Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Desastre ambiental’ Category

Esta es otra parte de mi Blog de “casos policiales”; pero se diferencia de los otros temas que he titulado como “Tipos de delitos o crímenes del mundo actual”; pues aquí trato de los diversos accidentes que ocurren a diario en nuestro mundo actual. Ademas agrego todas las catástrofes o desastres naturales los cuales No pueden ser predecibles exactamente o evitar sus destructivas consecuencias.

Arriba se ve una imagen que describe como podría ser el fin del mundo que algunos creen que puede ocurrir este ano, a fines del próximo mes de diciembre 2012. En mi caso No creo, en todo caso, si fuera cierto no podemos hacer nada humano para evitarlo.

El indice general de los tipos de accidentes o desastres naturales tratados en este blog son:

 

  1. Accidentes de vehículos o personas: Aéreos, ferroviarios, marítimos, terrestres o personales.

  1. Bomberos de Hoy y Ayer en USA: Describe los diversos vehículos y equipos usados por los bomberos en USA. Ademas de curiosidades historicas sobre los bomberos.

  1. Incendios diversos o Explosiones por gas: Esto abarca incendios o explosiones por gases domésticos  en vecindarios de New York o diversas alrededor de todo el mundo, incluyendo a empresas o lugares públicos. También incluye incendios forestales, etc.

  1. Avalanchas diversas: .

 

  1. Caida de puentes:

 

  1. Derrame de petroleo:

 

  1. Energia nuclear (fugas):

  1. Erupciones volcánicas:

 

  1. Minas (accidentes diversos):

  1. Inundaciones, sequía y ola de frió:

 

  1. Meteoritos u objetos del espacio:

  1. Terremotos o temblores destructivos:

  1. Tornados o huracanes:

  1. Tsunamis o maremotos:

  1. Hundimientos o derrumbes:

 

  1. Otros desastres naturales: Casos no clasificados en los 15 casos previos.

 

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

Read Full Post »

Los accidentes marítimos de gran trascendencia mundial son pocos, felizmente. El ultimo fue el caso del crucero italiano el 2011. Recientemente tenemos el caso de un carguero en Nueva Zelanda que ocasiono un problema de contaminación ambiental, a principios de este año. Por otro lado hay mas accidentes marítimos de tipo domestico como el triste caso de un viaje familiar y de amigos en New York, que termino con un trágico saldo de 3 niños muertos. Otro carro que se cae al mar y un cementerio de botes o yates en Coney Island (New York), recientemente publicitado por diarios locales.

 

Un lugar tranquilo de New York (Long Island) como el que se ve en la primera foto (arriba) no permite pensar que puedan ocurrir tragedias como las que describo , en fotos, mas abajo.

 

Si miramos bien en estas dos fotos (arriba y abajo) que tome personalmente, se puede apreciar al bote sumergido parcialmente, después del accidente ocurrido el 4 de julio ultimo, día de la celebración de la independencia en USA.

 

 A continuación se ve un mapa de la zona y una descripción del yate (1984 Silverton 34) , involucrado en este trágico accidente marítimo.

 

 Este trágico accidente ocasiono la muerte de 3 niños: David (12), Harley (11) y Victoria (8)

 

 

 

 

También ocasiono la tristeza y pesar de sus familiares y amigos. Los niños viajaban en el yate con sus padres y otros familiares y amigos, quienes si se salvaron; pero la oscuridad de la noche, lo inesperado del accidente, algunas copas de mas y la falta de vestir salvavidas hizo que no se pudiera evitar esta tragedia.

 

 

 

 

De acuerdo a los análisis preliminares del FBI se cree que la causa de este accidente fue debido a la irresponsabilidad de haber sobrecargado el yate y no haber tomado todas las medidas de seguridad. Ademas de haberse sobrepasado en el consumo de alcohol…

 

 

A continuación se ve como se hizo el reflotamiento del yate y luego su posterior traslado al muelle o taller de reparación en tierra.

 

 

 

 

 

Es frecuente ver autos como estos que se van al agua en los diversos o numerosos muelles que existen en New York. En algunos casos es por estar bajo la influencia de drogas o alcohol. En otros por cometer errores y perder el control del vehiculo como parece en este caso. Asimismo en este caso hubo suerte que no hubo mucha profundidad; pues en otros muelles no baja de los 5 metros o mas. Lo que si el costo de la grúa y los servicios policiales le va a costar varios miles de dolares al propietario de esa camioneta chevrolet (silverado)

 

A continuación se ve un cementerio de botes o yates abandonados en Coney Island (New York). Como se aprecia en las dos fotos y reporte periodístico del Daily News:

Accidente de carguero en Nueva Zelanda (AP)

Una ligera capa de crudo se extendía por tres kilómetros (2 millas) desde un carguero partido en dos que naufragó en un arrecife este fin de semana, pero hasta el momento los daños parecían pequeños comparados con el desastre ambiental provocado cuando la nave se fue a la deriva en octubre, dijeron el lunes las autoridades neozelandesas.

Unos 150 contenedores de carga que llevaba el Rena también cayeron al mar y las autoridades advirtieron al público que concurre a las playas que se mantengan apartados de los escombros que fueron varados en la playa. Algunas personas buscaban entre las bolsas de leche en polvo que hallaron en la playa, pero las autoridades advirtieron que esa comida podría ser dañina para la salud.

Bruce Fraser, portavoz de la Autoridad Marítima de Nueva Zelanda, que supervisa la actividad naviera, dijo que calcula que menos de 100 toneladas de crudo aún permenece entre los escombros.

El Rena derramó unas 400 toneladas de combustible cuando quedó a la deriva el 5 de octubre en el Arrecife Astrolabe, a 22 kilómetros (14 millas) de la Bahía Tauranga en North Island.

En esa ocasión el petróleo pesado contaminó las inmaculadas playas de North Island y causó la muerte de hasta 20.000 aves marinas.

Funcionarios marítimos dijeron que la proa sigue anclada en su posición original, pero la sección de popa se deslizó al menos a 30 metros (100 pies) de la parte delantera y se está “moviendo de manera significativa”, golpeada por oleaje de seis metros (19 pies).

“Ha habido una descarga significativa de contenedores y escombros de contenedores de la nave”, dijo otro portavoz, Ross Henderson. Advirtió que la tormenta que separó el buque seguirá por otros tres o cuatro días.

Las dos partes de la nave ahora se hayan en un estado muy precario para que los tripulantes intenten esfuerzos de salvataje, por lo menos hasta que el mar se calme. Por el momento las cuadrillas de salvataje se han concentrado en impedir que los contenedores de carga lleguen a la orilla.

Algunos contenedores han sido alejados de la costa por remolques. Algunos de los contenedores tenían artefactos de localización a fin de ser recuperados en condiciones marítimas adversas.

Los restos incluyen madera, bolsas de leche en polvo y contenedores, todo lo cual comenzó a llegar a la playa el domingo por la tarde.

Alex van Wijngaarden, jefe del equipo de respuesta nacional en el lugar, dijo que el petróleo podría tocar tierra cerca de la medianoche del domingo.

“Aunque los informes en este momento indican que no ha habido una liberación significativa de crudo, dado que el Rena está actualmente en una posición frágil, resulta probable una mayor liberación”, dijo. “Si bien se desconoce en este momento con exactitud cuánto petróleo puede ser liberado, los equipos han sido movilizados y estarán listos para responder a cualquier cosa que pueda llegar a tierra”.

 

En esta foto del domingo 8 de enero de 2012 (arriba), divulgada por Maritime New Zealand, se observa al carguero Rena, encallado frente a Tauranga Harbor, en Nueva Zelanda, cuando se parte en dos pedazos después de una noche de tormentas con olas de seis metros martillando al barco. El Rena, de propiedad griega, encalló en el arrecife Astrolabe a 22 kilómetros (14 millas) de Tauranga Harbor, en North Island, el 5 de octubre de 2011, y derramó óleo pesado al mar en lo que ha sido descrito como el peor desastre ambiental.

Hasta siempre.

CTsT

Read Full Post »

El Tribunal de Turín (Piamonte) ha condenado a 16 años de cárcel a los jefes de la multinacional Eternit que usó amianto para sus materiales de construcción en Italia durante años. El veredicto de la primera instancia establece que el multimillonario suizo, expropietario del grupo, Stephan Schmidheiny, de 65 años, y el exdirigente, el barón belga Louis De Cartier, de 91, provocaron un desastre ambiental doloso y no cumplieron con los requisitos mínimos de seguridad laboral. Su conducta provocó la muerte de 2.191 personas, mientras otras 665, entre vecinos y trabajadores de la planta de Casale Monferrato (menos de 100 kilómetros al este de Turín), enfermaron por la exposición al amianto. La voz emocionada del juez ha resonado en un aula repleta de familiares de las víctimas y exempleados. Aplausos y lágrimas han acompañado la lectura de una sentencia histórica.

El juicio comenzó en diciembre de 2009 y ha sido uno de los procesos más importantes celebrados al otro lado de los Alpes, comparable por la emoción y expectación que causó en el país a los maxi-juicios contra la Cosa Nostra siciliana a finales de los años ochenta. La lectura de los nombres de las seis mil personas constituidas en parte civil ha llevado tres horas al juez. Una retahíla del dolor que por fin tiene justicia.

Solo en el pueblo de Casale Monferrato, desde 1956 hasta el cierre de la planta en 1986 fallecieron más de 1.500 personas, entre trabajadores y vecinos.

“Se trata de una sentencia histórica, tanto por los aspectos sociales como por los estrictamente  técnico-jurídicos”, ha considerado el ministro de Sanidad, Renato Balduzzi, que ha añadido: “Pero la batalla contra el amianto no se cierra con un solo juicio, aunque ejemplar como este”. En la misma línea se ha manifestado el titular de Medio Ambiente, Corrado Clini: “Se trata de una sentencia justa e inevitable. El problema es que en Italia aún no disponemos de un mapa completo de los sitios contaminados y que deben ser saneados. Deseamos que el veredicto sobre lo que pasó en Casale Monferrato abra la pista a un plan serio de limpieza”.

 

* Lucia Magi, Bolonia-Italia, 14 febrero del 2012

Read Full Post »

El castigado casco del buque “Rena”, encallado en la costa de Nueva Zelandia desde octubre, finalmente no resistió y se partió en dos, liberando contenedores, restos y manchas de petróleo al océano.

El barco, propiedad de un armador griego y con bandera liberiana, causó desde su varamiento el peor desastre ambiental marino en ese país, según las autoridades.
Equipos de rescate lograron en los últimos meses, en arriesgadas maniobras debido al oleaje y el mal tiempo, evacuar gran parte del petróleo que llevaba la nave, pero el que se filtró desde el casco roto ha matado al menos 20.000 aves marinas y una cantidad no determinada de otras especies.

Los rescatistas calculan que cerca de 400 toneladas de crudo permanecían a bordo antes de la rotura del casco.

Oficiales navales de Nueva Zelandia explicaron que la sección frontal del naufragio permanece en su posición original, pero la popa se deslizó al menos 30 metros y sigue moviéndose, impulsada por las olas de hasta 6 metros que azotan los restos.

“Hubo una descarga significativa de los contenedores y restos de ellos desde el barco”, afirmó la portavoz de la Autoridad Marítima de Nueva Zelandia, Ross Henderson.

Los elementos arrojados al agua incluyen una gran cantidad de materiales que transportaba la nave portacontenedores, desde madera a bolsas de leche en polvo.

Añadió que la tormenta que partió al barco continuará en los próximos tres o cuatro días, según reportes meteorológicos.

Alex van Wijngaarden, quien comanda en terreno el equipo que busca controlar la catástrofe, afirmó que los primeros reportes no señalan una liberación significativa de petróleo, el frágil estado de lo que queda del buque hace temer que ello ocurra en las próximas horas.

El “Rena” encalló en el arrecife Astrolabio, situado a 22 kilometros del puerto de Tauranga, en la Isla Norte, el 5 de octubre pasado.

 

* AP (Wellington, 7 enero 2012)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: