Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Violaciones en Cárceles’ Category

El 28 de agosto los seis miembros del Consejo local de los Derechos Humanos, un organismo de control oficial, se presentó en la cárcel Romeu Gonçalves de Abrantes en João Pessoa, capital del estado de Paraíba en Brasil  nordeste. En el interior se encontraron celdas sucias y atestadas que sostienen los presos enfermos y sedientos, algunos con heridas no tratadas. Los guardias de la prisión se negaron a abrir la puerta de la celda de castigo, que apestaba a vómito y heces (caca). Así que los visitantes pasaron una cámara a través de un conducto de ventilación.  La cámara Volvió con imágenes de prisioneros desnudos encerrados en celdas sin luz. A pesar de que los guardias dijeron que los presos estaban recluidos “temporalmente” a causa de una fuga planeada, y que habían estado allí por cuatro días. Los guardias exigieron la entrega de la cámara. Cuando los miembros del consejo se negaron, los seis fueron detenidos. Fueron retenidos durante tres horas antes de que otros funcionarios estatales se presentaran y los liberaran.

20120922_AMP001_0

Tales condiciones están más cerca de la regla habitual que de la excepción en las cárceles de América Latina. En comparación con otras partes del mundo, la región encierra una mayor y creciente-porcentaje de su población, aunque menos que los Estados Unidos (véase el gráfico). Pero pocas cárceles latinoamericanas cumplen con sus funciones básicas de castigar y rehabilitar a los delincuentes. No sólo son los presos con frecuencia sometidos a un trato brutal en condiciones de hacinamiento y miseria de masas extraordinario, sino muchas cárceles son también, ellas mismos,  escuelas  empresas a cargo de las bandas criminales.

20120922_AMC117

Un resultado ha sido una reciente ola de matanzas e incendios provocados en Honduras, un incendio mató a más de 350 presos en una cárcel de la ciudad central de Comayagua en febrero. En el mismo mes en México, tres docenas de miembros encarcelados de los Zetas, una banda de narcotraficantes, asesinaron a 44 otros presos en una cárcel en Apodaca, cerca de Monterrey, antes de escapar. El mes pasado, al menos 26 presos murieron en un enfrentamiento entre bandas dentro de la cárcel de Yare en Venezuela. Las autoridades incautaron más tarde un pequeño arsenal de los presos, incluyendo rifles de asalto, rifles de francotirador, una ametralladora, granadas de mano y morteros-dos. Un número similar murió en un motín en El Rodeo, otra prisión venezolana, el año pasado, que vio caporales resistir contra miles de soldados de guardia nacional durante casi un mes.

Un incendio que comenzó durante una pelea entre reclusos en la cárcel de San Miguel en Santiago, capital de Chile, en diciembre de 2010 mató a 81 prisioneros y heridos 15. Los sobrevivientes dijeron que un grupo de internos utilizó un lanzallamas casero, hecho con una manguera y una granada de gas, prender fuego a una barricada erigida colchón por un grupo rival en su celda enrejada. San Miguel no era una cárcel de alta seguridad, y las víctimas del peor incendio en la historia de Chile prisión eran todos cumplen condenas de cinco años o menos, por delitos como la piratería de DVDs y robo.

Así como mortal, aunque menos título-que ese, es la tragedia cotidiana de homicidios de la prisión de la región. En Venezuela bajo el presidente Hugo Chávez, un socialista, más de 400 presos murieron cada año entre 2004 y 2008, por el año pasado, la cifra había aumentado a 560, y parece que va a subir a 600 (de una población penitenciaria de cerca de 45.000 ) en 2012, según el Observatorio de Prisiones, un organismo de control oficial. En otras palabras, un venezolano es al menos 20 veces más probable de ser asesinado en la cárcel que en la calle.

Incluso los directores de las prisiones no son inmunes: dos han sido asesinados este año. En México las muertes en prisión han aumentado a la par con la expansión de la delincuencia organizada, de 15 en 2007 a 71 en 2011 y más de 80 en los tres primeros meses de este año 2012, según Eduardo Guerrero, experto en seguridad.

La razón principal de la violencia es que muchas cárceles están  en la práctica, a cargo de las pandillas, que los utilizan como refugios donde pueden organizar nuevos delitos en el exterior. Muchas muertes resultado de los enfrentamientos entre bandas rivales en los negocios lucrativos de extorsionar dinero a otros reclusos , el tráfico de drogas y armas en la cárcel. Un preso paga por todo en la prision, incluyendo un lugar para dormir e incluso el derecho a vivir. En las cárceles de El Salvador los teléfonos móviles (tarjetas SIM) cambian de manos por alrededor de $ 250 dolares, dice Miguel Ángel Rogel Montenegro, activista de derechos humanos.

En Venezuela las únicas funciones desempeñadas por los guardias de prisiones tengan el perímetro de seguridad, una plantilla a diario y el traslado de los presos a los tribunales. Mientras que los familiares son sometidos a humillantes registros corporales a la hora de visita, no es ningún secreto que las armas, drogas, teléfonos móviles y otros artículos que están disponibles en el interior son objeto de tráfico por la guardia nacional, que es responsable de la seguridad del perímetro.

En México los presos hagan lo que les plazca en algunas cárceles administradas por los gobiernos locales. El año pasado, la policía allanó una cárcel de Acapulco para encontrar 100 gallos de pelea, 19 prostitutas y 2 pavos reales. Pocos meses antes, prisioneros en una cárcel de Sonora resultaron estar ejecutando una rifa de un celda de lujo que habían equipado con aire acondicionado y reproductor de DVD. En 2010 se supo que los guardias de una cárcel de Durango había permitido salir a algunos prisioneros por la noche para cometer asesinatos por encargo.

En México el 17 de septiembre más de 130 reclusos utilizaron un túnel para escapar de una prisión en Piedras Negras, cerca de la frontera con Estados Unidos. A principios de este mes, un líder de la banda desapareció de la cárcel de Tocorón, en Venezuela, en total, hasta 100 de los presos del país pueden haber escapado en los últimos meses.

brazilian-prison-1

Un capricho en Brasil es que el origen de la banda más poderosa del país, el Primeiro Comando da Capital (PCC), se encuentra dentro del sistema penitenciario. El PCC fue fundado en la cárcel de Taubaté, en São Paulo en 1993, para luchar por los derechos de los presos y vengar la masacre de la policía a más de 100 prisioneros en Carandiru, otra cárcel, el año anterior. Desde entonces, el PCC ha ido más allá de las prisiones en la extorsión, droga-funcionamiento, la prostitución y el asesinato. En 2006 se llevó São Paulo a un punto muerto después de que el gobierno ordenó una ofensiva contra sus dirigentes. Kingpins tras las rejas coordino disturbios en 73 de 144 prisiones del estado al tiempo que ordenan robos de bancos y la quema de buses en el caos que vio decenas de personas murieron, la mayoría de ellos por la policía.

brazilian-prison-8

El PCC controla actualmente la mayoría de las cárceles de São Paulo (otros estados tienen pandillas en las prisiones también). Cuenta con una política de no-comunicación con los guardias, a los que llama “alemanes” (es decir, nazis). Marcos Fuchs, abogado de Conectas, un grupo de derechos humanos en São Paulo, que ha estado visitando las cárceles desde 2004, dice que él no habla a los internos sin un jefe de banda escuchando Lo contrario retribución riesgos, en la forma de lo en la cárcel argot se llama “Gatorade” (cocaína, Viagra y agua) se vierte en la garganta de un prisionero en la noche, en cantidades lo suficientemente grandes como para inducir un paro cardíaco.

Después del control de pandillas, el segundo defecto sistémico de las cárceles de América Latina es el hacinamiento y las condiciones inhumanas así. Prisiones de Brasil, por ejemplo, que celebró 515.000 reclusos, la cuarta mayor población penal del mundo, detrás de Estados Unidos, China y Rusia-y alrededor de dos tercios de la capacidad más de lo que las cárceles estaban construidas. En 1990 sólo había 90.000 presos.

Se ha visto celdas construidas para ocho hombres que ocupan 48, los casos de gangrena y tuberculosis, sin tratamiento y sin ventilación, los prisioneros son mantenidos en contenedores de metal bajo el sol abrasador. El informe de una investigación del Congreso sobre las condiciones carcelarias, publicado en 2009, documentó palizas rutinarias y tortura por guardias, comida asquerosa e inadecuada, y los presos encerrados sin luz durante meses.

Después de una duplicación de su población carcelaria en menos de una década, hasta tres veces su capacidad oficial, El Salvador ya cuenta cárceles más superpobladas de América Latina fuera de Haití. La vida interior es “un viaje al infierno”, dice David Blanchard, un sacerdote católico de San Salvador. Él describe calor intolerable y húmedo. La iglesia se ejecuta misiones mensuales a las cárceles para dispensar suministros pasta de dientes, champú y básica de alimentos. El año pasado las tormentas provocó un brote de sarna.

prisons-latin-america-2

Las masas apiñadas

De construcción de prisiones raramente mantiene al día con la expansión de la población carcelaria. En Venezuela, por ejemplo, el gobierno de Chávez ha construido una nueva cárcel en 13 años en el poder, aunque también se ha ampliado Yare, donde el presidente era el mismo internado tras liderar un fallido golpe militar en 1992. Construido para 1.100 presos, la cárcel de San Miguel de Santiago celebró más de 1.900 en el momento del incendio. Honduras cuenta con cerca de 12.000 presos en un sistema diseñado para 8.300, dice Malcon Guzmán, un funcionario de la Corte Suprema de Justicia.

El software del sistema penitenciario es tan defectuoso como su hardware. Los presupuestos de las cárceles de funcionamiento tienden a ser escasos. En Honduras el 97% del presupuesto de la prisión sigue los salarios y de los presos guardianes de alimentos, dejando muy poco para mantener las prisiones en las condiciones sanitarias y de seguridad. A pesar de ello, el gobierno gasta sólo 13 lempiras ($ 0,66) por preso por día en comida, y los guardias se les paga mal. En muchos países de América Latina, las cárceles están atendidos por agentes de la policía que no consideran esto como una medida buena carrera y que no están capacitados profesionalmente para la tarea, según Andrew Coyle, del Centro Internacional de Estudios Penitenciarios de la Universidad de Essex en Gran Bretaña.

Hay un par de razones para el hacinamiento. Sistemas de justicia torpe decir que muchos presos están en prisión preventiva, aún no se ha declarado culpable de ningún delito. Reformadores penitenciarios en Venezuela dicen que alrededor del 70% de los internos aún no han sido sentenciados, muchos años de espera, incluso para una audiencia, y debe pagar los jefes de pandillas por el privilegio de ir a la corte. Condenados, por otro lado, se ha sabido que sobornar su camino hacia la libertad. Alrededor de la mitad de los presos en Brasil y Honduras no han sido condenados. Los presos preventivos pueden languidecer durante años, mezclándose con los pandilleros endurecidos. El resultado es que las cárceles son “escuelas del delito”, dice Migdonia Ayestas del Observatorio de la Violencia, una ONG hondureña.

Algunas prisiones en Brasil son tan caóticas que los presos no son liberados una vez que sus oraciones han terminado. Otros presos, como Marcos Mariano da Silva, un mecánico arrestado por asesinato en 1976, son víctimas de identidad equivocada. Pasó seis años en la cárcel en Pernambuco antes de que el verdadero culpable fue detenido y quedó en libertad. Tres años más tarde fue detenido por la policía de tránsito que lo volvió a arrestar a un fugitivo. Él pasó 13 años más en la cárcel, la contratación de la tuberculosis. Murió el año pasado, horas después de enterarse de que el gobierno estatal había perdido su apelación contra pagarle una indemnización.

20120922_AMP002_0

La segunda razón para el hacinamiento son draconianas actitudes del público y oficiales. En El Salvador, el apoyo público para la mano dura (“puño de hierro”) ha llenado las cárceles, sobre todo con los miembros de las pandillas juveniles, cuyo único delito puede ser luciendo un tatuaje. Ahora, incluso las células de almacenamiento temporal, que no tienen presupuesto para alimentos, están llenos. En Brasil jueces rutinariamente van a la cárcel acusados ​​de delitos de drogas, que se explotan en gran número. En 2005, una décima parte de los presos estaban allí por delitos relacionados con drogas, ahora se trata de un trimestre. La mayoría de los presos que ve en las cárceles de Paraíba, dice el padre João Bosco do Nascimento, uno de los visitantes de prisiones cerradas brevemente el mes pasado, han cometido crímenes de propiedad o las drogas.

Sin embargo, a pesar de toda la evidencia que las cárceles brasileñas son infernales y encierran a muchas personas inocentes, existe escasa simpatía por quienes están detrás de las rejas. En un sondeo de opinión en 2008, el 73% dijo que las condiciones de detención deben hacerse más difícil todavía. Los brasileños pobres y negros son más propensos a ser de línea dura por los ricos, blancos, a pesar de que son mucho más propensos a ser puesto tras las rejas en sí. En Brasil, la población carcelaria es abrumadoramente mal educada (dos tercios de los presos no terminó la escuela primaria) y los pobres (95%). Los negros tienen el doble de probabilidades que los blancos de estar en la cárcel (forman las dos terceras partes de los presos, pero sólo la mitad de la población). Por otro lado, trabajadores del sector público, políticos, jueces, sacerdotes y cualquier persona con un título no puede ser detenido en una prisión común en espera de juicio. Esa es una razón por qué la presión para la reforma penitenciaria ha sido tan débil.

Nuevas cárceles modelo

Sin embargo, hay una agitación de cambio en América Latina. Estos han ido más lejos en la República Dominicana, que comenzó a reformar sus cárceles en 2003. Casi la mitad de sus 35 cárceles ahora se ejecutan bajo nuevas reglas. Estos comienzan con la contratación de personal civil, que no tienen vínculos con el ejército o la policía. Los reclutas pasan por un entrenamiento de un año en una universidad que funciona a partir de una villa llamativo que una vez perteneció a Rafael Trujillo, el país ex dictador notorio. Directores de prisiones ganar hasta $ 1,500 al mes y los guardias alrededor de $ 400.

Las cárceles deben convertirse en escuelas para proporcionar a los reclusos una educación basica o rehabilitadora, dice Roberto Santana, ex rector universitario que fue director del nuevo sistema penitenciario hasta el mes pasado. Hizo aprendizaje de la lectura obligatoria para los presos, so pena de perder los privilegios conyugales, como las conversaciones telefónicas y visitas. En la cárcel de mujeres de Najayo, donde las paredes muestran obras de arte de los presos y los trofeos ganados en torneos inter-prisión de dominó, 36 de los 268 presos están estudiando para obtener un título universitario en derecho y psicología. Los presos están fuera de sus celdas entre las 7:30 am y 10 pm. Algunos de los que no están estudiando estan trabajando en una panadería. Después de su lanzamiento, el nuevo sistema de ayuda a los presos a encontrar trabajo.

Prevenir el hacinamiento disuade a los jueces y fiscales de encarcelar a personas sin una buena razón. Las autoridades penitenciarias hacen todo lo posible para mantener a los presos en contacto con sus familias. .

Alrededor de $ 12 por preso por día, son los costos del nuevo sistema más de dos veces más que las antiguas. No todo el mundo aprueba de gastar dinero en efectivo a los delincuentes, pero el señor Santana insiste en que esto es “una inversión que da un ahorro enorme para la sociedad”. Para aquellos en el nuevo sistema, la tasa de reincidencia dentro de los tres años de libertad es menor que 3%. Aunque esa cifra inverosímilmente baja pueden reflejar la incompetencia de la policía en la captura de los infractores reincidentes, se compara con un 50% en el sistema antiguo.

Las manos ociosas son el juguete del diablo
La República Dominicana se ha convertido en un modelo a seguir por otros, con Honduras y Panamá recientemente pedir asesoramiento allí. El Salvador también ha hecho algunos progresos. Se ha construido nuevas cárceles que se encuentran entre los mejores de la región, dice Amado de Andrés, un funcionario de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. Se movía de un escrito a un sistema oral de justicia en 1998, lo que acelera los juicios y reducir el número de presos preventivos. (México es la adopción de un sistema similar.) En Honduras el señor Guzmán dice que el sistema penitenciario está cambiando su enfoque a ser “no sólo represivo sino preventivo”, con más énfasis en la educación, la salud y encontrar trabajo. Una nueva ley de control de las transferencias de las cárceles del Ministerio de Seguridad del Ministerio del Interior, un movimiento apoyado por el nacional de derechos humanos de comisión. Nuevas cárceles se están construyendo, en parte con dinero incautado a los narcotraficantes.

Venezuela ha prometido reformas, pero aún no logrado mucho. La Constitución de 1999 ordenó la contratación de personal penitenciario profesional. Pero sólo un puñado de los 1.400 graduados de un instituto de capacitación para el personal penitenciario pionero tienen trabajo en un sistema todavía dominado por las fuerzas de seguridad, de acuerdo con grupos de derechos humanos. El instituto se ha fusionado con una universidad nueva policía. Después de los disturbios de El Rodeo, el gobierno creó un nuevo ministerio de prisiones y dice que ocho nuevas cárceles estará listo en marzo de 2013.

En Chile, tras el incendio de San Miguel, el gobierno conservador anunció un barrido de prisión plan de reforma, para mejorar las condiciones, la construcción de cuatro nuevas cárceles (a un costo de US $ 410 millones), reclutar a más 5.000 funcionarios de prisiones, separar a los presos por la gravedad de su delito, y la demanda de prisión corte exigiendo más delincuentes que hacer servicio comunitario. El objetivo es reducir el hacinamiento, del 60% al 15% en 2014. Un anterior gobierno de centro izquierda se volvió hacia el sector privado para generar y ejecutar siete nuevas cárceles. Pero las nuevas cárceles serán estatales.

incarceration_2012_5_11_3

Semillas de esperanza

Brasil también tiene algunas “pequeñas semillas de esperanza”, dice el padre do Nascimento: pocos jueces progresistas están usando su poder para solicitar el servicio de la comunidad en la cárcel. El Consejo Nacional de Justicia, una rama del poder judicial, ha examinado los casos de 300.000 prisioneros en los últimos dos años, la liberación de los cuales 22.600 se encuentran que no debería haber estado en la cárcel. El poder del gobierno federal para mejorar las condiciones de las cárceles es limitado, dice Augusto Rossini, un alto funcionario del Ministerio de Justicia: se trata de jueces que pasan frases y estados que se ejecutan las prisiones.

Pero el gobierno está tratando de hacer lo que puede. Las cuatro unidades de alta seguridad federales que ha construido desde 2004 para tomar líderes de la banda han ayudado a los estados a administrar sus prisiones, y reducir el número de revueltas carcelarias en un 70%, el señor Rossini dice. Se está construyendo una quinta parte. En los próximos dos años será pasar de 1 mil millones de reales (500 millones de dólares) en asistencia sanitaria en las prisiones, y está trabajando en la digitalización de registros de la prisión. El año pasado un decreto federal prohibió la detención preventiva por primera vez los delincuentes acusados ​​de delitos menores, el Congreso ha aprobado una ley que los presos un día libre a sus oraciones por cada 12 horas de estudio o de trabajo.

Una nueva visita a Romeu Gonçalves de prisión Abrantes por los miembros del consejo de Paraíba ocho días después de que fueron detenidos ilegalmente encontrado la prisión era más limpia y los internos vestidos decentemente y con acceso a las instalaciones de lavado. El progreso vendrá de esas pequeñas victorias, así como las reformas al por mayor. Cuanto más pronto el público se da cuenta de que las cárceles decentes  deben reducir el crimen y no premiar, mejor tanto para los presos como para los otros latinoamericanos.

 

* Resumido y traducido de “The Economist” por CTsT (Dic.2012)

Read Full Post »

El comisionado parlamentario Álvaro Garcé denunció la existencia de un sistema de “prostitución ilegal” que opera dentro de las cárceles Comcar y Canelones, donde los presos pagan deudas de drogas obligando a sus familiares a prostituirse.

267148

 

Según el ombudsman carcelario, ese fenómeno ocurre en boxes o carpas precarias realizadas con frazadas o nylon y funciona en los mismos horarios y espacios que los utilizados para las visitas familiares.

“En algunos casos hemos sabido que niños circulan alrededor de esas carpas provisorias. Las propias familias intentan alejarlos. Pero es una situación instalada y absolutamente inconveniente para todos. No se puede frenar ese fenómeno”, expresó el comisionado parlamentario a El País.

Tras advertir que el sistema de visitas conyugales reglamentado y lícito fue instalado para disminuir la violencia sexual en las cárceles, Garcé dijo que, en la práctica, “este ha sido acompañado de un sistema ilegal que se desarrolló en los últimos tiempos vinculado al hacinamiento y sobrepoblación”.

También señaló que a esos boxes precarios “van prostitutas. Se trata de una especie de prostitución informal. A veces, de esa manera, se pagan deudas generadas por consumo de drogas”, explicó.

Reconoció que los comandos de algunos establecimientos trataron de establecer la legalidad y el orden procurando desestimular el uso de esta práctica “irregular”.

Otro de los problemas constatados por Garcé es que reclusos, mediante amenazas, terminan manteniendo relaciones íntimas con las esposas de otros internos en esos boxes precarios. “En algunos casos, hay personas que están endeudas. Eso implica un riesgo cierto de vida y de agresión. Uno de los mecanismos para obtener dinero es la prostitución del familiar. Puede ser la pareja o la hermana. Mediante ese mecanismo se cancelan o disminuyen esas deudas”, sostuvo.

VIOLACIONES. Garcé señaló que las violaciones de los recién llegados a las cárceles no ocurre en el 100% de los casos.

“Sí diría que es una práctica extendida y habitual aunque lo señalo con precaución: se trata de una cifra oculta. Son muy pocos los que se animan a denunciar por el código de silencio que es anexo a toda esta violencia”, expresó.

Agregó que los reclusos que se resistan a las violaciones o las denuncien, corren luego riesgo de vida o de ser sancionados por sus pares. “Creo que las garantías que se les da por parte del sistema penitenciario son endebles y escasas. Una vez que hablan, a las víctimas les espera un aislamiento. Y si este es prolongado puede llegar a constituir un trato o pena cruel, inhumana y degradante”, dijo.

Según Garcé, la falta de seguridad para los denunciantes es una “materia pendiente” del Instituto Nacional de Rehabilitación y recordó que los internos protegidos por presentar denuncias de violaciones o corrupción perdieron sus derechos de estudiar o trabajar por ser incluidos en un régimen de aislamiento.

El comisionado parlamentario dijo que los denunciantes que se presentaron ante la Justicia o denunciaron en la Oficina del Comisionado Parlamentario rondan la decena de casos por violaciones o extorsiones. “Tengo la sensación de que esto es una mínima parte visible de un fenómeno que es mucho más general y extendido”, dijo.

Para Garcé, la violencia sexual es una forma de agresión que se da como una ceremonia inicial o de recibimiento a muchos privados de libertad

Advirtió que la violación ya no esta relacionado con que hayan sido o no autores de delitos sexuales, sino que la práctica del abuso sexual es una forma de imponer el terror. “Se pretende quebrar la voluntad de la víctima, apropiarse de su cuerpo y, por vía de consecuencia, apropiarse de los pocos bienes que esta posee en un contexto de escasez y miseria”, afirmó.

En las cárceles esa estrategia utilizada por los presos se le denomina “peaje”. Según Garcé, este mecanismo delictivo “se ha establecido o institucionalizado en los últimos años”.

* EDUARDO BARRENECHE, El País Digital

Read Full Post »

Tipos de delitos o crimenes en mundo actual

Una de las cosas que debo hacer en este blog policial es definir mi base de datos, en general, para que se pueda entender donde se ubican los diversos artículos que escribo, publico o comparto en este blog.

Como ya lo explique anteriormente mi intención es la de compartir algunas noticias policiales las cuales son interesantes de compartir, por su frecuencia, actualidad o porque están muy cerca a mi experiencia de vida.

Generalmente las noticias las trato de documentar en forma resumida o didáctica, por fotos, ilustraciones o detalles, mucho mayores que el que dan los periódicos, noticieros o revistas que tratan las noticias policiales diariamente.

Asimismo todos estos temas los trato de hacer como las piezas de un rompecabezas el cual una vez completo ira a formar parte de un conjunto de hechos humanos, junto con los otros temas que van en mis otros blogs y me permitirá completar un proyecto personal que empece el 2007.

Respecto a mi base de datos personal, de fuentes confiables, publicas o personales, es tan numerosa que solo puedo compartir una pequeña parte, debido a razones de fuerza mayor; sin embargo trato de que sea una muestra representativa de los mejores casos policiales que pueda ver.

El indice general de los tipos de delitos o crímenes tratados en este blog son:

 

  1. Acoso o Abuso sexual: Abuso o tortura domesticas, Abuso sexual de niños, Acoso sexual laboral, los manoseos públicos y los acosadores sexuales diversos (generalmente hombres contra mujeres)

  1. Prostitución o Trata de personas: Trafico humano y mafias internacionales, familias que prostituyen a sus propios hijos y pornografía o prostitución diversa.

 

  1. Violaciones sexuales: Violaciones en USA y el resto del mundo, Turismo sexual, Violaciones de sacerdotes, policías o militares, violaciones en cárceles o callejeras y mujeres que perdonaron a sus violadores.

  1. Asesinatos diversos: Asesinatos de niños, Mujeres, familias,…a nivel mundial. Asesinatos por robos o drogas. Asesinatos en serie o masacres. Asesinatos por odio o racial. Asesinatos por pandilleros o mafias delincuenciales. Asesinatos de personas publicas, etc.

  1. Ciencia Forense, FBI o criminalistica: Ciencia forense, Criminalistica o técnica policial y casos reales del FBI.

  1. Suicidios diversos: Suicidios por dinero, por Amor, por burlas o insultos (bullying), por drogas, etc.

  1. Animales asesinos: Tigres, perros, cocodrilos, coyotes, chimpancé, elefante, orca, etc.

 

  1. Muerte o Abuso de animales: Ardillas, perros, gatos, toros, elefantes, etc.

 

  1. Asaltos o robos diversos: Bancos, joyerías, delitos informáticos, casos curiosos (hija de millonario…), etc.

 

  1. Carceles, Presos, Historias: Cárceles en USA y el resto del mundo. Curiosidades carcelarias, pena de muerte y presos inocentes.

 

  1. Drogas, mafias o pandillas: En todos los países del mundo actual.

  1. Estafas, infidelidad o corrupción: Corrupción a todo nivel, estafas diversas (reportar delitos falsos) e infidelidades de todo tipo.

 

  1. Secuestros, desapariciones o chantajes: Personas o familias desaparecidas, piratas, secuestrados en avión, bus, etc.

  1. Curiosidades policiales: Primera mujer policía  cámaras de vigilancia , estadísticas criminales, sueldos de policías  GPS para autos, multas e infracciones, huelgas o reclamos policiales, etc.

  1. Terrorismo: Grupos o terroristas ,a nivel mundial, y sus atentados. Esto incluye a radicales independientes que odian a otros seres humanos o locos asesinos, etc.

 

  1. Delitos raros o increibles: Casos históricos (Dingo canibal), ácido contra mujeres, venganza de dentista, necrofilia, potos de cemento, psiquiatra bipolar, etc.

 

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

 

 

 

Read Full Post »

La geografía de la violencia tiene en Centroamérica uno de sus puntos cardinales. El último informe sobre drogas de la ONU la define secamente como la región “más mortífera del mundo”, donde uno de cada 50 hombres morirá asesinado antes de los 31 años. Desentrañar esa frase pasa por una larga historia de pobreza, guerrillas, Estados frágiles, corrupción e impunidad. Pero otra vez la geografía, el hecho de estar situada en el principal canal de tránsito mundial de la droga hacia Estados Unidos —en particular Honduras, Guatemala y El Salvador, el llamado Triángulo del Norte— ha exacerbado esa tensión. Solo en Honduras hubo más asesinatos —6.236— el año pasado que víctimas de la represión en el mismo periodo de tiempo en Siria, inmersa en una guerra civil. El motín en la cárcel hondureña de Comayagua la pasada semana, que ha causado cerca de 400 muertos, hunde sus raíces en este panorama social de extrema violencia.

La situación ha llegado hasta tal punto que la semana pasada, el presidente de Guatemala, Otto Pérez, desenterró el debate de la legalización del narcotráfico para frenar la sangría.

El Gobierno hondureño pidió el 1 de febrero “ayuda internacional” para combatir la delincuencia. El congreso aprobó un decreto para depurar la policía, la fiscalía y el Poder Judicial con la asesoría de expertos extranjeros. Los ministros de Seguridad y Defensa de El Salvador, Honduras y Guatemala se reunieron el viernes pasado para coordinar esfuerzos.

En Honduras hay 82 homicidios 

por 100.000 habitantes.

En Madrid hay uno

Mientras se libra la batalla, en Honduras se producen 82 homicidios por cada 100.000 habitantes al año. En Madrid es de 1 por cada 100.000. Incluso en el violento y vecino México, son 18. “Es común ver asesinatos en la calle”, dice Omar Rivera, director del Grupo Sociedad Civil de Tegucigalpa. “Estás expuesto a que un tiroteo te alcance a ti o a tu familia, no sabes a quién recurrir. Un día común para un hondureño implica evitar la muerte”.

“Es común ver asesinatos en la calle”,

afirma el director de una ONG

Este magma violento, que llega de diferentes actores (maras o pandillas juveniles violentas, delincuencia común, narcotráfico, pobreza), se ha ido filtrando en la vida cotidiana de las familias. “Uno cree que por no estar involucrado con el crimen está seguro”, cuenta por teléfono Julieta Castellanos, rectora de la Universidad Nacional de Honduras (UNAH), “pero hay muchos casos como el mío”. A su hijo de 22 años lo acribillaron a balazos en octubre en Tegucigalpa cuando volvía de una fiesta en el coche de su madre. Iba con un amigo que también murió asesinado. Los sospechosos son policías. Todo el proceso de investigación ha estado plagado de obstáculos. “Desde el primer día, la policía no ha colaborado, ha destruido pruebas, ha amenazado a los fiscales… hubo cuatro arrestados con un proceso administrativo, confesaron, pero les dieron un permiso de fin de semana y están en fuga. Solo uno se ha entregado”, cuenta Castellanos.

En Honduras y El Salvador las violentas maras han llegado a una relación simbiótica con el narco. “Las maras sirven como mano de obra barata para el uso de la violencia al servicio de los grandes traficantes y de personas que contratan sus servicios como sicarios”, explica José Miguel Cruz, experto salvadoreño en maras de la Universidad Internacional de la Florida en Miami. Además, “cobran en droga, y la distribuyen, lo que ha provocado el aumento del consumo local”.

En Guatemala, que todavía lucha por superar las secuelas de una brutal y dilatada guerra civil (1960-1996), la llegada del narcotráfico erosiona aún más las ya de por sí débiles instituciones del Estado. La violencia preexistente se multiplica. Con una tasa de homicidios de 41 por cada 100.000 habitantes, otro tipo de delitos acrecienta la sensación de inseguridad. Los delincuentes amenazan por teléfono a sus víctimas con hacer “lo que ya saben” si no les pagan. El ministerio público guatemalteco recibió más de 800 denuncias mensuales por extorsiones telefónicas en 2011. Y el fenómeno se extiende por la región. El Gobierno salvadoreño registró casi más de 3.000 casos similares el año pasado. Es común que pequeñas tiendas de barrio reciban la visita de pandilleros que exigen dinero a cambio de permiso para trabajar. En Honduras, Rivera afirma que la población tiene un “sentimiento de indefensión” ante las autoridades. “El ciudadano sabe que jueces, fiscales y la policía están directa o indirectamente coludidos [en connivencia] con los criminales. La gente les teme”.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) es un organismo creado por la ONU para apoyar la investigación de aparatos de seguridad clandestinos que trabajan con el apoyo (directo o indirecto) del Estado. Opera como una fiscalía internacional bajo las leyes guatemaltecas. Para explicar las dificultades de las instituciones en encarar la violencia, el comisionado, Francisco Dall’Anese Ruiz, cuenta esto: “En Guatemala se pagan muy pocos impuestos, no hay dinero para nada. Los salarios de los policías son muy bajos. En muchos casos, la policía estaba implicada en el crimen”. O esto: “Hay zonas muy difíciles de controlar frente al narco, como Petén, fronteriza con México y muy grande. El representante de la Alta Comisionada de Derechos Humanos en Guatemala fue a hacer una visita el año pasado a esa región. Unos narcos le pararon y le pidieron que se identificara para decidir si le dejaban entrar”.

Junto a Petén, hay otras dos regiones que constituyen puntos estratégicos en el viaje de la droga hacia EE UU. Atlántida (en Mosquitia, Honduras) y Sonsonate (costa pacífica de El Salvador). Los tres enclaves registran niveles de asesinatos que superan el ya alto promedio regional.

Pese a la negrura del panorama, hay espacio para el moderado optimismo. Dall’Anese asegura que en 2011, en Guatemala, “el número de homicidios no ha aumentado, se ha mantenido. No es consolador, pero es un avance”. Cita como ejemplos que “el ministerio público ha actuado con mayor rapidez y ha logrado más arrestos y la Fiscalía General del Estado ha ejercido un liderazgo clave”. El mayor reto es desterrar la impunidad: en 2010, en Guatemala, hubo solo 3,5 condenas por cada 100 homicidios.

 

 / , Madrid, 19 febrero del 2012

Read Full Post »

El Colectivo de Mujeres Diana Morán repudia enérgicamente la criminal represión que desatará el gobierno de Ricardo Martinelli contra la población Ngäbe Buglé, que lucha por el cumplimiento de los acuerdos del 2011 referente a la exclusión de la actividad minera e hidroeléctrica dentro de la Comarca y áreas anexas.

Panamá: Mujeres Ngäbes sobre represión y abuso sexual de la Policía

Como es sabido hasta la fecha la represión deja como saldo tres muertos, cientos de heridos, detenidos y desaparecidos.

A ello hay que sumarle el hecho que la participación de las mujeres las convirtió en blanco de violencia de género por parte del Estado, dentro de un marco de violencia sexual y tortura sexualizada, violencia física y psicológica.

Las compañeras Ngäbe Buglé han sido víctimas de agresiones verbales y físicas que se suceden sin cesar desde el momento mismo en que fueron detenidas, tras los enfrentamientos.

Además, las mujeres han señalado en diversos medios de comunicación social que temen represalias contra ellas y sus familias, con lo cual se vive un nefasto proceso de re victimización de las mujeres y niñas sometidas a la prepotencia de la autoridad.

Los excesos de los antimotines y el Senafront en el testimonio de mujeres Ngäbes Buglé dan cuenta de la flagrante violación a los derechos humanos cometido por el gobierno de Martinelli. 

Violación sexual, golpes, manoseo y amenazas

Estos hechos revelan una clara violación de la obligación del Estado de prevenir y sancionar la violencia contra la mujer, relacionada con la Convención de “Belém do Pará”. Frente a ello, cabe preguntarse ¿Que dicen las autoridades gubernamentales que deben velar por el cumplimiento de leyes nacionales y convenios internacionales contra la violencia hacia la mujer? Su silencio los hace cómplices de estos atropellos. ¿Qué decir de la Diputada Marisin Vallarino?

Estas vivencias de horror, que han tenido que vivir mujeres Ngäbe Buglé, que luchan por su derecho a la vida digna, negada por el gobierno y sectores de poder económico con fuertes intereses mineros e hidroeléctricos, nos llevan a exigir que se realice una investigación imparcial que permita encarcelar a los responsables materiales e intelectuales de estos crímenes.

Condenamos el accionar de Gustavo Pérez, quién no solo lanzo la más salvaje represión contra la población indígena por parte de la Policía Nacional, sino que ha tenido el descaro de pedir aplausos para estos abusadores.

Justicia para las Mujeres Ngäbes Buglé Abusadas y Maltratadas por la Policía Cárcel para los Criminales

Basta de Violencia Institucionalizada contra las Mujeres

(*) Colectivo de Mujeres Diana Morán
Panamá, 16 de febrero de 2012. 

**********************************************************************************************************************************************************

Panamá: Valiente denuncia de Mujeres Ngäbes sobre represión y abuso sexual por parte de la Policía

 la participación de las mujeres las convirtió en blanco de violencia de género por parte del Estado, dentro de un marco de violencia sexual y tortura sexualizada, violencia física y psicológica.”

17 de febrero de 2012.-Las mujeres exigieron la destitución y castigo de José Raúl Mulino y Gustavo Pérez, responsables, junto a Ricardo Martinelli, de la masacre contra el Pueblo Ngäbe Buklé que incluyó violaciones de menores, abuso sexual y agresión contra menores.

A continuación el comunicado del Colectivo de Mujeres Diana Morán:

COLECTIVO DE MUJERES DIANA MORÁN

El Colectivo de Mujeres Diana Morán repudia enérgicamente la criminal represión que desatará el gobierno de Ricardo Martinelli contra la población Ngäbe Buglé, que lucha por el cumplimiento de los acuerdos del 2011 referente a la exclusión de la actividad minera e hidroeléctrica dentro de la Comarca y áreas anexas.

Como es sabido hasta la fecha la represión deja como saldo tres muertos, cientos de heridos, detenidos y desaparecidos.

A ello hay que sumarle el hecho que la participación de las mujeres las convirtió en blanco de violencia de género por parte del Estado, dentro de un marco de violencia sexual y tortura sexualizada, violencia física y psicológica.

Las compañeras Ngäbe Buglé han sido víctimas de agresiones verbales y físicas que se suceden sin cesar desde el momento mismo en que fueron detenidas, tras los enfrentamientos.

Además, las mujeres han señalado en diversos medios de comunicación social que temen represalias contra ellas y sus familias, con lo cual se vive un nefasto proceso de re victimización de las mujeres y niñas sometidas a la prepotencia de la autoridad.

Los excesos de los antimotines y el Senafront en el testimonio de mujeres Ngäbes Buglé dan cuenta de la flagrante violación a los derechos humanos cometido por el gobierno de

Martinelli. Violación sexual, golpes, manoseo y amenazas.

Estos hechos revelan una clara violación de la obligación del Estado de prevenir y sancionar la violencia contra la mujer, relacionada con la Convención de “Belém do Pará”. Frente a ello, cabe preguntarse ¿Que dicen las autoridades gubernamentales que deben velar por el cumplimiento de leyes nacionales y convenios internacionales contra la violencia hacia la mujer? Su silencio los hace cómplices de estos atropellos. ¿Qué decir de la Diputada Marisin Vallarino?

Estas vivencias de horror, que han tenido que vivir mujeres Ngäbe Buglé, que luchan por su derecho a la vida digna, negada por el gobierno y sectores de poder económico con fuertes intereses mineros e hidroeléctricos, nos llevan a exigir que se realice una investigación imparcial que permita encarcelar a los responsables materiales e intelectuales de estos crímenes.

Condenamos el accionar de Gustavo Pérez, quién no solo lanzo la más salvaje represión contra la población indígena por parte de la Policía Nacional, sino que ha tenido el descaro de pedir aplausos para estos abusadores.

Justicia para las Mujeres Ngäbes Buglé Abusadas y Maltratadas por la Policía Cárcel para los Criminales

Basta de Violencia Institucionalizada contra las Mujeres

Panamá, 16 de febrero de 2012.

Read Full Post »

Estando en las primeras horas de este nuevo año 2010, quiero recordar algunos de los casos más controversiales, misteriosos o sanguinarios que quedaron el año pasado.


(Anthony Sowell , violador y asesino de al menos 11 mujeres)

Como lo he dicho anteriormente, razones de fuerza mayor me impidieron su oportuna publicación; sin embargo la información esta archivada y oportunamente se irán publicando, luego de hacer el procesamiento adecuado.


(Philip Markoff, 22, estudiante asesino)

El año 2009 ha sido un año donde el crimen organizado, los pandilleros, los narcotraficantes, los asesinatos inexplicables, las grandes estafas, etc. continúan proliferando en algunos países del mundo. Incluso en países desarrollados, con gran cantidad de policías, con buenos sueldos, beneficios y muy bien equipados. No pueden erradicar de manera contundente a los criminales en todas sus facetas.

¿Porque?

Creo que el analizar profundamente las respuestas y sus factibles soluciones harán que nuestros países sean mas pacíficos con muy poco porcentaje de crímenes, y nuestras familias y demás personas podrán vivir y trabajar en paz.


(El asesinato de Byrd (66) y Melanie Billings (43) por parte de trabajadores caucasicos en su casa en Florida. Ellos tenian 17 hijos. 4 propios y 13 adoptados)

Hay varias soluciones que están fuera del alcance de las personas y familias comunes; excepto, aquellas familias que en forma irresponsable tienen hijos o los abandonan y, algunos de aquellos hijos, pueden terminar en manos de pandilleros o se pueden dedicar a llevar una vida basada en el crimen.

Sobre este tema hablare mas en este nuevo año; pues me parece que aquí esta la clave en la solución efectiva de los casos policiales que acechan o afectan al mundo actualmente.
Busquemos soluciones reales y efectivas, más que seamos meros protagonistas, testigos o reclamones, sin efectuar alguna acción de nuestra parte.

(En Mexico el crimen organizado y el narcotrafico parece incontenible)

Es una realidad mundial que existen personas que viven dentro de un mundo oscuro, que puede estar limitado desde la locura asesina hasta el odio irracional, y por eso para ellos es muy fácil, hasta natural, dedicarse al crimen, asesinato o abuso de otras personas de su entorno.

Para contrarrestar a estas personas es necesario tener una fuerza policial profesional, que neutralice sus malas acciones y ayude prevenir futuros crímenes o delitos.

Para esto último es fundamental prevenir sus causas iniciales, las cuales, en muchos casos, se origina en la formación de familias irresponsables, viciosas o con notorios problemas mentales.

Lo cual , lamentablemente, hace que sus hijos continúen las malas tradiciones familiares de vicios, crímenes o los  traumas o abusos infantiles , cuando crecen, desencadenan en hacer lo mismo a otras personas de su entorno, siguiendo una cadena maligna interminable y creciente, que se mantiene a través del tiempo.

Salvo que alguien. Alguien con poder político pueda tomar una decisión radical de combatir esto con criterio preventivo y no tratar de condenar, solamente, cuando los crímenes o el daño ya se hizo a otra persona.


(Fui testigo presencial de este tragico accidente, con 2 muertos de este carro, el cual choco contra un camion. Ambos autos querian ganar la luz roja o ambar)

Por ejemplo si tomamos de ejemplo a USA, quienes tienen la policía más numerosa, organizada, con muy buenos sueldos y muy bien equipada del mundo; sin embargo no pueden terminar significativamente con su delincuencia o delitos diversos que se mantienen constantes a través del tiempo.

En mi opinión personal es que ellos son una policía controladora de los exteriores de las calles o lugares públicos y actúan rápidamente cuando ocurrieron los crímenes; pero no trabajan en la prevención familiar de los delitos domésticos que son los que abundan y son muy numerosos en USA, debido, entre otras causas, por la falta de valores o irresponsabilidad de las jóvenes parejas o familias, muy mal formadas, y que comienzan a engendrar hijos de una forma temeraria, y como consecuencia, y al cabo de unos años aquellos niños entran al mundo de la violencia, vicios, crímenes que hoy vemos.

Considerando algunos detalles sobre los accidentes automovilísticos en USA podemos ver que sus 3 principales causas de dichos accidentes son:
1) No Improper driving stated = Lo que quiere decir que estaban conduciendo bajo la influencia del alcohol o drogas.
2) No obedecer las señales de transito como el Stop, Yield o el mantener el sentido correcto del transito.
3) Speed too fast or unsafe = Conducir a velocidad excesiva o hacer maniobras indebidas.

Si consideramos la causa de muerte de los norteamericanos veremos que los accidentes automovilísticos o afines están en quinto lugar según se muestra en el siguiente cuadro:
1) Enfermedades del corazón
2) Cáncer
3) Derrame cerebral (Stroke)
4) Enfermedades respiratorias
5) Accidentes

En cuanto al uso del alcohol y drogas es un tema que todavía NO logra controlar debidamente la policía en USA. Incluso es conocido el amplio consumo de estas drogas en colegios, con estudiantes desde octavo grado.

En cuanto a las drogas, las cuales sabemos es un tema complejo pues son conexiones internacionales de narcotraficantes que se encargan de conseguirles las drogas que a muchos norteamericanos les gusta y consumen habitualmente.
Aquí tenemos que las mas consumidas, incluso desde las tempranas edades escolares, a la mariguana / Hashish, las anfetaminas (Methamphetamine, Crystal Meth., Barbituricos, Methaqualone, etc). También están los alucinógenos (LSD, PCP, Ecstasy), la cocaína (Crack), la heroína y los tranquilizantes que se venden legalmente en todas las farmacias.

Ah me olvidaba, los esteroides que son tan populares en sus famosos beisbolistas que usan para sacar musculatura y tener mas fuerza en golpear sus bates de béisbol.

Como ven si vemos las bases internas de algunas familias en USA, veremos que su futuro es aterrador y todavía no se hacen las medidas preventivas oportunas.

Algunas dicen que eso no lo hacen pues no es rentable y demanda mucho trabajo. Más fácil y muy rentable es cobrar multas o ticket de transito.

Otros dicen que eso es simplemente porque la mayoría de
Las personas, en USA y en otros países del mundo, siguen la corriente de vida materialista, es decir, mientras yo tenga dinero o me sienta bien, el resto de personas en mi país o en el resto del mundo no me importan.

Ahora nuevamente, y a pesar de todo lo malo que pueda tener este mundo, sigo luchando y apostando porque la mayoría de las personas del mundo despierten, sean conscientes de la realidad de la vida y tomen las acciones positivas y pertinentes según cada caso. Asi el mundo sera mejor, al menos, un poco mejor. Por tanto eso depende de nosotros…Despertemos Ya y no esperemos tener algun acto criminal en nuestra propia casa  o familia…

Ojala que ese deseo se pueda realizar este año 2010.

Hasta siempre.
Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

Read Full Post »

Feliz Navidad 2009 a todos mis amigos blogueros. Les deseo felicidades personales y familiares a cada uno de ustedes.
A pesar de haber querido escribir mejores noticias policiales internacionales, donde no se observen tantas atrocidades humanas, donde grupos de corruptos o asesinos mafiosos, tratan de dominar amplios sectores de países como México, donde el crimen organizado ha llegado a niveles increíbles.

También podemos observar en otros países de nuestro continente, como Colombia, donde cobardes grupos de asesinos guerrilleros tratan de imponer sus anticuadas y malignas formas de gobernar un país y acabar con la corrupción, según hablan en su predica falsa. El secuestrar y asesinar a gente inocente los descalifica totalmente y ya es hora de que todos los colombianos actúen de manera firme y decidida contra esos cobardes asesinos. Creo que lo que se esta haciendo o se hizo en Brasil y en Perú, para derrotar a esos seudos guerrilleros o pandilleros asesinos del crimen organizado, es algo, para mi, justificable.

Es como actuar en defensa propia o la otra opción seria seguir a grupos de derechos humanos que se preocupan de los derechos de los asesinos, en sus cómodas, rentables y seguras oficinas de Europa y dejar que te maten, dañen o secuestren a tus familiares o a ti mismo en tu propia casa o país.

Cuando hablo de nuestro continente me refiero a America, donde si vemos un mapa, podemos observar que esto incluye a Sur America, Centro America, Norte America e Islas del caribe. La unica excepcion seria agregar a España, que a pesar de estar en Europa, tiene el origen de muchos hispanos segun podemos ver con algunos familiares y amigos cercanos.

Mi deseo y pequeño aporte, si dejo alguno en este Blog, es apoyar en lograr una real unión y armonía, pacifica y justa, entre todos los países que conforman el continente americano, Y, esto se traduzca en redes policiales efectivas para combatir a las mafias de crimen organizado, narcotráfico, terrorismo, esclavitud sexual, etc.

Bueno ahora el deber me llama y lo dejo aquí, por ahora, hasta dentro de poco tiempo donde publicare otros artículos que ya los tengo casi listos…
Ahora nuevamente, Feliz navidad a todos ustedes amigos blogueros de casos Policiales.

Hasta siempre.
Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

Read Full Post »

La violación carcelaria es un problema que afecta a gran cantidad de hombres, mujeres y jóvenes. Un estudio reciente de cárceles en cuatro estados del Medio Oeste (USA) concluye que aproximadamente…

jan1321.jpg

uno de cada cinco hombres reclusos denunciaron algún incidente sexual bajó presión o forzados en su estancia en la cárcel.

Alrededor de uno de cada diez reclusos hombres informaron que habían sido violados.

La proporción de mujeres, que es más probable que los hombres del personal de la cárcel abusen, varía mucho de una institución a otra.

En una de las instalaciones, 27 por ciento de las mujeres informaron de algún incidente sexual bajo presión o forzado, mientras que en otra, siete por ciento de las mujeres informaron de abuso sexual.

Los jóvenes bajo arresto son también sumamente vulnerables al abuso.

La investigación ha mostrado que es cinco veces más probable que los menores encarcelados con adultos denuncien ser víctimas de ataques sexuales que los jóvenes en centros de detención para menores, y la tasa de suicidios de menores en cárceles de adultos es 7.7 veces superior a la de los centros de detención para menores.

Como los estados procesan a un número cada vez mayor de menores como adultos, el riesgo de abuso sexual aumenta.

El apiñamiento y la falta de personal contribuyen de manera crucial a la violación de presos y los últimos cambios en la política de la justicia penal han exacerbado el problema con el aumento desmesurado de reclusos en cárceles y penales por encima de su capacidad.

En la actualidad, hay más de 2 millones de personas cumpliendo condenas en USA , y 4 millones más pasan por el sistema de justicia penal todos los años.

En 1998, por ejemplo, 11.5 millones de reclusos fueron puestos en libertad de cárceles y penales.

En la actualidad, una de cada 140 personas en EU está entre rejas, la tasa más alta de cualquier país.

Estados Unidos tiene detenidas aproximadamente de 180,000 a 200,000 personas al año en centros migratorios. De las personas detenidas cada año, 5,000 son niños y niñas no acompañados.

Estas personas, muchas de las cuales no están acusadas de ningún delito, son vulnerables al abuso sexual por parte de los agentes que los detienen y otros detenidos.

Provoca graves daños físicos y psicológicos…
Después de un incidente de violación, las víctimas pueden sufrir sangrado vaginal o rectal, partes doloridas y moretones (y mucho más en casos de ataques violentos), insomnio, nausea, shock, incredulidad, alejamiento,rabia, vergüenza, culpa y humillación.

Las consecuencias a largo plazo pueden ser stress post traumático,alteraciones, síndrome de trauma de violación, miedo constante, pesadillas, recuerdos súbitos, odio a sí mismas, abuso de sustancias químicas, angustia, depresión y suicidio.

Las tasas de VIH son de cinco a diez veces superiores dentro de la cárcel que fuera, lo cual hace del sexo a la fuerza -cuando los métodos de prevención son prácticamente inexistentes- una propuesta mortal.

Aunque no existen estadísticas confiables, los reclusos contraen el VIH a través de la violación, un fenómeno que se ha descrito como “una sentencia de muerte sin fallo judicial”.

El ataque sexual entre rejas puede contagiar también otras enfermedades de transmisión sexual, como hepatitis A y B, sífilis y gonorrea.

Además de la posibilidad de exposición a la enfermedad que viven las víctimas de violación, tanto hombres como mujeres, algunas mujeres quedan embarazadas a consecuencia de la mala conducta sexual del personal.

Algunas de estas mujeres han sido sometidas después a una segregación inadecuada y se les han
negado servicios de salud adecuados.

Al final, 95 por ciento de todos los reclusos son puestos en libertad. En su liberación, los hombres presos sobrevivientes de violación llevan consigo heridas emocionales y han aprendido un comportamiento violento que continua el ciclo de daño.

Los sentimientos de rabia se pueden haber reprimido hasta la liberación, y entonces los sobrevivientes pueden empezar un comportamiento violento y antisocial, junto con la afirmación agresiva de su masculinidad hasta llegar a violar a otros.

Muchos sobrevivientes de violación carcelaria se culpan a sí mismos. Los hombres sobrevivientes suelen sentir que han sido despojados de su “masculinidad”. La tendencia de los victimarios a feminizar a sus víctimas y el empleo general de términos equívocos como “violación homosexual” provocan el sentimiento a muchos hombres heterosexuales de que su sexualidad ha sido puesta en duda.

Los sobrevivientes gay pueden llegar a atribuir la culpa de la violación a su orientación sexual.

Apunta a las personas vulnerables…
Las víctimas de violación carcelaria se cuentan normalmente entre los miembros más vulnerables de la población en arresto.

Las víctimas hombres suelen ser jóvenes, no violentos, delincuentes por primera vez que son pequeños, débiles, tímidos, gay o afeminados, e inexpertos en los estilos de la vida en la cárcel.

Los estudios indican que el violador carcelario típico escoge a la víctima en función de “la debilidad e incapacidad de la víctima para defenderse”.

Como piensan que no tienen alternativa, algunos presos consienten en actos sexuales para evitar la violencia.

En otros casos, la violación tumultuaria y otros ataques brutales los han dejado golpeados, sangrando y en algunos cuantos casos, muertos.

Muchas veces, los que pasan por la experiencia quedan marcados como blanco de futuros ataques, y eventualmente se obliga a las víctimas a aceptar la esclavitud sexual a largo plazo para poder sobrevivir. Tratados como si fueran propiedad de los violadores, las víctimas pueden ser forzadas a una servidumbre que incluye arreglos de prostitución con otros presos.

De las mujeres entre rejas, las reclusas jóvenes, enfermas mentales y delincuentes por primera vez son particularmente vulnerables a los ataques sexuales del personal masculino.

Centinelas hombres han violado vaginal, anal y oralmente a presas y han abusado de su autoridad intercambiando bienes y privilegios por sexo.

A los oficiales correccionales muchas veces les está permitido mirar a las reclusas cuando se visten, duchan o van al retrete, y algunos recurren con regularidad a la degradación verbal y el  hostigamiento a las presas.

Las mujeres también denuncian toqueteos y otros abusos sexuales por parte del personal masculino durante los cacheos y registros.

Viola leyes internacionales, nacionales y estatales…
La violación a presos es una infracción del derecho internacional de los derechos humanos que equivale a la definición de la tortura: la imposición intencional de grave dolor o sufrimiento físico o mental con un propósito ilícito, cometida, consentida o aceptada por autoridades públicas.

La violación de personas detenidas ha sido clasificada como tortura por varios organismos internacionales.

Además, EU ha ratificado tratados que prohíben la tortura, la esclavitud y el trato o el castigo cruel, inhumano o degradante.

La Suprema Corte de Justicia de EU ha sostenido que la violación a personas presas es una infracción de la prohibición de castigo cruel e inusual en la Octava Enmienda de la Constitución de los EE.UU.

Todos los cincuenta estados y el Distrito de Columbia penalizan la violación y el ataque sexual, y todos menos cuatro estados tienen estatutos para abordar el abuso sexual de personas reclusas por personal de la prisión.

Pero se ha permitido que continúe.
En suma, la respuesta a la violación de personas presas ha sido indiferente e irresponsable
. Los procedimientos de denuncia, cuando existen, suelen ser ineficaces, y el personal de la cárcel y sus autoridades de gobierno ignoran rutinariamente las quejas de los prisioneros sobre ataques sexuales.

La violación de personas presas ocurre con la mayor facilidad cuando no hay nadie que lo vea o lo oiga, sobre todo en la noche y en zonas escondidas que son difíciles de supervisar.

Los reclusos se quejan de la falta de vigilancia y hasta denuncian que nadie responde a los gritos de auxilio.

El castigo por violar a prisioneros es poco frecuente.

Son pocos los fiscales públicos que se interesan en los delitos contra reclusos y dejan este tipo de problemas al arbitrio de las autoridades carcelarias.

En consecuencia, los violadores de presos raras veces son acusados.

Los miembros del personal que abusan sexualmente de reclusos pocas veces tienen que rendir cuentas y enfrentan sólo sanciones administrativas leves y éstas raras veces.

En realidad, algunas mujeres reclusas han denunciado represalias de los oficiales correccionales contra los que se han presentado denuncias de mala conducta sexual.

La violación de personas presas se ha utilizado a veces como un instrumento para castigar a reclusos por mal comportamiento. Reclusos hombres han testimoniado que fueron encerrados a la fuerza en celdas con conocidos predadores sexuales como una forma de castigo por mala conducta ajena a lo sexual.

Las víctimas potenciales de violación carcelaria son apartadas rutinariamente del resto de los presos en una segregación administrativa (similar al confinamiento solitario) como solución putativa a la violación carcelaria. Esta clase de aislamiento es sumamente difícil de soportar, desalienta la denuncia del abuso y castiga efectivamente a las víctimas.

La violación de personas presas también cuesta cara a los contribuyentes en la modalidad de tasas superiores de reincidencia y re-encarcelamiento, aumento de la violencia, tasas más altas de consumo de sustancias químicas, procesos judiciales impulsados por las víctimas, servicios de salud mental y atención médica, incluido tratamiento de VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

Pero estos altos costos no han logrado que la  mayoría de establecimientos carcelarios pongan en práctica ni siquiera las medidas más básicas para tratar el problema.

*Para más información, ve la página de Internet de Stop Prisoner Rape: http://www.spr.org

Read Full Post »

Un informe de Human Rights Watch de 378 páginas basado en más de tres años de investigación y presentado en el 2001, es el primer estudio nacional de la violación entre presos. En las prisiones y cárceles de Estados Unidos hay unos dos millones de presos.


cadenas_presos.jpg
Las prisiones estatales de Estados Unidos no han adoptado ni siquiera las medidas fundamentales obvias, necesarias para controlar la violación en las prisiones. Joanne Mariner, Subdirectora de la División de las Américas de Human Rights Watch”La violación no es una consecuencia inevitable del encarcelamiento,” dijo Joanne Mariner, subdirectora de la División de las Américas de Human Rights Watch y autora de este informe.

“Pero es una consecuencia predecible si las autoridades penitenciarias hacen muy poco por prevenirla y castigarla.”

Human Rights Watch advirtió que al no aplicar medidas razonables para prevenir y sancionar la violación — y, de hecho, en muchos casos, adoptar medidas que propician la victimización sexual — las autoridades estatales permiten la existencia de este abuso devastador física y psicológicamente. Las conclusiones de la organización se basan en la correspondencia con más de 200 presos repartidos en 34 estados, entrevistas con internos, y una encuesta general de las autoridades correccionales estatales.

Ciertos presos son objeto de explotación sexual en cuanto ingresan en un centro penitenciario: su edad, apariencia, preferencia sexual y otras características los señalan como candidatos para el abuso.

La investigación de Human Rights Watch reveló toda una serie de factores correlacionados con una vulnerabilidad mayor a la violación.

Entre estos se encuentran la juventud, el tamaño pequeño y la debilidad física; el ser blanco, homosexual o haber delinquido por primera vez; la posesión de características “femeninas” tales como cabello largo o una voz aguda; la falta de firmeza, de agresividad y de recursos para sobrevivir en la calle, la timidez, la intelectualidad o la “pasividad;” o el estar condenado por un delito sexual contra un menor.

Esclavitud sexual
En el caso más extremo, Human Rights Watch descubrió que los presos que no pueden escapar de una situación de abuso sexual pueden convertirse en los “esclavos” de sus violadores.

Obligados a satisfacer los apetitos sexuales de otro hombre siempre que le plazca, puede que también estén encargados de lavarle la ropa, darle masajes de espalda, cocinar su comida, limpiar su celda y una serie de tareas. Suelen ser “alquilados” como objetos sexuales, vendidos o incluso subastados a otros presos.

No existen datos nacionales concluyentes sobre el grado de difusión de la violación entre presos en Estados Unidos. Pero la encuesta estadística más reciente, publicada en el Prison Journal, señalaba que el 21 por ciento de los presos en siete prisiones del medio oeste había experimentado al menos un episodio de contacto sexual con presión o forzado desde su ingreso en prisión, y que al menos el 7 por ciento de los presos habían sido violados en sus centros penitenciarios. Y en una encuesta interna del departamento de correccionales de un estado sureño, los funcionarios de primera línea — aquellos encargados de la supervisión directa de los presos — estimaron que una quinta parte de todos los presos estaban siendo coaccionados para participar en actos sexuales entre presos.


Las violaciones pueden ser inimaginablemente despiadadas y brutales,” dijo Mariner. “Los ataques en grupo no son infrecuentes y las víctimas pueden quedar golpeadas, sangrando y, en los casos más extremos, muertas.”

Uno de los casos más trágicos y violentos recogidos en el informe es el de Randy Payne, un joven de 23 años encarcelado en Texas. Una semana después de ingresar en prisión, Payne fue atacado por un grupo de una veintena de presos. Los presos le exigieron sexo y dinero, pero Payne se negó. Le golpearon durante casi dos horas y murió por heridas en la cabeza unos días después.
Las víctimas de violación suelen sufrir un estrés psicológico extremo, una condición identificada como “síndrome traumático de la violación.” Muchos presos víctimas de violación con los que ha mantenido contacto Human Rights Watch dijeron padecer pesadillas, depresión profunda, vergüenza, pérdida de autoestima, odio a sí mismos, y consideraban la posibilidad del suicidio.
“Indiferencia deliberada”

Las autoridades correccionales niegan generalmente que la violación entre presos es un problema grave.

Human Rights Watch encuestó a autoridades penitenciarias de los 50 estados del país sobre la difusión de la violación y el abuso sexual.

En esta encuesta de varios años, ninguno de los estados informó de tasas de abusos próximas ni siquiera ligeramente a las ofrecidas por los investigadores académicos.

Por ejemplo, los funcionarios de prisiones de Nuevo México dijeron, en relación con “el ‘problema’ de la violación y el abuso sexual entre presos” (las comillas internas son suyas), que no tenían “constancia de incidentes durante los últimos años.”

Casi la mitad de los estados no recopilan estadísticas a parte sobre ataques sexuales.

La reticencia de las autoridades a reconocer el problema de la violación entre presos se refleja no sólo en las estadísticas oficiales engañosas, sino también en una respuesta claramente inadecuada a los casos de violación.

“Las prisiones estatales de Estados Unidos no han adoptado ni siquiera las medidas fundamentales obvias, necesarias para controlar la violación en las prisiones,” dijo Mariner.

“Esta indiferencia deliberada ha tenido consecuencias trágicas.”
Un problema principal es la respuesta deficiente-y, en muchos casos, insensible e irresponsable-del personal de los correccionales a las denuncias de violaciones.

Cuando un preso informa a un funcionario de que le han amenazado con violarle o, lo que es peor, que le han atacado, es crucial que su denuncia se investigue y que sea protegido de nuevos abusos.

Sin embargo, Human Rights Watch descubrió que el personal de las prisiones ignora con frecuencia e incluso reacciona con hostilidad frente a las denuncias de violación de los presos.

“Otro factor importante que propicia el problema de violaciones en las prisiones es que el sistema de justicia penal no se ocupa de estos delitos,” dijo Mariner.

“Los responsables de la violación en las prisiones rara vez se enfrentan a cargos penales, ni siquiera cuando la violación viene acompañada de violencia física extrema.”

El caso de M.R., un preso de Texas, es ilustrativo de esta situación. M.R. fue violado violentamente y golpeado varias veces por el mismo preso en un período de varios meses. Por temor a su vida, denunció el abuso a las autoridades penitenciarias, pero no le ofrecieron protección. De hecho, un investigador desestimó el problema calificándolo de “pelea entre amantes.”

Finalmente, un día el violador se presentó en la zona de internamiento del M.R. y volvió a atacarle. El violador golpeó a M.R. con un candado de combinación con tal fuerza que se podía leer el nombre del fabricante (Master) en su frente. M.R. salió de la violación con fractura de cuello, mandíbula, clavícula izquierda y un dedo; dislocación del hombro izquierdo; dos contusiones graves y laceraciones en el cuero cabelludo que le provocaron hemorragia cerebral.

A pesar de la violencia extrema del ataque, y de los intentos de M.R. para presentar cargos, el violador nunca fue procesado penalmente.

Otra consecuencia devastadora de la violación entre presos que se discute en el informe es la trasmisión del virus del VIH. Varios presos con los que está en contacto Human Rights Watch creen haber contraído el VIH, el virus que causa el SIDA, a través del coito forzado en prisión.

En el libro de Human Rights Watch se explica:
· porqué y cómo se produce el abuso sexual entre presos;
· quién lo comete y quiénes son sus víctimas;
· los efectos a largo plazo de la violación en las prisiones, tanto físicos como psicológicos;
· cómo están intentando lidiar con el problema las autoridades penitenciarias; y
· qué reformas han de instituirse para mejorar la prevención de la violación.
“La violación en las prisiones forma parte de la mitología de la vida carcelaria. Pero en realidad, se trata de un abuso devastador a los derechos humanos que puede y debe prevenirse,” dijo Mariner.

En el informe se incluyen amplias recomendaciones a las autoridades federales y estatales, a las que se insta a aumentar sus esfuerzos para tratar esta grave violación a la dignidad humana.

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores

%d personas les gusta esto: