices and the rage. Treat people like valuable attributes rather than chattel to unscrupulous corporations or dogsbody employers. Pay them well, heed their health, ignore their ethnicities, educate young and old, rein in the urge to inflict shock and awe. Remove capital punishment as a violent anachronism, select, train, and equip police not as soldiers under siege, but as social pillars sworn to protect life. Keep your soldiers in barracks. There are too many examples to list where America can begin to heal itself, and this what is required sooner rather than later.»

Traducción al castellano:

Sé que es natural racionalizar, pero esto no es terrorismo doméstico en el sentido de que las autoridades nos quieren hacer creer. Más bien, esta es la manifestación moderna de la violencia histórica que siempre ha caracterizado a Estados Unidos. Estados Unidos es intrínsecamente violento en la forma en que ha evolucionado porque la violencia es un medio conveniente para un fin definitivo. Forjó rápidamente el espíritu estadounidense en la Independencia, sacó a los pueblos indígenas de las tierras ancestrales, esclavizó a los africanos, enfrentó a los hermanos, moldeó el resistente individualismo de la frontera, permitió que el poderío militar estadounidense recorriera el mundo en guerras sucesivas que se hicieron cada vez más violento mientras cada vez menos justificable. Ahora, en la moda marcial, el propio pueblo de Estados Unidos libra una guerra contra él, preparado por las injusticias y la ira percibidas.

La respuesta es simple: eliminar las injusticias y la ira. Trate a las personas como atributos valiosos en lugar de conversar con corporaciones sin escrúpulos o empleadores de perros. Pagarles bien, prestar atención a su salud, ignorar sus etnias, educar a jóvenes y viejos, controlar la urgencia de causar conmoción y asombro. Elimine la pena capital como un anacronismo violento, seleccione, entrene y equipe a la policía no como soldados asediados, sino como pilares sociales jurados para proteger la vida. Mantén a tus soldados en el cuartel. Hay demasiados ejemplos para enumerar dónde Estados Unidos puede comenzar a curarse a sí mismo, y esto es lo que se requiere más temprano que tarde.

*****************************************************************************

«As a retired public school teacher of 30 years, I know of the horror of active shooter drills at school. These drills are now part and parcel of being both teacher and student. I’d have to explain to the students (mind you, we are talking about mere CHILDREN, from ages 6 to 12 years old) that they need to know what to do in case I as the teacher am incapacitated. They needed to know where I keep my cell phone, and all the emergency procedures in case I could not do that for them. (By the way, I have two sons in public school, grades 7 and 4 – it is still a part of my life.) We have allowed this to become to new normal at school. We should all be ashamed. I am.»

Traducción al castellano:

Como maestra jubilada de escuela pública de 30 años, sé del horror de los ejercicios de tiradores activos en la escuela. Estos ejercicios ahora son parte integrante de ser tanto maestro como estudiante. Tendría que explicarles a los estudiantes (fíjate, estamos hablando de simples NIÑOS, de 6 a 12 años de edad) que necesitan saber qué hacer en caso de que yo, como maestro, esté incapacitado. Necesitaban saber dónde guardo mi teléfono celular y todos los procedimientos de emergencia en caso de que no pudiera hacer eso por ellos. (Por cierto, tengo dos hijos en la escuela pública, grados 7 y 4; todavía es parte de mi vida).

Hemos permitido que esto se vuelva normal en la escuela. Todos deberíamos estar avergonzados. Yo lo estoy.

*********************************************************************************

«To answer her question, «it» will happen anywhere where there are guns, and guns are everywhere. Every town and any town will eventually be in the spotlight. Until the American people «get» the connection between NRA-like mind control and guns and then wake up and pressure their representatives to act–swiftly, decisively, and relentlessly–massacres like this will continue to happen on a regular and soon-to-be routine basis. No Constitutional Amendment is sacrosanct when it leads to both the mass hysteria of those who feel they need guns to «protect their families» and the mass murders that are now ongoing and virtually predictable. Guns must go. No «compromise» will work. There is no middle ground. Guns must go. And so must the politicians who fail to see this and to act

Traducción al castellano:

Para responder a su pregunta, «eso» sucederá en cualquier lugar donde haya armas, y las armas están en todas partes. Cada ciudad y cualquier ciudad eventualmente estarán en el centro de atención. Hasta que el pueblo estadounidense «obtenga» la conexión entre el control mental similar a la NRA y las armas y luego se despierte y presione a sus representantes para que actúen, de manera rápida, decisiva e implacable, masacres como esta continuarán ocurriendo de manera regular y pronto. para ser rutina de base. Ninguna enmienda constitucional es sacrosanta cuando conduce tanto a la histeria colectiva de quienes sienten que necesitan armas para «proteger a sus familias» como a los asesinatos en masa que ahora son continuos y prácticamente predecibles. Las armas deben irse. Ningún «compromiso» funcionará. No hay término medio. Las armas deben irse. Y también deben hacerlo los políticos que no ven esto y no actúan.

*******************************************************************************

«Guns don’t kill people. People kill people. The NRA is right about that. What they fail to mention is that people with guns kill people at such vastly greater rates than people without guns do that it is literally destroying our nation.»

Traducción al castellano:

Las armas no matan personas. La gente mata gente. La ANR tiene razón en eso. Lo que no mencionan es que las personas con armas de fuego matan a las personas a tasas tan inmensamente mayores que las personas sin armas de fuego que literalmente están destruyendo nuestra nación.

«Please, no “thoughts and prayers” from our politicians until they write and pass stricter gun laws and the president doesn’t stand in their way. Thoughts and prayers are meaningless without legislation. Show us how much you care about our lives, Congress! Show us! And if Washington does nothing once again, vote all those under the influence of the NRA out of office. Enough already!»

Traducción al castellano:

Por favor, que no hagan «pensamientos y oraciones» nuestros políticos hasta que escriban y aprueben leyes más estrictas sobre armas y el presidente no se interponga en su camino. Los pensamientos y las oraciones no tienen sentido sin legislación. ¡Muéstranos cuánto te importan nuestras vidas, Congreso! ¡Muéstranos! Y si Washington no hace nada una vez más, vote a todos aquellos bajo la influencia de la NRA fuera de su cargo. ¡Basta ya!

**********************************************************************************

«The new normal. And Americans voted for it by the millions, electing politicians beholden to the NRA. This country is getting what it deserves.»

Traducción al castellano:

El nuevo normal. Y los estadounidenses votaron a favor por millones, eligiendo políticos en deuda con la NRA. Este país está recibiendo lo que se merece.

*******************************************************************************

«In America, money is more important than life. That’s really what it boils down to.»

Traducción al castellano:

En Estados Unidos, el dinero es más importante que la vida. Eso es realmente a lo que se reduce.

 

Hasta siempre

CTsT = Carlos Varela Pelaez (*)

(1)= https://www.nytimes.com/2019/08/31/us/odessa-shootings.html#commentsContainer

(*)= https://tigrepelvar.com/2019/09/02/resurreccion-ertugrul-y-el-lavado-de-cerebros/

Read Full Post »

Un cóctel letal de drogas conocido como «Calvin Klein» ha barrido la escena del club nocturno en medio de informes de que una prodigio del violín, nacida en Londres de 17 años, Katya Tsukanova, murió a causa de la peligrosa combinación.

 

katya-tsukanova-018

Los expertos advierten que los atracones de «Calvin Klein», que involucran a la ketamina y la cocaína, «causan estragos en el sistema químico del cerebro y pueden afectar en gran medida el funcionamiento general del cerebro», según un sitio dedicado al tratamiento del abuso de sustancias con ketamina.

fotolia_603204_XS

Abajo vemos un laboratorio clandestino en Chile (este es un problema global) de la droga conocida como Calvin Klein, hecha con una peligrosa mezcla de cocaína y ketamina. Ello ocurrió en la localidad de La Cisterna en el 2017.

En dicha oportunidad se hallo en el laboratorio 2 kilos 562 gramos de cocaína de alta pureza, así como 663 gramos de marihuana tipo creepy y unos 170 gramos de ketamina en polvo, al igual que una serie de sustancias químicas para producir el compuesto.

Decomiso Calvin Klein 2017, Chile

Esta droga «Calvin Klein» genera un alto grado de dependencia debido a sus efectos narcóticos y disociativos, que hacen sentir a la persona que la consume como si estuviera flotando y fuera de su cuerpo.

Las autoridades consideran la droga de alta peligrosidad debido a sus efectos adversos, entre los que se encuentran la depresión, problemas respiratorios, paros cardiorrespiratorios, trastornos de ansiedad y paranoias. 

Depressed woman beside a lot of pills

Esta nueva droga «Calvin» representa la cocaína y «Klein» se refiere a la ketamina, produce una euforia alta similar al éxtasis, afirman los usuarios.

El Centro Nacional de Información Biotecnológica de EE. UU. Dijo que la mezcla mortal se ha vuelto «popular entre los jóvenes drogadictos» y se ha asociado con un «mayor riesgo de infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH)», aunque el estudio no proporcionó una explicación para el enlazar.

Katya Tsukanova, quien se desplomó fatalmente el 18 de junio en su casa de Kensington debido a una aparente sobredosis, y su familia ahora está advirtiendo a otros sobre la locura de las drogas, informó el Telegraph. (*)

tsukanova-2

Su padre el multimillonario ruso, Igor Tsukanov, dijo: “Era una chica tan inteligente, y tomó una mala decisión. ¿Qué podemos hacer los padres? ”El padre de Katya, Igor Tsukanova, le dijo al periódico. «Los niños harán lo que quieran de todos modos, y nunca te dicen la verdad».

Katya Tsukanova, de 17 años, era una destacada músico en el Reino Unido, murió de una sobredosis aparente de un cóctel de drogas de ketamina y solo días después de actuar en la Royal Opera House de la ciudad, informó el Telegraph. (*)

Katya, quien realizó su primera actuación de violín a la edad de 5 años, viajó por el mundo tocando música, tocando en el Carnegie Hall y en Rusia, Japón y Alemania, según el Telegraph.

También se le otorgó el premio al mejor músico joven en el Festival de Música de Suoni dal Golfo en Lerici, Italia, informó el periódico.

Hablando desde la mansión familiar en el barrio de Kensington de Londres, Igor Tsukanova le dijo al Telegraph que sabía que su hija y sus amigas consumían drogas.

“A veces ella tenía fiestas en mi casa y encontraba a sus amigas inconscientes. Tuve que llamar a la ambulancia. Nunca entendí por qué eran así. No fue por beber «, dijo. «Pero quiero dejar claro que no culpo a nadie por la muerte de Katya».

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (C.V.P.)

 

(*)= https://nypost.com/2019/07/12/teen-violin-prodigy-is-latest-casualty-of-calvin-klein-drug-craze/

Read Full Post »

Para este Blog de «Casos policiales» hay mucho material; pues todos los días suceden actos criminales o delitos de todo tipo en nuestro mundo actual.

Cuando era un adolescente era un admirador de Sherlock Holmes (1) y motivado por ello seguí un curso por correspondencia, para detective privado, en una escuela de Buenos aires. Luego me dedique a seguir  mi vida por rieles paralelos y deje dichos estudios como una afición personal y privada. Hasta que hace unos 16 anos vi un programa de calidad, en la TV de España, donde un abogado, un policía y una periodista analizaban de forma muy completa los diversos crímenes o delitos que se presentaban en España y los relacionaban con otros casos y lo explicaban de una manera didáctica.

Ello me motivo ha crear este Blog publico de «Casos Policiales, Accidentes diversos y Desastres Naturales» el cual no lo mantengo constante por dos razones:

  1. Falta de tiempo por mis otras actividades, sobretodo aquellas que tienen que ver con mis obligaciones laborales que son obligatorias.
  2. Por que el ver los miles y miles de casos me causa un estrés y gran decepción por la maldad humana existente en muchas personas; ademas de la imprudencia, irresponsabilidad, locura e indiferencia o falta de solidaridad de otros.

Hoy me vino el deseo de compartir algunos casos públicos que ; aunque parezca increíble, se siguen repitiendo en todo el mundo, incluso en algunos países desarrollados que deberían mejorar sus servicios sociales y/o de control de las familias disfuncionales o que por razones psiquiátricas, forman hijos  a quienes no solo les dan un pésimo ejemplo; sino los torturan físicamente o dañan psicologicamente para el resto de su vida.

«Los 13 hijos secuestrados por sus padres dormían por el día, se bañaban una vez al año y pasaban meses encadenados. Nunca habían visto un policía o una medicina» (2)

1516304590_216522_1516351561_noticia_fotograma

«Vivían de noche y dormían de día, por eso nadie los vio durante años. Los niños no comían, no veían la luz del sol, no sabían lo que era un agente de policía o una medicina. Llevaban dos años planeando la huida. Finalmente, una niña de 17 años reunió el valor suficiente para salir por una ventana de su casa, llamar a la policía y sacar a la luz uno de los casos más espantosos de abuso infantil que ha visto Estados Unidos. Este jueves se conocieron los primeros detalles de la casa de los horrores de Perris, California, donde la policía encontró a 13 hermanos, de entre dos y 29 años, desnutridos y malolientes secuestrados por sus propios padres.»

La información de este caso es abundante y fue descubierto a principios de este 2018. Arriba hemos visto un extracto escogido del diario del País de España y abajo el de la BBC de Inglaterra:

Según los registros públicos, la pareja vivió en Texas durante muchos años antes de mudarse a California en 2010. (3)

_99606961_45bc2dd0-1c98-43c3-92eb-6a7d7aa0fbad

Anna Turpin, de acuerdo con esos documentos, trabajaba como ama de casa, sin ingresos, mientras David Turpin aparece con un trabajo relativamente bien pagado como ingeniero en la empresa de tecnología aeronáutica y de defensa Northrop GrummanSin embargo, con tantos hijos y su esposa sin trabajo, los registros sugieren que sus gastos excedieron sus ingresos y tuvo que declararse en bancarrota dos veces.

Los documentos bancarios muestran que ganó más de US$140.000 en 2011, pero que los gastos de la familia excedieron su salario neto en más de US$1.000 al mes.

_99606960_d3bfeb1b-9233-403e-a66e-b99b7a7d3d9a

En el New York Times del 16 enero del 2018 se daba los siguientes datos adicionales: (4)

«Han surgido así preguntas sobre si las autoridades son muy laxas cuando se trata de la educación formal desde casa y si debería de haber monitoreado mejor el hogar de los Turpin. En California, prácticamente cualquier persona puede establecer una escuela privada al presentar un afidávit; es uno de catorce estados de Estados Unidos que solo le pide a los padres registrarse para establecer una escuela casera, mientras que en los otros once ni siquiera hay que presentar documentos para ello.»

«La doctora Sophia Grant, directora de la Unidad de Abuso de Menores y Negligencia en el sistema de salud de la Universidad de California-Riverside dijo que no podía discutir cuestiones específicas, pero que el tratamiento para personas que han vivido algo similar usualmente consiste de darles una alimentación progresiva, exámenes diagnósticos como escaneos cerebrales y asistencia psicológica a largo plazo.»

17captivepresser-jumbo

Finalmente , lo que se puede concluir de esta horrorosa experiencia de vida que tuvieron los hijos de esta pareja de locos es que todas las autoridades locales deberían tener un departamento de servicio social que se encargue de observar, de forma aleatoria, el funcionamiento de las familias que tienen hijos dependientes. Por otro lado, también vemos que las apariencias engañan y el hecho de tener estudios universitarios o buenos trabajos no te da un permanente certificado de buena conducta con tus propios hijos o de que desarrolles una locura antes oculta.

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (C.V.P.)

 

Datos adicionales:

(1)= https://es.wikipedia.org/wiki/Sherlock_Holmes

(2)=  https://elpais.com/internacional/2018/01/18/estados_unidos/1516304590_216522.html

(3)= https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-42710715

(4)= https://www.nytimes.com/es/2018/01/17/california-turpin-tortura-menores/

 

 

 

 

Read Full Post »

El hijo de un hombre de Colorado (USA) fue acusado del asesinato de su propio hijo (Dylan, 13), quien vio fotos «comprometedoras» de él usando un pañal y comiendo sus propias heces. Dicho hecho ocurrió en Noviembre del 2012

Mark-Redwine-Dylan-Redwine

Mark Redwine, de 55 años, presuntamente estalló en cólera cuando sus hijos, Dylan y Cory Redwine, vieron las fotos vergonzosas y «asquerosas» de él.

redwine27n-1-web

Las fotos, le dijo Cory (hermano de Dylan): «Lo muestra usando ropa de mujer, maquillaje, con un pañal y luego comiendo sus heces del pañal. Eso era repugnante. No podríamos creerlo».

poster_2f09b4d61c404935b023b0435ac65526_63345764_ver1.0_640_480

Un gran jurado acusó a Mark de cargos de asesinato en segundo grado y abuso infantil que resultó en la muerte de su hijo.

En ese momento, Mark y Elaine Hall, la madre de Dylan, estaban en una batalla legal por la custodia del niño. 

dylan-redwine

Los restos de Dylan se encontraron a unos 8 kilómetros de la casa de su padre Mark.

Unos excursionistas, en noviembre de 2015, encontraron el cráneo de Dylan en otro lugar. El sombrío descubrimiento reveló que Dylan probablemente sufrió un trauma de fuerza contundente, segun la acusación.

Mark, niega haber matado a su hijo, incluso apareció en «Dr. Phil «, diciéndole que «no lastimaría» a Dylan.

mark-redwine-11

 

Cory (hermano de Dylan) dijo que siempre había sospechado que Mark estaba involucrado en la desaparición de su hermano y está feliz de que a Dylan se le esté haciendo justicia.

redwines

Cory dijo: «Mark es solo una persona enferma, pero él es plenamente consciente de sus acciones…».

Hasta siempre.

CTsT = CVP

 

Nota:  las fuentes usadas son:

 

 

 

 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: